Comenzó el 26º Festival Internacional de Cine de Mar del Plata

Mar de fondo, alfombra roja y muy buen cine. Ecuación perfecta que cualquier persona, amante del buen cine, firmaría para pasar una inolvidable tarde en la Apertura del Festival más importante de Latinoamérica. Toda la crónica de una excelente jornada.

Domingo 06 de Noviembre de 2011

Marcos Rivas

Enviado Especial de Diario UNO

Sábado 7 de la tarde inició la gala de apertura. Al inicio, la clásica entrada de las estrellas del cine nacional, latinoamericano e internacional sobre la alfombra roja, adorados y saludados por la gente que se agolpaba en los costados de la pasarela para tener un minuto de contacto con sus ídolos; mientras tanto, ambientando la entrada, la Orquesta Sinfónica de Buenos Aires interpretando música de películas de los ’80 (volver al futuro, la guerra de las galaxias, carrozas de fuego, la misión, entre otras). Luego la sala de prensa, un lugar previo al cine, en donde las estrellas brindaron sus opiniones sobre el Festival y el crecimiento del cine argentino en los últimos años.

Ahora sí pasamos a la sala del Teatro Auditórium del Hotel Provincial. Dentro de una austeridad decorativa y de duración que caracteriza hace unos años al festival, la presentación del evento se inició con un sketch humorístico de un grupo teatral marplatense que en no más de diez minutos hicieron descollar de risa a todo el público; finalizando con “A mi manera” de Frank Sinatra en forma muy emotiva.

Luego vinieron los discursos de rigor. Al comienzo, las lógicas palabras de la directora del INCAA, Gabriela Macuzze, quien destacó la importancia de Mar del Plata en la cultura y el turismo, y sorprendió relacionando a la destrucción del ALCA por los países sudamericanos en 2005 con la posibilidad de empezar a filmar quienes somos, de la forma que nosotros queramos. Finalizó Daniel Scioli destacando las políticas de fomento de cine nacional tanto a nivel nacional como provincial.

Ahora sí es tiempo del show, lo que vinimos a hacer a Mar del Plata: ver cine. La apertura del Festival fue con la película del director ruso Víctor Kossakovsky: Viva las antípodas! Previo a la proyección, el director explicó a todos el por qué de este gran guión del film. Excelente película, candidata a ganar el Astor de Oro. Relato de ocho lugares del mundo relacionados en cuatro antípodas (Argentina-China, Chile-Rusia, Hawai-Botswana, España-Nueva Zelanda), logrando un fascinante análisis sobre la naturaleza y condición humana de diferentes latitudes, adoptando una deliciosa fotografía y delicada música, en donde al finalizar se pierden los puntos cardinales conocidos.

De ahora en adelante se viene el batallón de películas de todas las nacionalidades y culturas. Comienzan las reseñas, las recomendaciones, las desilusiones. A mitad de semana la proyección de los Gremlins con conferencia de prensa de su director Joe Dante. Y al final de la semana, las premiaciones.

Así son los festivales. La posibilidad de ver la mayor cantidad de películas posibles en la menor cantidad de tiempo posible. Y a pesar de la frivolidad de la alfombra roja, o de las cámaras, lo importante es que esa calidad de películas sea conocida y llegue a la gente.

¿Te gustó la nota?