Judiciales

Los celulares que son claves en el femicidio de Agustina

Uno es el de la víctima que aún no aparece. El otro, el que fue secuestrado de la casa de Trionfini tras su suicidio. 

Lunes 14 de Enero de 2019

Al lado de un camino muy barroso encontraron el cuerpo de Agustina Imvinkelried. Estaba debajo de un arbusto, entre unos pastizales que se vieron fortalecidos producto de las lluvias que se registraron en las últimas horas. La joven de 17 años, que cursaba cuarto año de la escuela, fue vista por última vez cuando salió del boliche Teos en la madrugada del domingo, pasadas las 5.30, y desde entonces su paradero fue una incógnita.

El misterio empezó a develarse al final del domingo cuando cerca de la medianoche, en Uruguay y Stein (del barrio Unidos), un grupo de efectivos policiales se apersonaron frente a la propiedad de un personaje clave de la triste historia. Se trataba de Pablo Trionfini, el principal sospechoso de la desaparición de Agustina y el cual se fue impune de este mundo ya que cuando ingresaron los efectivos policiales encontraron al empleado municipal, de 39 años, colgado de una soga.

Embed

El hombre fue la principal pista del caso luego de que los peritajes de las cámaras de seguridad  municipales permitieron establecer que Agustina mantuvo una charla con el sujeto a la salida del boliche. Inclusive, según informó la fiscal del caso, María Laura Urquiza, dos testigos vieron a Trionfini y a la joven fallecida dialogando en la madrugada del domingo.

En la casa de Trionfini los pesquisas encontraron zapatillas con barro mientras que en su automóvil hallaron guantes de plástico. En tanto, se sospecha que el propio Renault 21, color gris, que secuestraron había sido visto en inmediaciones de la zona donde fue hallado el cuerpo de Agustina.

Sin embargo, el elemento que mayor información podría brindar, confían los investigadores, es el celular que le fue encontrado en su casa. El mismo deberá ser peritado en las próximas horas por agentes de la Policía de Investigaciones para establecer  si en el femicidio de Agustina participaron otras personas o solo el propio Trionfini.

A la situación del teléfono de Trionfini se suma en la investigación la desaparición del celular de Agustina. "En la investigación surgió que el celular se habría encontrado en un galpón (ubicado sobre calle 3 de Febrero a pocos metros de Velez Sarsfield ). Con un cerrajero se procedió a la apertura del lugar pero no se halló el celular. Incluso el personal de bomberos  procedió a la parte superior de los techos y se hizo una vista", explicó al respecto el  Jefe de la Unidad Regional XI, Juan José Vouilloz.

No obstante ello, los peritos científicos de la PDI deberán cotejar también si en el automóvil del principal sospechoso del femicidio existen rastros de la adolescente asesinada.

Entre las malezas

Este lunes, los investigadores apuntaron a una zona rural lindante a la ciudad y mediante un despliegue que incluyó la participación de bomberos voluntarios, arribaron y efectuaron una serie de rastrillajes. Cerca de las 10, en calle España entre Ruta 6 y América, un cuerpo escondido entre la vegetación sorprendió a uno de los bomberos en la zona en donde habían llevado caninos especializados. Se trataba del cadáver de una mujer, de joven edad y con las prendas de vestir muy similares a las que vestía Agustina.

La noticia no tardó en llegar a algunos familiares que se concentraron en la esquina de calle América y la avenida Argentina, donde un grupo de efectivos policiales se apostó para detener el paso de la gente y custodiar la escena del crimen. La misma, una hora después quedó despejada y libre para el paso vehicular.

Embed

“Hoy la ciudad de Esperanza está de luto porque nunca nos pasó esto con una adolescente”, dijo en el lugar una vecina de toda la vida de la familia de Agustina que con mucha congoja y dolor no podía creer lo que había sucedido.  “Esto que pasó con Agustina nos toca muy de cerca a los que somos abuelos y padres de adolescentes. Sabemos que la confitería tiene su seguridad, pero lamentablemente eso no alcanza para esto que ha pasado”, destacó.

Por ahora, nadie está prófugo

Si bien apenas se conoció el hallazgo del cuerpo, autoridades del Ministerio Público de la Acusación indicaron que no se iba a llevar a cabo ninguna conferencia de prensa,  la conmoción en la sociedad esperancina llevó a que la fiscal Urquiza explique a los medios de comunicación, en su mayoría de la ciudad de Santa Fe, en qué estado se encontraba la investigación.

En este sentido, la fiscal señaló primero que la causa fue caratulada como “femicidio” y que por el momento no existen personas prófugas vinculadas al hecho. La aclaración fue porque durante la mañana de este lunes circuló el rumor de que “había dos personas prófugas”. “Por el momento no habría prófugos”, aclaró Urquiza que asistió a la conferencia con el fiscal regional de Santa Fe, Carlos Arietti.

Sobre la causa de muerte, la misma deberá analizarse en el marco de la autopsia llevada a cabo en la Morgue Judicial a través del Cuerpo Médico Forense. “Tenía algunos golpes visibles”, acotó en este sentido la fiscal y aseguró que en la jornada del lunes estarían los resultados.

Por último agregó que aún el teléfono de la víctima todavía no fue hallado pese a los distintos procedimientos llevados a cabo entre el domingo y lunes. 

¿Te gustó la nota?