Santa Fe

El Nueva Oportunidad salió por unanimidad en Diputados

El PJ, Somos Vida y Somos Vida y Familia se abstuvieron. El programa que implementó el Frente Progresista en los últimos años de su gobierno consiguió el apoyo de Juntos por el Cambio, el Frente Social y Popular, 100% Santafesino e Igualdad y Participación

Jueves 30 de Julio de 2020

El Frente Progresista logró darle media sanción y por unanimidad en Diputados al proyecto de ley Nueva Oportunidad que busca darle continuidad a un programa que instaura una beca para chicos mayores de 16 años en situación de vulnerabilidad para capacitarse o estudiar. Tanto el PJ, como Somos Vida y Somos Vida y Familia se abstuvieron de votar, mientras que Oscar Martínez y los bloques de Juntos por el Cambio, el Frente Social y Popular e Igualdad y Participación acompañaron la iniciativa

La diputada socialista Lionella Cattalini fue la encargada de exponer las principales líneas del proyecto que muestra la "necesidad de que el Estado acompañe a los jóvenes para mostrarles que tienen otra opción que no era caer en la violencia que termina con sus vidas".

La iniciativa nació en 2013 en la ciudad de Rosario y se empezó a implementar en la provincia a partir de 2016. Cattalini dijo que de los 300 chicos con los que se empezó se llegó a alcanzar a unos 17.800 jóvenes y que ese programa junto al Plan Abre cambiaron la realidad de algunos barrios que eran estigmatizados por los niveles de violencia.

La legisladora valoró la búsqueda de consenso con los legisladores del oficialismo y aseguró que el proyecto receptó gran parte de los aportes que hizo el Ejecutivo. Pero desde el PJ le reprocharon al Frente Progresista "el apuro" por sancionar la norma siendo que el gobierno provincial –el ministro de Desarrollo Social, Danilo Capitani estuvo hace dos meses en la Cámara para discutir este proyecto– garantizó su continuidad.

· LEER MÁS: Lifschitz: "Hay que volver a poner lo social como eje de la política provincial"

Ese fue el principal argumento por el cual el bloque del justicialismo se abstuvo. La diputada Lucila De Ponti arrancó con diferentes críticas. Por un lado cuestionó que Cattalini haya expuesto desde el recinto. "No sabía que Cattalini tenía un monobloque. Creí que el acuerdo era que solo los jefes de bloque estén en el recinto", disparó y agregó: "Formé parte de este proceso de intento de consenso. Pero hoy estamos perdiendo una oportunidad".

Por último, la diputada finalizó con una frase del presidente de la Nación quien ayer, en la presentación del proyecto de reforma judicial dijo: "No es hora de imponer decisiones si no de construirlas en conjunto". Sin embargo, el diputado Alejandro Boscarol le respondió que el Presidente dijo la frase "cuando toda la oposición no estaba sentada. Por eso sonó un poco rara".

Pero más allá de los posicionamientos políticos, Boscarol se mostró a favor de la ley que apunta a resolver un problema como la pobreza que tiene una línea de continuidad en el país y en la provincia. Además, sostuvo que el programa tiene una amplitud que le permite a cada gestión darle su impronta. "Es característico de nuestro sistema la falta de institucionalización de las políticas. Hoy estamos haciendo eso", aseguró.

El resto de los bloques que no acompañaron la iniciativa se quejaron de no ser convocados para debatir los contenidos. Mientras que Amalia Granata también dijo que la creación de un programa es algo que corresponde al Ejecutivo y no al Poder Legislativo.

Sin embargo, Oscar Martínez salió al cruce de la postura de Granata y dijo que "las políticas públicas no deben depender de la generosidad o de la sensibilidad social del gobernante de turno" y que por eso era importante transformar en ley el programa. "Yo discutí mucho con el Frente sobre la necesidad de que la provincia contara con las herramientas financieras planteadas en la ley de emergencias y en la de necesidad. También vengo discutiendo desde hace tiempo sobre la necesidad de que la provincia le preste atención a la cuestión social", dijo y remarcó que "tiene que haber políticas universales de asistencia directa, sin intermediarios".

En tanto, Carlos del Frade, recordó que el año pasado su bloque presentó un proyecto para que este programa pasara a estar garantizado por ley. "Me niego a pensar que en esta sesión perdemos una oportunidad. No nos convocaron, pero eso queda en un segundo plano. Lo principal son los chicos y las chicas", dijo y cuestionó que el proyecto incluya un monto fijo para el programa en lugar de un porcentaje del presupuesto que garantizaría recursos más allá de la inflación y de las voluntades políticas.

Por su parte, el socialista Joaquín Blanco, expuso tres ejemplos donde la Legislatura sancionó leyes que tendían a la protección social y que no necesariamente tuvieron participación del gobierno de turno. En primer lugar mencionó cuando, en 2009, se sancionó la Ley Nº 12.967 de protección integral de niños y adolescentes.

Lo mismo ocurrió, en 2013, con la Ley Nº 13.348 de prevención y erradicación de la violencia de género. No era un mensaje del Ejecutivo, no habíamos sido convocados al debate y hubo una decisión de las mayorías de la Legislatura (entonces ambas cámaras en manos del PJ) y se aprobó. "Y la reglamentamos en 180 días", dijo el diputado que recordó que la ley Nacional de prevención de violencia de género tardó más de dos años en reglamentarse e implementarse. El último ejemplo, aún está pendiente. Es la ley de Protección integral de las personas mayores que no fue aprobada en el Senado.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario