Colón

Domínguez, el general con el que Colón sueña ganar la batalla

Frente a Independiente, el técnico de Colón Eduardo Domínguez le ganó el duelo táctico a Falcioni. Intentará repetir ante Pizzi en la gran final

Viernes 04 de Junio de 2021

En el duelo de técnicos, Eduardo Domínguez le ganó ampliamente a Julio César Falcioni. El entrenador de Colón cambió el esquema y sorprendió. Comenzó a ganar el partido desde los vestuarios, imponiendo las condiciones del juego. Puso un volante ofensivo como Christian Bernardi en lugar de un marcador central como Bruno Bianchi.

Pero además, mandó a la cancha a Facundo Farías, un jugador apto para el desequilibrio en el mano a mano. Lo presionó bien arriba a Independiente y el partido se jugó como quiso el Sabalero. Ahora el desafío de Domínguez es imponerse en la batalla táctica ante Juan Antonio Pizzi.

Se sabe que Racing no es un equipo que proponga, sino más bien de resguardarse de mitad de cancha hacia atrás y explotar la velocidad de sus delanteros. No cuenta con demasiada elaboración y pregona ataque directo, algo similar a lo que propone Colón.

LEER MÁS: Los jugadores con sed de revancha en el plantel de Colón

Ninguno de los dos equipos se desespera por la tenencia del balón. Más bien, se sienten más cómodos recuperando y atacando directamente. Son dos equipos verticales, sin tanta elaboración. Y en consecuencia, habrá que ver ante estilos similares, quien se impone desde la estrategia.

Domínguez dio muestras de saber leer bien los partidos, de ajustar en momentos determinados. Y Pizzi muy cuestionado en el inicio, ahora se siente respaldado por los triunfos que llegaron a partir de la solidez defensiva. Colón en semifinales demostró más que Racing. Pero una final es un partido distinto.

El técnico sabalero cuenta con el desafío de suplir ausencias importantes, sobre todo la de Rafael Delgado. No puede jugar Facundo Farías, tampoco Bruno Bianchi y está en duda Paolo Goltz. Demasiados contratiempos para un partido definitorio, aún así y pese a las bajas siempre salió airoso. Y esta noche tiene otra prueba de fuego.

LEER MÁS: ¿Cómo le fue a Colón con Pitana, el árbitro de la final?

El que pegue primero seguramente tendrá grandes chances de quedarse con todo. Se dice que las finales se definen por detalles y allí entran a tallar las individualidades. Y Colón tiene al Pulga Rodríguez que es el mejor jugador de esta Copa de la Liga y que está en estado de gracia.

Dentro de la cancha resuelven los jugadores y Colón cuenta con futbolistas de jerarquía como para soñar. Pero antes de salir a la cancha, los técnicos juegan y ahí es donde Domínguez tendrá que demostrar una vez más sus cualidades de gran estratega. Leer el partido antes que se juegue, como lo hizo ante el Rojo.

Colón está a 90' de lograr una estrella y gritar campeón. No caben dudas que llegó a esta instancia por méritos propios y que está tan cerca de lograrlo, aún más que en Paraguay por la Sudamericana. Aquel equipo no convencía desde el juego, en cambio el actual cuenta con argumentos más sólidos.

LEER MÁS: Colón y las horas previas a la final ante Racing

Y el principal además de los jugadores, está en el banco y es su entrenador. Esta final con Domínguez en el banco genera mayor tranquilidad y certidumbre. Los jugadores y el mundo Colón confían en su DT y está bien que así sea, ya que le cambió la ecuación al plantel.

El Sabalero pasó de pelear por no descender a jugar una final para ser campeón. Y el conductor de este logro es Eduardo Domínguez. Allí están puestas las esperanzas del mundo Colón para coronar la gloria. Los técnicos también juegan y ante Independiente quedó demostrado. Le queda un pasito más a Domínguez para ser el mejor DT en la historia de Colón.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario