Judiciales

Exdirectivo de Naranpol evitó un juicio y tendrá que realizar tareas comunitarias

Estaba acusado de no hacer los aportes sociales de los empleados de la empresa que dirigía entre 2009 y 2010.

Jueves 01 de Noviembre de 2018

Un exdirectivo de la empresa Naranpol –actualmente Cooperativa gestionada por trabajadores– logró evitar ir a un juicio oral y público en el marco de una causa penal que lo tuvo imputado y que se tramitó en el Tribunal Oral Federal de Santa Fe.

Se trata de Carlos Martín Galán, el cual estaba bajo la lupa de la Justicia por no haber realizado los pagos de la seguridad social para los trabajadores de la empresa Productora Alimentaria SA entre el 2009 y 2010.

La causa tuvo su inicio cuando la División Jurídica de la Administración Federal de Ingresos Públicos (Afip) impulsó una denuncia en la Fiscalía Federal Nº 2 de Santa Fe en 2016, mientras se encontraba a cargo del organismo judicial el fiscal Claudio Kishimoto.

A raíz de esa denuncia se produjo una investigación que terminó con Galán como autor penalmente responsable de “haberse apropiado indebidamente de los recursos de la Seguridad Social al haber practicado retenciones al salario de sus dependientes en concepto de aportes previsionales, omitiendo depositarlos dentro de los diez días hábiles administrativos de vencido el plazo de ingreso”.

Los montos denunciados son de los períodos fiscales Nº 12 del 2009 ($373.817,44) y Nº 3 del 2010 ($245.707,83). Ese no aporte, para la Justicia, generó “un perjuicio al fisco dañando el normal desenvolvimiento del Sistema de la Seguridad Social que atiende la cobertura de las contingencias sociales de los trabajadores”.

El caso fue elevado a juicio por el juez federal Nº 2 de Santa Fe, Francisco Miño y a lo largo del mes de octubre se cerró un acuerdo entre la defensa de Galán, a cargo de Néstor Oroño y la Fiscalía General. Dicho acuerdo fue homologado por los jueces camaristas, José María Escobar Cello, María Ivón Vella y Luciano Lauría.

Tareas comunitarias

El acuerdo cerrado entre las partes fijó que Galán deberá reparar el daño ocasionado “mediante la realización de tareas comunitarias”. Las mismas consisten en efectuar compras de alimentos y gestionar donaciones al Centro de Prevención de la Desnutrición y Promoción Humana de la Fundación Regazo - Centro Conin Recreo, ubicada en la Ruta Nacional Nº 11, en el kilómetro 481. En tanto, tendrá que efectuar limpieza del predio y promoción de las actividades.

Las tareas, según indicó la resolución judicial, se llevarán a cabo los días miércoles y viernes, por un monto de seis horas semanales a lo largo de un año luego de que la sentencia cobre firmeza.

Por último, deberá realizar la donación de 30 mil pesos mensuales, durante un año, a la institución de Recreo, debiendo acreditar de manera bimestral, con un certificado de la entidad beneficiaria, que se encuentra sujeto al proceso acordado.

Asimismo, Galán fijó residencia en un domicilio y se someterá al cuidado del Patronato del tribunal federal.

Galán y Naranpol

El empresario investigado por la Justicia Federal de Santa Fe fue directivo de la empresa  Productora Alimentaria SA que se dedicaba a la producción de la gaseosa Naranpol y otros derivados. El mismo quedó al frente de la entidad –junto con su hermano– cuando su padre, Carlos Raúl Galán, falleció a principios del 2010.

La entidad fue fundada a mediados a los años 90 y supo ser una de las empresas líderes en el país posicionándose como la segunda marca de gaseosas de segunda línea. Es más, llegó a tener un total de 800 trabajadores en distintas dependencias.

Tras la muerte de Galán, los propietarios se presentaron en convocatoria de acreedores  y solicitaron reducir los salarios de los operarios de la empresa. Como el gremio no aceptó la propuesta se inició un conflicto que llevó múltiples audiencias en el Ministerio de Trabajo de la Provincia.

En noviembre del 2011, la crisis en la empresa se agudizó y los empresarios decidieron cerrar la planta y dejar de operar, situación que derivó en que los empleados se nuclearon e iniciaron, por medio de sus representantes gremiales, negociaciones para recuperar la empresa y así poder reactivarla a través de la gestión obrera.

En 2012, el gobernador Antonio Bonfatti promulgó la ley de expropiación de los bienes de Productora Alimentaria SA y los adjudicó en uso temporal y a título oneroso a la Cooperativa de Trabajo Naranpol Limitada.

El 25 de marzo del 2013, la empresa volvió a producir en su planta de la avenida Blas Parera al 9300, en el extremo norte de la ciudad.

¿Te gustó la nota?