Unión

Unión: la oposición quedó desconforme tras la Asamblea

La Agrupación Glorioso 89 junto a Triunfo Tatengue emitieron una nota dando su opinión respecto a la Asamblea de Unión realizada el pasado miércoles

Viernes 19 de Marzo de 2021

La Agrupación Glorioso 89, que forma parte de la vida política de Unión, en la figura de su presidente, Leonardo Simonutti, conjuntamente con Triunfo Tatengue, que tiene como titular a Carlos Ghisolfi, difundieron este viernes una nota con varios cuestionamientos a la Asamblea realizada el pasado miércoles en el estadio cubierto Ángel Malvicino.

A continuación el texto enviado a UNO Santa Fe:

Pasó una nueva Asamblea en el Club con Luis Spahn presidiéndola. Y nos volvimos a retirar con la misma sensación a “gusto a poco” de las anteriores.

Debemos reconocer que, a diferencia de otras, en esta se nos permitió expresarnos y los directivos se comportaron como corresponde, no transformando a la Asamblea en un bochorno para los socios como la del año anterior.

Pero, lamentablemente el Presidente, su Comisión y su apéndice la Revisora de Cuentas, siguen en la actitud de explicar poco y a último momento, parcializar algunos temas a su conveniencia, ignorar otros y esconder los más importantes, como las acciones que realizarán para cobrar lo que le adeudan a Unión, y fundamentalmente, todo lo referido a la deuda que pretende cobrar el Presidente.

Tampoco vemos coherencia que en esa deuda judicializada, y con claro pedido de la Asamblea de Socios para que no haya retiro de fondos de parte de la familia Spahn hasta que no se muestre la documentación que la respalde, se haya procedido a retirar dinero de las arcas del Club en detrimento del mismo. Habrá que buscar los responsables de esa acción al momento del dictamen de la Justicia.

No creemos en absoluto que ayude a clarificar “la piedra en el zapato” que implica la deuda con Spahn, la actitud de una agrupación “no oficialista”, siempre funcional al Presidente en las decisiones que toman, por lo que sólo consiguen confundir y retrasar los procesos de transparencia en el Club. La postura de boicotear la auditoría (aunque hoy por esas raras cosas de la vida se muestran nuevamente dispuestos a integrar una, a pesar que hace menos de un año renunciaron a la otra); o de cuestionar que no se especifique que los pasivos de la Institución están puestos en duda, pero aprobar igual el balance conformándose con que se ponga en el acta de asamblea, van en ese sentido. Tal vez tenga que ver con que varios de sus mayores exponentes han sido parte de la gestión Spahn y de sus desaciertos, y nunca han hecho un reconocimiento sincero de cuáles han sido sus responsabilidades en ella, por acción u omisión.

No queremos dejar pasar por alto la afirmación del presidente de que en una de las excepcionales reuniones que ha tenido con las agrupaciones se robaron una carpeta con documentación del Club, algo que nos venimos a enterar casi dos años después. Si eso pasó, y no es otro invento o mentira del Presidente, lo repudiamos porque es un delito. Pero haberlo ocultado es encubrimiento o complicidad. Y eso también es un delito.

Respetamos la voluntad de la Asamblea. Pero no la compartimos. Para muchos, desde hace tiempo, parece que las Asambleas son para apoyar o no a Spahn. Y para nosotros, las Asambleas son para apoyar a Unión, sobre todo en cuanto a la claridad y transparencia que los socios se merecen, en la defensa del patrimonio que es de todos.

Y como no creemos que desde los balances nos estén contando toda la historia, seguiremos buscando la verdad por los caminos que correspondan. Unión es mucho más que una gestión. Es historia. Es pasión. Es buscar consensos desde la información y el respeto al socio. Es lo que nosotros exigimos, queremos y buscamos.

Para conducir a Unión nosotros tenemos lo que le falta a esta conducción, que es sentir orgullo y pasión en rojo y blanco desde la cuna.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario