Judiciales

Descartan que en la celda de Luis Paz podrían haber ingresado una granada

Luego de conocerse un plan para asesinarlo en Coronda, desde el servicio penitenciario aseguran que en un pabellón de "alto perfil" no puede ingresar "ningún elemento desde el exterior"

Jueves 03 de Enero de 2019

El subsecretario de Anuncios Penitenciarios de Santa Fe, Juan Martínez Saliba, afirmó que un día antes al traslado de Luis Paz a una cárcel federal recibió una "comunicación de que podrían atentar contra la vida del interno".

El funcionario comentó que la nota recibida no daba mayores precisiones sobre cómo podrían atentar contra el padre del "Fantasma" Paz, ni tampoco la existencia de una comunicación telefónica entre un reo de la cárcel de Chaco, con uno de Coronda, organizando el crimen.

Si bien dijo que inmediatamente "se inició el protocolo de resguardo", aclaró que "todas las medidas de seguridad se habían tomado oportunamente".

Durante su alocución, Saliba fue enfático: "El lugar de alojamiento era el adecuado y las medidas de seguridad las adoptamos. Los niveles de seguridad fueron adecuados y más allá del presunto plan, las cuestiones de seguridad del servicio penitenciario fueron las adecuadas.

Consultado sobre si existe la posibilidad de que ingrese a la celda de Paz una granada, el funcionario resaltó: "La celda donde estaba alojado era un pabellón de alto perfil. Ese espacio tiene malla sima a los fines de que no pueda ingresar ningún elemento desde el exterior. No tuvimos ninguna novedad al respecto. No se detectó ningún elemento no permitido, algún explosivo. También se decía que lo querían envenenar. En las cocinas penales tenemos personal que está custodiando a quienes están cocinando para que esto no suceda. Las medidas de seguridad se adoptaron"

"Más allá del plan de atentar contra Paz –insistió Saliba– desde el servicio penitenciario de Santa Fe se adoptaron oportunamente los niveles de seguridad para la custodia de un interno como Paz. Más allá del supuesto plan".

Para el responsable del Servicio Penitenciario, "si fuera tan sencillo llevar a cabo un plan de estos, tendríamos un nivel de incidencia muy alto". En ese sentido, recordó: "No nos olvidemos que hay seis mil internos alojados en la provincia de Santa Fe. El año pasado solo tuvimos dos homicidios dentro de las cárceles".

En relación a si en la cárcel de Coronda pudieron constatar la existencia de una comunicación telefónica entre un interno del penal con uno de Chaco, señaló: "No nos informaron de que había un trabajo de investigación.  Nuestra tarea es custodiar a una persona que ingresa al servicio penitenciario y tener los niveles de seguridad adecuados para que no suceda nada".

"No tuvimos ninguna novedad dentro de la cárcel de Coronda. ¿Por qué? Justamente porque se estableció un protocolo de seguridad, como se hace con todos los internos de alto perfil, para que esto no suceda", afirmó. 

El funcionario aprovechó la oportunidad para recordar que la provincia de Santa Fe alberga a 650 presos federales: "Tenemos un convenio con Nación. Hay 50 cupos para alojar a internos federales. Hoy en día estamos en 650. Es decir, estamos sobrepasados en 600 internos federales".

Es por ese motivo, según aduce Saliba que "al momento del ingreso del señor Paz se pidió el traslado a una cárcel federal". 

"El traslado se debió particularmente porque el señor Paz tenía una causa federal. Todos los internos que tienen causa federal que ingresan al servicio penitenciario de Santa Fe, al momento del ingreso se solicita que sea trasladado a una causa federal",  finalizó.

¿Te gustó la nota?