Judiciales

Le negaron al dueño de Stroker poder viajar a Miami

Quiso viajar por vacaciones pero un juez le rechazó el pedido. En diciembre atropelló a una mujer y la dejó inválida

Lunes 18 de Febrero de 2019

El juez de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), Jorge Patrizi, rechazó este lunes el pedido para que Raúl Mucchiutti, el dueño del bar Stroker e imputado en una causa por un fuerte accidente de tránsito ocurrido en la Costanera, pueda viajar al exterior.

La resolución del magistrado fue luego de una audiencia que tuvo lugar en la Sala 3 del subsuelo de tribunales. En la misma, el imputado por medio de sus abogados particulares, Miguel Machena y Fede Yolanda Céspedes, pidió al magistrado salir del país por un plazo de 20 días en el marco de un viaje por "vacaciones" que tenía destino la ciudad de Miami, en el estado de Florida (Estados Unidos).

La solicitud generó el rechazo de la fiscal del caso, Carolina Parodi, del área de accidentes de tránsito del Ministerio Público de la Acusación. En la misma sintonía, se opusieron al pedido del empresario de la noche, los abogados querellantes, Ignacio Alfonso Garrone, Fernando Echetverría y Hernán Gual.

El juez Patrizi también rechazó otra solicitud de la defensa que pretendió recuperar la camioneta que embistió a la mujer (una Ford Ranger) y que en la actualidad se encuentra secuestrada por orden judicial.

El fallo del magistrado de primera instancia consideró principalmente que el dueño de Stroker tiene la prohibición para salir del país y solo puede hacerlo en caso de alguna medida excepcional. Así se dispuso, en la audiencia del pasado 19 de diciembre, cuando fue imputado por la fiscal Parodi por el delito de "lesiones gravísimas, culposas y agravadas por haberse dado a la fuga".

Aquel día las partes acordaron que el empresario tenga prohibido salir del Estado argentino y en caso de que debiera hacerlo, por una medida urgente, tenía que comunicarlo a las autoridades judiciales correspondientes. Dos meses después, buscó viajar a Estados Unidos, por vacaciones. 

"Esta querella entiende obviamente que existió una indiferencia, en ese pedido y una amplitud, de la cual no hay ningún motivo específico que acredite que se puede ir de vacaciones mientras la víctima está con cuidado intensivo, con una serie de parálisis, es decir una situación grave", explicó tras la audiencia el abogado querellante del caso, Ignacio Alfonso Garrone.

"Solamente se estableció que iba a ir a Miami con motivo de vacaciones y por eso entendimos obviamente que no había ni dirección, ni un domicilio, ni un motivo que sea atendible, es decir, no puede estar en una playa mientras la víctima se encuentra en una situación totalmente inversa", agregó el abogado.

El letrado indicó además que existe un análisis para que se agrave la situación del empresario local por medio de una nueva calificación jurídica en torno al accidente ocurrido en la Costanera. "En este estado provisional entendimos que podía existir la figura de dolo eventual", destacó. 

En esa línea aclaró Alfonso Garrone: "La figura del dolo eventual involucra una pena de cumplimiento efectivo porque ya estamos hablando de un homicidio en carácter doloso. Esto ha tenido recepción judicial en distintos ámbitos de este país", concluyó.

Lesiones motrices

El siniestro en cuestión sucedió el 16 de diciembre, cerca de las 13, en avenida Almirante Brown (dirección sur-norte) en inmediaciones del Bulevar Muttis. Allí, Mariana Del Valle Olivera (46) que transitaba en bicicleta fue embestida por una camioneta Ford Ranger que conducía Mucchiutti.  Tras el choque, la mujer debió ser trasladada al hospital José María Cullen donde la asistieron y le diagnosticaron serias lesiones en sus partes inferiores del cuerpo. Las mismas le dejaron secuelas invalidantes.

En lo que respeta al hecho y el rol de Mucchiutti, la investigación detectó que el hombre detuvo su camioneta 40 metros más adelante de la ciclista. Minutos después, arribó personal policial de la Brigada Operativa de Prevención Policial para llevar a cabo las actuaciones. Fueron  los mismos uniformados quienes le solicitaron al empresario que se dirija hacia la Seccional 5ª para completar el procedimiento.

En camino a la Seccional 5ª y mientras era escoltado por un móvil policial (Nº 7.603), el empresario aceleró la marcha de su camioneta en la esquina de Salvador del Carril. Seguidamente tomó por Vélez Sársfield en sentido norte y logró evadir la ley.

Un día después, y con el paso de 35 horas, la fiscal Parodi ordenó la captura del empresario de la noche. Cerca de las 23 del día siguiente, se entregó y quedó a disposición de las autoridades judiciales.

¿Te gustó la nota?