Colón

Colón, un equipo de mandíbula floja en este arranque de la Superliga

Al cabo de las primeras cuatro fechas, recibió seis goles (le marcaron en todos los partidos) e hizo solo dos, en un dato elocuente de su falta de solidez

Lunes 26 de Agosto de 2019

El promedio de Colón se hace cada vez más flaco y, si bien queda todavía un extenso camino por delante, con la nueva Copa de la Superliga en 2020 que tendrá implicancia en los números finales, el panorama no luce muy alentador. Es encomiable e inédito lo que está haciendo el equipo en la Copa Sudamericana llegando a las semifinales, pero en contrapartida no encuentra la brújula a nivel local.

• LEER MÁS: Pablo Lavallén dirigió el entrenamiento y se resiste a irse

El triunfo ante Gimnasia (LP), rival directo en la lucha por no descender, fue una bocanada de aire fresco y un motivo para salir a flote. Sin embargo, Independiente volvió a desnudar las falencias de esta formación que muestra varios bajones de rendimiento y errores del técnico Pablo Lavallén, que nuevamente está en el ojo de la tormenta.

lavallen.jpg

El margen de error es cada vez menor y por eso la idea es enderezar el rumbo en lo inmediato para empezar a pensar en otra cosa. El tema es que jugando de esta manera será complicadísimo. Uno de los principales factores está en falta de solidez y el escaso poder de gol. Si bien es cierto que se abrió el arco contra Zulia de Venezuela, en Argentina todavía no puede conseguirlo para tener otras aspiraciones.

• LEER MÁS: Colón sueña con repatriar a Germán Conti para la Sudamericana

Al cabo de las cuatro primeras fechas, solo le marcó al Lobo: los tantos de Wilson Morelo para la victoria ante el Lobo. Después, recibió goles en todos los otros: Patronato (1-0), Huracán (2-0); Gimnasia (LP) 2-1; e Independiente (2-0). En conclusión, todavía no pudo terminar con la valla invicta totalizando y ya son seis veces en que el arquero Leonardo Burián tuvo que ir a buscarla dentro del arco.

Colón.jpg

Pero esto viene de antes, ya que la última vez que no le convirtieron fue en la 24ª ante San Martín de San Juan, con quien igualó 0-0 en Santa Fe. Después en la 25ª perdió como visitante ante Gimnasia (LP) 3-2. Esto sin sumarse el cruce contra Tigre en la Copa de la Superliga, donde empató 0-0 en el Brigadier López y posteriormente cayó 3-2 en el José Dellagiovanna.

• LEER MÁS: El video de hinchas de Colón a las piñas en una estación de servicio

Lo coyuntural es que, para sumar, por lo menos deberá ganar en solidez, algo que por ahora el Sabalero no logra. No solo tiene que ver con el presente de los defensores –que sin dudas no es el más auspicioso–, sino también con lo colectivo, ya que los delanteros son los primeros en presionar y el medio en dar equilibrio y contención.

colon.jpg

Colón venía de no dar pie con bola con Esteban Fuertes y luego con Julio Comesaña, pero con Pablo Lavallén la cosa no distó demasiado y, pese al paso del tiempo, pareciera que se pronuncia cada vez más. Como que habría dos equipos en uno: el de la Superliga y el de la Sudamericana que se anima a seguir rompiendo barreras.

• LEER MÁS: Los números negativos de Lavallén como visitante

Pero la gente sabe cómo juega y cuál es la realidad. Todavía hay tiempo para mejorar, pero la urgencia es importante.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario