Judiciales

Un colombiano que cometió violentos asaltos en Santa Fe será extraditado a su país

Ingresó al país en 2011 y al poco tiempo cayó preso por integrar una banda que asaltaba casas en la región. 

Sábado 17 de Noviembre de 2018

El colombiano, Cesar Augusto Jiménez Rondón (38), condenado en 2013 por la Justicia santafesina como autor de una serie de robos en el centro y norte de la provincia, será extraditado a su país de origen. Así lo oficializó un comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto de la Nación que fue enviado al Juzgado Federal Nº 2 de Santa Fe. 

La extradición se da luego de un trámite que tardó tres años en la Justicia Federal de Santa Fe y que llegó a tener la intervención de la Corte Suprema de Justicia de la Nación la cual ordenó su traslado al Estado Colombiano.

El pedido para que sea repatriado, surgió en 2013, cuando la Oficina Central Nacional de Interpol Bogotá informó al Juzgado de Sentencia Nº 6 de los tribunales de Santa Fe, a cargo de Cristian Fiz, sobre la orden de captura internacional que pesaba sobre Jímenez Rondón tras un fallo del Tribunal Superior de Cundinamarca que lo condenó a 21 años de prisión por un homicidio ocurrido en la localidad de Zipaquirá, a 40 kilómetros de Bogotá.

La Justicia provincial se declaró incompetente y el caso pasó a la órbita de la Justicia federal, la cual inició los trámites de extradición requeridos por el Estado colombiano. Primero, fue el juez federal Nº 1, Francisco Miño quien ordenó que se haga lugar al traslado del condenado, pero el fallo fue apelado por la defensa oficial del colombiano y el trámite fue llevado a la Cámara Federal de Rosario que terminó confirmando el fallo de primera instancia.

La resolución fue nuevamente apelada y llegó a la instancia de la Cámara de Casación Penal de la Nación. Allí, el 28 de abril del 2017, un tribunal volvió a confirmar el pedido de Colombia para extraditarlo pero el fallo fue nuevamente recurrido ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación donde el máximo tribunal de la Nación dejó firme la sentencia para que el cafetero sea llevado a su país de origen.

El pasado 7 de noviembre, la Dirección de Asistencia Jurídica Internacional del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto de la Nación, informó que se resolvió conceder en forma definitiva la extradición de Jiménez Rondón. A raíz de ello, el servicio penitenciario de Santa Fe ordenó su traslado a un penal federal. En tanto, una comitiva de su país deberá venir a buscarlo y trasladarlo a Bogotá.

Un fallo en dos partes

El colombiano fue condenado a 21 años de prisión efectiva por el crimen de José Luis Bermúdez Rodríguez ocurrido el 27 de mayo del 2008 cuando iba a bordo de una Hyundai Atos por la calle Nº 8 en el municipio de Zipaquirá.

Rodríguez fue abordado por Jiménez Rondón y Edwin Darío Barreto Romero los cuales lo acribillaron a balazos con el fin de sustraerle un bolso que tenía en su interior la recaudación de peajes viales de Saboyá, una pequeña localidad de la provincia de Boyacá. Con el devenir de la investigación, una testigo clave, también aportó que de los hechos participó además una mujer identificada como Ivonne Andrea Cadena Rodríguez.

El 30 de julio de 2012, el Juzgado Penal del Circuito de Descongestión de Zipaquirá absolvió a los tres procesados de los delitos que le fueron endilgados pero el fallo fue apelado por la Fiscalía y la Sala Penal del Tribunal Superior de Cundinamarca, el 10 de octubre de ese año, revocó el fallo de primera instancia. En consecuencia, ordenó la inmediata captura para los tres encausados, entre los cuales se encontraba Jiménez Rondón.

El vínculo

Justamente cuando el Tribunal Superior de Cundinamarca ordenó la captura de Jiménez Rondón, el mismo se encontraba en prisión en la Unidad Penitenciaria Nº 1 de Coronda tras ser procesado como el autor de una serie de atracos ocurridos en Crespo, Reconquista, Rafaela, Avellaneda y la ciudad de Santa Fe. Dichos robos, en su mayoría escruches violentos en casas particulares, fueron cometidos a menos de un mes de haber ingresado al país, el 24 de mayo del 2011.

De aquella organización delictiva también participaron otros seis colombianos: Jeisson Eduardo Navarrete, Rodrigo Sárate Becerra, Wilson Javier González Pinzón, Oscar Maldonado Rodríguez, Juan Esteban Ochoa Castro y Cristian Camilo Guerrero. La banda fue desbaratada el 18 de junio como consecuencia de una investigación que involucró a organismos policiales de los departamentos General Obligado, San Justo y Castellanos. 

Todos fueron condenados por el juez de sentencia Nº 6, Cristian Fiz. En el caso de Jiménez Rondón, primeramente fue sentenciado a 12 años de prisión "como coautor de los delitos de robo agravado por ser cometido en poblado y en banda y por el uso de arma de fuego, reiterado en dos oportunidades, robo agravado por ser cometido en poblado y en banda reiterado en nueve oportunidades, hurto calificado por escalamiento y asociación ilícita".

Aquel fallo fue apelado y la Cámara de Apelaciones de Santa Fe redujo el monto de la pena y la cerró en ocho años y seis meses, la cual venció el pasado 18 de febrero. Pero como Jiménez Rondón tenía el trámite de extradición pendiente, continuó privado de su libertad en la cárcel santafesina. Ahora la Justicia colombiana lo requiere para rendir cuentas en su país. 

¿Te gustó la nota?