Judiciales

Ordenaron la libertad para los cuatro acusados de estafar a ATE y su mutual

Así lo dispuso el juez Falkenberg tras una audiencia en tribunales. El abogado Luis Hilbert dijo que la denuncia "quiso lavar la ropa sucia"

Lunes 29 de Abril de 2019

Luego de una audiencia llevada a cabo en los tribunales de Santa Fe, el juez de la Investigación Penal Preparatoria, Nicolás Falkenberg, ordenó esta mañana que los cuatro imputados en la megaestafa a la mutual de ATE sean liberados por medio del pago de una fianza.

Se trata de la causa que involucra al exgerente de Atem, Martín Naput; la pareja de este, Marianela Vázquez, quien se encargaba de los depósitos de la entidad y los proveedores; Federico Blas Faría, y Perla Indiana Marrero. Los cuatro fueron imputados por el delito de estafas reiteradas en 38 oportunidades.

La resolución de Falkenberg fue luego de una audiencia de tratamiento de la medida cautelar de prisión preventiva que tuvo lugar en la Sala 6 y que había sido requerida por los fiscales del área de Delitos Complejos, Leandro Lazzarini y María Laura Urquiza. En la misma estuvieron los abogados particulares de los acusados, Luis Hilbert (Naput y Vázquez) y Sebastián Oroño (por Faría y Marrero).

Tras una serie de acusaciones por parte de los fiscales y luego de escuchar la palabra de los acusados, que aceptaron preguntas de la Fiscalía, el juez aceptó hacer lugar a que los imputados cumplan medidas alternativas a la prisión preventiva.

Dichas alternativas son que los imputados fijen un domicilio fijo ante la Justicia. A su vez, pusieran una caución real por medio de un inmueble valuado en dos millones de pesos, mientras que a su vez se dispuso la prohibición de contacto con los damnificados de la estafa. En tanto, también deberán presentarse una vez al mes en el MPA para demostrar que se encuentran sujetos al proceso.

Conforme

Luis Hilbert, el abogado particular de Naput y Vázquez, se mostró conforme por la resolución del juez Falkenberg. "Se determinó la fianza personal de los abogados y después también nos pidieron una fianza con un inmueble. Esos trámites fueron presentados esta mañana por lo cual están en condiciones de obtener su libertad", explicó a UNO Santa Fe el letrado.

Consultado por los cargos que le atribuyó la Fiscalía a sus defendidos, el abogado remarcó que desde que se inició la auditoría interna y luego cuando el gremio realizó la denuncia sus clientes siempre estuvieron a disposición de la Justicia. "Acá no hay peligro de fuga, no hay entorpecimiento de la causa, acá la pena de expectativa va de un mes a seis años, entonces bueno deberemos discutir en un juicio", sostuvo. 

"Nosotros siempre dijimos desde el principio que iban a sostener la libertad de nuestros detenidos ya que es un delito de estafa. Fíjese que ni lo fiscales lograron endilgarle la agravante de asociación ilícita", agregó.

"Yo creo que hay mucha ropa sucia desde el lado denunciante y quisieron lavarla a través de nuestros defendidos", cuestionó el defensor de los exempleados de la ATE y Atem.

En torno a la declaración de los imputados durante la audiencia, Hilbert explicó que fue con el fin de ponerse a disposición de los fiscales y del juez para que les hagan todas las preguntas que quieran hacerle. "No teníamos nada que ocultar y estábamos seguros de que era imposible que se le otorgue la prisión preventiva", destacó.

"Por esa razón yo dije después de la audiencia de imputación que era necesario ver la película entera y no una película cortada como le han ofrecido a todos los periodistas", concluyó. 

Los hechos 

Los cuatro acusados fueron imputados por Urquiza y Lazzarini de haber defraudado a la Mutual de ATE por un monto de $15.357.972,50 tras llevar a cabo un ardid que implicó ingresar al sistema interno de la entidad y así contratar de manera directa a falsos proveedores por millonarias sumas de dinero.

En el caso de Naput los investigadores lo sindicaron de gestionar la compra de mercadería del rubro de comunicación, sin las correspondientes órdenes de compra. En este sentido, en su rol de gerente de la mutual, el acusado autorizó el pago de las facturas al proveedor "High Comunication" cuyo titular es el otro imputado de facturar y cobrar por mercadería que nunca entregaba, Federico Faría.

Por su parte, Vázquez fue acusada de cargar al "Sistema de Asociaciones Civiles" a través de la vía "Ajustes de Stock" que la mercadería ingresaba a pesar de que la misma no llegaba al depósito. 

En tanto, la otra estafa que investigó la Justicia fue la que involucró a Marrero y que involucró la gestión de calzado e indumentaria para los bolsones de la "Campaña Escolar ATE-2018".  Tal como sucedió con Faría, la mujer fue acusada de ser  "proveedora" ya que aportó la facturación necesaria para obtener luego el pago, por un monto de 7.778.915 para defraudar a la Asociación de Trabajadores del Estado.

¿Te gustó la nota?