Policiales

Caso Baraldo: "Si el fallo era contrario, le hubiéramos arruinado la vida"

Lo dijo Omar De Pedro, el fiscal del gravísimo caso de abuso sexual intrafamiliar a un menor ocurrido en la ciudad de Esperanza.

Lunes 15 de Octubre de 2018

Los jueces Pablo Busaniche, Rodolfo Mingarini y José L. García dispusieron la prisión preventiva para los tres imputados en el caso Baraldo, un gravísimo caso de abuso sexual intrafamiliar ocurrido en la ciudad de Esperanza que tuvo como víctima a un menor. 

Tres días antes a esta decisión, la Justicia penal santafesina había condenado a Nidia Noemí Morandini (abuela de la víctima), a 20 años de prisión; Víctor Hugo Baraldo (abuelo), a 18 años, y Juan Pablo Baraldo (tío) a 16.

En diálogo con UNO en la Radio, el fiscal de la causa Omar De Pedro destacó la decisión del tribunal y señaló que llevó cierto "alivio" a María Fernanda, la madre del niño abusado. "Tenemos que recordar las cosas por las que han pasado, quedó demostrado las presiones que ha recibido mucha gente, entre ellos los testigos", afirmó. 

De Pedro contó que la fiscalía trabajó "codo a codo con la querella (los que representan a la víctima) y que nunca perdieron contacto con la familia".

Si bien fue prudente a la hora de hablar del niño que hoy tienen 14 años (los abusos se produjeron entre los 5 y los 9) señaló que está tratando de "rehacer su vida".

"Si el fallo hubiese sido otro, le hubiéramos arruinado la vida" afirmó el fiscal a través de FM 91.5 y agregó: "Porque hubiera quedado como una persona que mentía, cuando lo único que hizo fue contar la verdad de lo que le estaban haciendo".

"El chico declaró con dos psicólogos y declaró en dos cámaras Gesell. Siempre lo hizo de una forma muy valiente, muy concreta y sólida. No dejaba mucho lugar a dudas. A eso se le suma todo lo que tiene que ver con la parte médica y demás", apuntó De Pedro.

Sobre la prisión preventiva determinada por el tribunal, consideró: "Que exista una condena a 20 años o de 16 a 20 -según los imputados- y que se vayan caminando del tribunal no parecía lo acorde a la resolución. Estamos agradecidos con el tribunal que actuó profesionalmente. Se entendió que era razonable el pedido nuestro. Seguramente van a apelar esa condena, porque tienen el derecho de apelarla".

Respecto a las causas de abusos que se investigan en Santa Fe en el marco del nuevo sistema penal, De Pedro señaló: "Hay muchas cosas que están cambiando, pero es un sistema que se está armando (por el sistema penal nuevo). Lo ideal sería que tengamos todas las comodidades, las cámaras Gessel, un tratamiento inmediato; los equipos de psicólogos, de asistentes y de asesores a disposición. Eso sería en un mundo ideal. La realidad es que cuando a uno le toca este tipo de casos, se intenta hacer lo mejor posible".

Aberrante

Los ataques contra el chico fueron denunciados el 5 de agosto de 2014 por la mamá de la víctima, Fernanda Baraldo, que es hija y hermana de los condenados. 

Una fotografía fue el rastro para que la mamá se diera cuenta de que su hijo había sido abusado en reiteradas oportunidades por su abuelo y su tío, con el consentimiento de la abuela, cuando el niño tenía entre 5 y 9 años. Aquel registro fotográfico fue encontrado en el celular del tío y sirvió para desnudar el abuso intrafamiliar.

Una vez radicada la denuncia, la fiscal Clelia Trossero ordenó la detención del abuelo del niño y tres días después el juez de la Investigación Penal Preparatoria (IPP) Sergio Carraro dispuso la prisión preventiva. Un mes después, y por medio del testimonio tomado al menor en una Cámara Gesell, surgió que los abusos se habían cometido con el consentimiento de la abuela por lo que también se ordenó su detención.

¿Te gustó la nota?