Judiciales

Imputaron al joven que provocó un fuerte choque en Costanera y luego se fugó

El conductor de un utilitario embistió a un muchacho de 28 años y causó una colisión en cadena que involucró motos y autos. Tendrá que pagar 50 mil pesos de fianza.

Domingo 23 de Diciembre de 2018

Un imprudente conductor de un utilitario que el pasado 8 de diciembre, por la madrugada, ocasionó un múltiple choque en la Costanera, cerca del faro, fue imputado por una fiscal del Ministerio Público de la Acusación tras entregarse en sede policial luego de estar más de una semana prófugo de la Justicia.

Se trata de un joven identificado como D. A. Díaz, de 21 años, a quien la fiscal Clelia Trossero le atribuyó el delito de "lesiones graves" tras embestir  a un muchacho de 28 años oriundo de Santo Tomé que se encontraba en la costa; la víctima de inmediato fue trasladado al hospital José María Cullen, donde permaneció internado hasta el 20 de diciembre a causa del siniestro.

El episodio ocurrió a las 2.30 en avenida 7 Jefes al 4500, a unos 50 metros antes de llegar al Faro. Fuentes del caso indicaron que la secuencia se dio cuando Díaz, que iba a bordo de Renault Express blanca, tipo furgón, junto con tres muchachos cantando y con las puertas abiertas, perdió el control y desvió el trayecto hacia su derecha –en sentido norte-sur– embistiendo la parte trasera de un VW Gol, tipo sedán, que se encontraba estacionado.

La colisión además involucró también una motocicleta Yahama YBR, la cual asimismo impactó contra una Honda Titán. Ambas motocicletas terminaron aprisionadas contra un Mitsubishi que estaba delante de las mismas.

Clelia Trossero. La fiscal a cargo del caso le atribuyó "lesiones graves" al acusado. Archivo/ UNO

Tras ocasionar el fuerte choque uno de los que iba a bordo del furgón bajó del vehículo y empezó a preguntar qué había sucedido. En ese momento, según consta en la causa, Díaz dejó a su compañero y emprendió la fuga con los otros ocupantes del vehículo. En tanto, el compañero de andanzas también huyó del lugar.

El desmadre generado ocasionó que una serie de propietarios de vehículos se quejaran ante la policía y a su vez radiquen la denuncia de lo sucedido. Por otra parte agentes de la Policía de Investigaciones (PDI) lograron establecer quién era el titular de la Renault Express.

En esa línea, se dirigieron hacia una vivienda en Zavalla al 100. Allí hallaron el vehículo y el propietario del mismo. Se trata de un familiar de Díaz, el cual sin escatimar ningún detalle contó que su sobrino, la tarde antes al hecho, a las 19, se había llevado el furgón para lavarlo pero el mismo había sido devuelto un día después con signos de haber sido chocado.

En tanto, el paradero del joven conductor fue una incógnita. Tanto es así que en reiteradas oportunidades personal de la Policía de Investigaciones (PDI) fue a buscarlo a su trabajo pero no logró localizarlo. A raíz de ello, la fiscal Trossero ordenó su detención.

El pasado jueves 20 el muchacho se entregó en sede policial y se puso a disposición de la Justicia provincial. Un día después, ante el juez Orlando Pascua, fue imputado por la fiscal, la cual le atribuyó "lesiones graves". 

En la audiencia, Trossero, solicitó que se le imponga el pago de una fianza de $200.000 para que recupere la libertad pero el magistrado no hizo lugar al monto y lo estableció en $50.000 y además ordenó que permanezca inhabilitado para conducir por tres meses.

En tanto, determinó que permanezca bajo la guarda de un familiar, el cual debe presentarse en las próximas horas, informaron allegados al caso a este diario. 

¿Te gustó la nota?