Escenario

María O'Donell alimentó la grieta entre Santa Fe y Rosario

La periodista le atribuyó a una ciudad en particular la creación del famoso alfajor santafesino. Las redes sociales dispararon munición gruesa contra la periodista

Viernes 09 de Abril de 2021

Sin quererlo, sin saberlo, “MasterChef Celebrity” sumó una piedra más en el camino de la histórica puja que enfrenta a Santa Fe con la ciudad de Rosario. Si bien sus diferencias históricas han sido políticas, económicas, futbolísticas y hasta de idiosincrasia, los gustos de unos suelen ser opuestos a los de los otros, esta vez, y merced a una equivocación involuntaria, la disputa llegó a la gastronomía.

Ocurrió en la emisión de este jueves del popular reality de cocina que se emite por Telefé cuando los concursantes se enfrentaron al desafío de preparar un postre que entusiasmó al exigente jurado de la competencia. La macana se la mandó María O'Donnell, algo que resultó sorpresivo porque a lo largo de su dilatada carrera ha demostrado ser conocedora de la Argentina profunda.

¿Cuál fue su error?

Uno que indignó, y con razón, a los habitantes de la capital provincial, ya que es un golpe al corazón de su identidad cultural: aseguró que el alfajor santafesino, uno de los productos más deliciosos y codiciados de la pastelería nacional era de origen rosarino. Lo dijo al pasar, acaso por error, pero hirió los sentimientos de los verdaderos creadores de este manjar.

https://api.scraperapi.com/?api_key=1e0f56943452409b556fd540b2fa059c&premium=true&url=https%3A%2F%2Fpublish.twitter.com%2Foembed%3Furl%3Dhttps%3A%2F%2Ftwitter.com%2FMasterChefAR%2Fstatus%2F1380360623750529028

Había llegado el momento de las definiciones y O'Donnell había puesto manos a la obra para preparar su alfajor santafesino. Al presentarlo al jurado recibió la bendición de Donato De Santis y Damián Betular, que elogiaron la preparación. El conductor del programa, Santiago del Moro, también probó el alfajor y mientras lo hacía la periodista deslizó: “¿Rico? Que bueno, puedo volver a Rosario. Viste que la gente de Rosario es brava... hay que volver”.

El comentario disparó la polémica en las redes sociales. Sin demora una legión de usuarios de Twitter, seguramente nacidos y criados en la capital de Santa Fe, orgullosos de su acervo cultural, dispararon dardos envenenados contra la periodista y aprendiz de cocinera. “Alguien que le explique a María O'Donnell, que los alfajores santafesinos no son de Rosario, son de Santa Fe ciudad”, publicó un usuario, mientras otro se sumaba a las criticas: “María O’Donnell cree que los alfajores santafesinos son rosarinos la quiero presa”.

La historia de cómo nació el alfajor santafesino

El alfajor santafesino nació en la capital provincial. Y sus orígenes se remontan a los de la República. En 1853, los constituyentes que llegaron a la ciudad de Santa Fe para elaborar la Constitución Nacional conocieron de primera mano qué era el alfajor, lo incluyeron entre sus preferencias y lo difundieron a lo largo y a lo ancho del la Argentina.

Según cuentan los relatos de la época, Hermenegildo Zuviría, conocido como Merengo, hospedó en la planta alta de su casa a constituyentes. En ese domicilio se fabricaban tapas de alfajores, luego se le sumaba el dulce de leche que preparaban las hermanas Piedrabuena y posteriormente se agregaba un baño de glasé, para conformar la pieza final: el alfajor santafesino.

"Y transcurre ese 1º de mayo, y poco a poco los convencionales, cumplida su misión, se alejan por los caminos fatigosos que ya hicieron, rumbo a sus provincias. Agregan a los equipajes unos alfajores de Merengo para que saboreen las esposas, las hijas, las novias que allá los esperan. Y llevan sin duda algo más: el recuerdo feliz de sus días en Santa Fe y el recuerdo de la hospitalidad afectuosa, cordial y noble de sus hogares", publicó Mateo Booz en "Aleluyas del Brigadier".

La historia del alfajor santafesino se remonta a la llegada de los constituyentes, en el año 1853, cuando Juan María Gutiérrez y José Benjamín Gorostiaga arribaron a la ciudad en carretas sin saber que se irían con algo que años más tarde se convertiría en un rasgo característico de la ciudad. las crónicas de la época dejaron en claro que el alfajor santafesino pasó a ser un símbolo de la ciudad y quedó marcado en el contexto de la Constitución Nacional.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario