Judiciales

Dj imputado: "Tiene colgado un sello de culpable en la espalda"

Lo dijo el abogado querellante Romeo Díaz Duarte, quien defiende a las víctimas. Asegura que el acusado busca defenderse a través del Síndrome de Alienación Parental

Viernes 09 de Noviembre de 2018

A partir de declaraciones públicas del DJ imputado –identificado desde el Ministerio Públicode la Acusación como G.A.– por abuso sexual hacia sus hijas donde se muestra como "el perjudicado" al relacionar las denuncias con "despecho" y un "interés económico de parte de la querella", el abogado de las menores, Romeo Díaz Duarte, expresó a UNO Santa Fe: "Es lamentable. Lo que quiere hacer es adjudicar un Síndrome de Alienación Parental, es la patología que describe. Sinceramente decir esas cosas es ser digno de lástima y si ese va a ser el argumento con el que se va a defender lamentablemente pienso que tiene un sello colgado en la espalda de que es culpable. Que diga eso es un reconocimiento desde la culpa".

Asimismo adelantó que hay más personas que se acercaron voluntariamente para declarar  en los próximos días sobre la personalidad del imputado, a favor de las denunciantes. En esta línea, agregó: "Decir que es orquestado por la madre de las niñas es un absurdo, implicaría un confabulación de todos los estamentos que han intervenido. Es burlarse de la gente, de la sociedad, es una falta de respeto a todos los intervinientes que han sido profesionales, a sus hijas inclusive. Es una afrenta tan vergonzosa que con lo que dijo voy a pedir una condena de prisión efectiva"

"El primer paso que dio la señora fue el de ir a la Defensoría del Pueblo. Algo más puro y sano que acercarse ahí... Cayó como una ciudadana común, no tienen contacto ahí dentro. Dijo que tenía un problema con la hija menor, con las hijas en general, pero con la más chica en particular por como estaba. La profesional, que no diré el nombre por una cuestión de prudencia, la entrevista a la nena de 13 años y detecta que hay indicios de que haya sido abusada sexualmente por su padre. ¿Les parece que a eso lo puede armar una madre? ¿Se le puede dar crédito a un tipo que dice semejante barbaridad?", describió.

Y relató: "He tenido casos armados, pero en 48 horas determinamos que se había mentido. Si los he tenido, pero este caso cuando me llegó estaba totalmente avanzado. No es que se generó a través de una denuncia efectuada por nosotros. La mamá tiene un negocio que le va muy bien, no necesita económicamente nada del señor. Si mostrara el legajo de ella se darían cuenta que no está para andar con estas cosas, de salud está muy mal. Por eso me parece mayor la falta de respeto. Padece una enfermedad que es rara, él lo sabe y tiene riesgo de vida latente, es bastante delicado. ¿Les parece que una persona en esas condiciones quiere alcanzar un estado público?".

"Nunca dudé de su culpabilidad pero si dice estas cosas, lo reafirmo. Son manotazos de ahogado. Porque buscando la culpa en las víctimas, es el peor error que puede cometer. Exculpar su responsabilidad penal en sus hijas, demuestra que es culpable. La exposición de lo que dice perjudica a las nenas, es vergonzoso e indignante. Estoy ansioso de llegar a un juicio oral y verlo condenado", remató.

Síndrome de Alienación Parental

El Síndrome de Alienación Parental (SAP) es una supuesta dolencia no avalada por la comunidad científica que intenta argumentar que un progenitor induce a sus hijos o hijas para que rechace al progenitor no conviviente. Según el colegio de psicólogos de Santa Fe, el SAP "se erige en un constructo basado en las propias observaciones personales de su autor –Richard Gardner–, sin ningún tipo de investigación científica, -además de no corresponderse con la metodología científica en medicina-, termina por invalidarse a si mismo en tanto su pretendido estatuto médico y psiquiátrico".

Verónica Quiroga, de la Red Frente Madres Contra el ISAP (Inexistente SAP) y la Violencia Judicial dijo a UNO Santa Fe: "En general cuando hablan los acusados, si se buscan casos similares en distintos medios, lo primero que hacen es negarlo. No vamos a encontrar precedentes de pedófilos que se hayan declarado culpables, ni siquiera estando condenados. Es común, es un relato que tiene que ver con la manera que se manejan al abusar, de mantener el silencio. Aparte juegan con la imagen social que tienen, de la persona amable, del padre de familia, del hombre trabajador. Donde la sociedad evalúa desde ese lado sin conocer la intimidad en que viven las personas. Nadie está en la cama con ellos para saber qué hacen".

"Lo que suele pasar es que, ¿cómo van a justificar que el niño o la niña están mintiendo? Ahí entra en juego la persona denunciante que no necesariamente es la madre, puede ser una abuela, una tía, una vecina. Se la empieza a juzgar de manipuladora, de la que le llena la cabeza, que le lava el cerebro. Con esas palabras se adjudica el recurso del SAP. En todos los casos de pedofilia donde los acusados se expresan siempre son iguales: que hay fines comerciales o económicos, despecho, desequilibrio psicológico, etc. Todas cosas que son una referencia a una mujer "maliciosa", que le quiere hacer daño a la persona que se le denuncia".

Y agregó: "Para los niños o niñas que han sufrido un abuso sexual, aunque no haya sido carnal, es un tiro en la psíquis. Después ver a su abusador que está hablando mal de su mamá o de su abuela lo que puede despertar es terror. No es casual que los menores comiencen a hablar después que se da una separación porque es cuando terminan con la amenaza. Entonces la exposición los afecta muchísimo porque les renueva el temor. Hubo un caso similar de un reconocido deportista santafesino hace poco donde sucedió lo mismo. Se nos hace muy difícil acompañar a los casos de mujeres que después de mucho tiempo se animan a volver a hablar porque en su momento nadie les creyó. El relato de lo vivido que tienen es tan descarnado como cuando escuchás a un niño o niña describir su abuso, no pierde intensidad es el mismo dolor. Es irreparable. Es mucha la necesidad de justicia".

Sobre el espacio que se les da públicamente a los investigados por casos de pedofilia, Quiroga argumentó: "Es muy peligroso porque habilita a que porque son conocidos o famosos puedan manejarse con más impunidad, y los medios ahí son cómplices. Cuando hablamos de la impunidad, también nos referimos a la judicial y social, porque se vuelve algo que es o se cree a uno u a otro y hay una investigación, una imputación, con evidencias, pruebas, una Cámara Gesell. Se termina poniendo en la balanza por un lado a la mujer que denuncia que atraviesa un proceso de presentar pruebas, y del otro a un hombre que dice «yo amo a mis hijas». Es algo que tenemos que reflexionar".

Sobre la Red Frente, Quiroga describió que se trata de una mesa nacional con aproximadamente una 600 personas que vienen trabajando para acompañar a las mujeres que denuncian. "Lamentablemente sigue siendo un tema tabú, más cuando se trata de un progenitor pedófilo. Es absurdo cuando según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), 1 de cada 5 niñas y 1 de cada 13 niños sufren abuso sexual antes de los 18 años", sentenció.

Cabe destacar que en relación al SAP el Colegio de Psicólogos de Santa Fe recuerda que en su artículo 13 la Ley Provincial 9538 prohíbe a los profesionales psicólogos aplicar en la práctica de su profesión, técnicas y procedimientos que no hayan sido previamente experimentados y aprobados en los centros universitarios o científicos del país o del extranjero con prestigio reconocido, como asimismo, usar procedimientos compatibles con la metodología científica que fundamenta el trabajo de la psicología.

¿Te gustó la nota?