El País

"Voy a recibir un país manejado por ladrones de guante blanco"

El candidato a presidente por el Frente de Todos, Alberto Fernández, insistió con la necesidad de un acuerdo "para poner a Argentina de pie"

Domingo 29 de Septiembre de 2019

“Yo no me voy a quejar de la herencia recibida, porque sé que voy a recibir una Argentina que fue manejada por ladrones de guante blanco”, aseguró ayer el candidato a presidente del Frente de Todos, Alberto Fernández, al hablar en un acto que se desarrolló ante un estadio colmado en Salta. Allí llegó en reemplazo de Cristina Fernández de Kirchner que debió viajar a Cuba, donde se encuentra internada su hija Florencia.

Programado para las 18, el acto comenzó cerca de las 20. Tras pedir silencio varias veces ante una disfonía que parecía imponerse por momentos, Fernández realizó su intervención sin medias tintas y en claro tono de campaña. “Vinieron a terminar con el cepo y nos dejan el cepo, vinieron a evitar el default y nos dejan en default, vinieron a terminar con la inflación y la multiplicaron por dos, vinieron a recuperar reservas y nos dejan sin reservas. Esto es lo único que saben hacer, entregar un país a sus amigos para que hagan negocios”, afirmó el candidato.

Fernández llegó a Salta a una semana de las Paso provinciales y en el acto estuvo acompañado por el gobernador de Tucumán, Juan Manzur, y el precandidato a gobernador salteño, Sergio “Oso” Leavy, que fue ovacionado por la multitud que se dio cita en el estadio Delmi.

Darse cuenta

Alberto Fernández habló un par de horas después de que el presidente Mauricio Macri lanzara La Marcha, una suerte de gira política que realizará por 30 ciudades durante 30 días. Lo hizo en la ciudad de Buenos Aires y allí habló de posibles anuncios sobre la situación laboral. Ante eso el candidato del Frente de Todos criticó al mandatario. “Resulta que ahora el Presidente se da cuenta que llegó el tiempo del trabajo cuando sumió en la pobreza a cinco millones de personas”, señaló.

Tras destacar a salteños claves en la historia del país, como Martín de Güemes, y en la cultura, Cuchi Leguizamón, Fernández mostró su enojo respecto a la situación que atraviesa la expresidenta. “Tuvo que viajar 8 mil kilómetros a cuidar a su hija, algo que no se puede creer”, dijo.

Una vez más, llamó a conformar un frente entre distintos sectores de la sociedad, incluso convocó a quienes votaron a Macri y hoy están decepcionados. “Tenemos que ser parte de un acuerdo, todos”, recalcó porque desde ese lugar “todos pondremos a la Argentina de pie”, advirtió.

El clásico canto “Vamos a volver... “ fue una vez más la respuesta a esa convocatoria que Fernández se encargó de reiterar que será inclusiva para los argentinos.

“Vamos a terminar con el hambre en la Argentina. Y no va a ser la decisión de un presidente sino la decisión ética de una sociedad que se planta. Hace cuatro años que este gobierno viene abandonando a los trabajadores, a los jubilados, a las pequeñas empresas. Y eso se va a terminar porque entre la educación pública y los bancos, elijo la educación, al igual que los remedios gratis para los jubilados”, reiteró el candidato tras una idea que ya lanzó en otros actos de campaña.

“Te pido Oso que seas inflexible”, le dijo Fernández al precandidato a gobernador tras leer un cartel que reclamaba “Basta de desmonte”, consigna que repitió en forma reiterada en una clara muestra de apoyo a ese pedido. Los aplausos no se hicieron esperar.

“Basta de desmontes. No a los desmontes. Lo vamos a hacer porque el mundo lo necesita, porque el país lo necesita y Salta también”, bregó Fernández.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario