Judiciales

Terminó en prisión el ladrón que protagonizó una fuga de película en pleno Bulevar

Asaltó una casa de barrio María Selva, se comió una picada y luego robó el auto. Horas después, chocó a una policía y dos vehículos

Miércoles 16 de Enero de 2019

La Justicia provincial le puso fin a un peligroso delincuente que el pasado 10 de enero protagonizó un fuerte asalto a una vivienda de barrio María Selva, junto a otros dos sujetos. Luego sustrajeron un Citroën C3 para darse a una cinematográfica en pleno Bulevar Pellegrini. La misma culminó en barrio Fomento 9 de Julio con el joven esposado y a bordo de un patrullero.

Se trata de Walter Daniel Pereyra (22), oriundo de barrio Santa Rosa de Lima, y sobre quien recayó todo el peso de la ley en la causa que investigó la violenta entradera que tuvo como víctimas a tres mujer y el posterior robo del vehículo. El mismo quedó en prisión preventiva por orden de la jueza penal, Rosana Carrara, luego de una serie de elementos que expuso la fiscal del caso, Lucila Nuzzo, en una audiencia llevada a cabo en los tribunales el pasado lunes.

Pereyra fue detenido unas horas después del robo, luego de una espectacular y cinematográfica persecución que implicó el choque a una camioneta, un automóvil y la colisión a una suboficial de la Brigada Motorizada.  En tanto, los investigadores buscan dar con las otras dos personas que participaron del violento robo en el barrio María Selva.

Madrugada de terror

El caso remonta al 10 de enero, cerca de las 5, cuando tres sujetos ingresaron a una casa, ubicada en Alberdi al 6500, donde se encontraban dos mujeres mayores de edad y una adolescente. A punta de pistola uno de los hampones trasladó a las víctimas hasta una habitación y las encerró.

En un lapso de cuarenta minutos sustrajeron un televisor, una impresora, una notebook, tres teléfonos celulares y tarjetas de crédito y débito. Los elementos fueron cargados en el vehículo que se encontraba en el garage de la vivienda, un C3. Previo a retirarse, abrieron la heladera y se comieron una picada, indicaron en su momento fuentes policiales. 

Horas después, a las 11.30, mientras los pesquisas de la Policía de Investigaciones (PDI) llevaba adelante la investigación del robo, un dato sobre la ubicación del vehículo fue informado a la policía y en la intersección de Ruta 1 y la 168, el C3  fue visto.

Desde allí, se inició una persecución que tuvo su finalización en Bulevar Pellegrini y 25 de Mayo cuando agentes policiales intentaron frenar a Pereyra que iba a bordo del automóvil. El joven no hizo caso y terminó embistiendo a una suboficial de la Brigada Motorizada en pleno escape. La fuga continuó por el centro y en la esquina con calle 4 de Enero se registró un nuevo choque por el que sufrió daños una camioneta Volkswagen Amarok y seguidamente un Peugeot 308 el cual, tras el impacto, activó su airbag.

El escape continuó por 4 de Enero en sentido norte y concluyó cuando el delincuente llegó a Pedro Ferré, en momentos en que agentes policiales, iniciaron los disparos de manera disuasiva. Pereyra terminó detenido mientras que el automóvil quedó en la calzada en estado deplorable.

Un día después, el joven fue imputado por la fiscal Nuzzo por el robo y la violenta fuga que de milagro no se cobró ningún peatón que transitaba la vía pública. 

El lunes, la funcionaria judicial solicitó la medida cautelar y a su vez,  explicó que sus víctimas lo reconocieron como el autor del violento atraco a la vivienda de Alberdi al 6500, situación que terminó siendo clave para la jueza que ordenó su prisión preventiva. 

Prontuario peligroso

No solo el robo y la violenta persecución forman parte del prontuario policial de Pereyra. En este sentido, la fiscal Nuzzo también le atribuyó haber tenido en su poder el 25 de julio del 2017, en Tucumán y Gaboto, una pistola calibre 22 cargada por lo que terminó detenido.

En tanto, los días previos al robo en María Selva, el 23 de diciembre del 2018, el muchacho había sido acusado de haber disparado con un arma de fuego a un hombre que se encontraba parado en la vereda de su casa, en Azopardo al 2300, en barrio Santa Rosa de Lima.

Asimismo, tres días después de aquel incidente, volvió a caer detenido en Pasaje Donnet al 4700, tras escapar a pie de un control policial, cuando efectivos intentaron identificarlo.

¿Te gustó la nota?