Judiciales

Dos nuevas hipótesis giran en torno al asesinato de la abogada Arzadum

Una de ellas apunta a una interna familiar y otra sobre posibles clientes de la letrada. 

Domingo 04 de Noviembre de 2018

El asesinato a sangre fría de la abogada, Alicia Arzadum (65), lleva casi dos meses sin tener respuestas. Pese a que en un principio los caminos condujeron a la hija de la víctima, la cual sigue siendo sospechosa para la Justicia, la investigación continúa con interrogantes en torno a quién fue el sicario que la ejecutó y quién lo envió a realizar el crimen por encargo.

Por el momento, la causa que es dirigida por el fiscal de homicidios, Andrés Marchi, aguarda que los pesquisas de la División Informática de la Policía de Investigaciones (PDI) de Rosario culminen con el peritaje del celular de la hija que le fue secuestrado, junto con otras computadoras, el pasado 24 de septiembre. Aquel secuestro del móvil surgió porque la autopsia del cuerpo reveló que Arzadum recibió un disparo de arma de fuego, calibre 38, desde una posición diferente de lo declarado por la hija de la víctima tras el violento episodio ocurrido el 13 de septiembre.

Por ese motivo la hija de la víctima, identificada como María Emilia, quedó bajo sospecha de los investigadores, una semana después de que ejecutaron a su madre. La muerte de la abogada se produjo cuando salió de su vivienda, con su hija, en Javier de la Rosa al 2300, a bordo de una Volkswagen Suran color gris. Allí, según declaró la única sobreviviente del hecho, María Emilia, apareció en escena un hombre encapuchado y sin decir nada efectuó un disparo desde el lado del acompañante.

Para Carolina Walker, quien asiste a la hija de la víctima, existen otras teorías que por el momento la Justicia no habría tomado en cuenta y que apuntan a familiares de Arzadum o también a posibles clientes de la letrada fallecida. "Lamentablemente consideramos que hay hipótesis que no se están investigando y que tienen que ver con internas familiares. Es decir, con la familia ampliada de Arzadum", dijo a UNO Santa Fe la abogada.

"Es una investigación muy pormenorizada la que hay que hacer y nosotros hoy no estamos viendo eso. Sí vemos que hay una serie de peritajes científicos, que obviamente son necesarios, pero deberían haberse intervenido celulares e investigado a otras personas, personas importantes de otras provincias", aseguró Walker.

—¿Cuándo comenzó a tener sospechas las familia de que el ataque podría haber sido planeado por un sector cercano a la familia?

—Inmediatamente. Una persona muy cercana a la doctora Arzadum, que por una cuestión de seguridad no voy a decir quién es, consideró que ese disparo era para ella. Esto se le informó al fiscal y nosotros al día de hoy desconocemos que haya tomado alguna medida en este aspecto. Además, no solo esta persona, sino sus hijos también consideraron lo mismo. Es que esta persona había tenido una separación controvertida y vivió una serie de episodios violentos muy constantes por lo cual consideramos sumamente importante que se apunte a esa conjetura. No necesariamente tiene que ser la definitiva, pero tiene que investigarse.

El enigma de las "contrapartes"

La abogada tampoco descarta la posibilidad de que el homicidio haya sido planificado por algún cliente. "Tienen que investigar a una serie de clientes que tenía la doctora Arzadum en la relación a contrapartes de juicios", explicó Walker.

"Concretamente no hay ningún cliente que esté siendo investigado pero hubo algunos que llamaron al estudio y de alguna manera aportaron datos acerca de contrapartes que podrían estar involucradas. De todos modos, ante un hecho de esta naturaleza se entiende que fue un crimen por encargo", advirtió la letrada.

"Hay que investigar todos los asuntos en los que estaba involucrada la víctima. Muchas veces los abogados no nos damos cuenta que estamos pero nos metemos en un divorcio controvertido y con personas violentas. Lo mismo un tema laboral", remarcó.

Que el fiscal investigue

Walker también se refirió a la situación de la hija de Arzadum  ya que consideró que no tuvo participación en el suceso que terminó con la vida de su madre. "Nosotros consideramos que ella no está involucrada en este hecho. El fiscal tiene que despejar toda duda y por supuesto lo entendemos. Una vez que esto pase, estamos ansiosos por colaborar", expresó.

—¿Pensó la hija de la víctima si el disparo era para ella?

—Sí. Incluso a nosotros nos dio mucha pena escuchar cuando nos decía que la tendrían que haber matado a ella también para que no la investiguen. La verdad es que sufre doblemente, primero porque mataron a su mamá delante de ella y segundo porque está siendo investigada como si ella fuera una delincuente. Obviamente nosotros la entendemos y estamos a disposición del fiscal.

—¿Fue un error no haber realizado el dermotest en su momento?

—Por supuesto, creo que es lo primero que deberían haber realizado.

¿Te gustó la nota?