Policiales

Investigan la muerte de una beba recién nacida

La madre la llevó en una caja el viernes al Cullen. Los médicos constataron el deceso y lesiones en el cuerpo de la criatura que había nacido viva

Lunes 11 de Febrero de 2019

Desde el viernes a la madrugada se investiga cómo se produjo la muerte de una beba que había nacido viva, que pesaba más de tres kilogramos y medía 52 centímetros de longitud, y que fue llevada por su madre en una caja al Hospital Cullen.

Los médicos que atendieron a la mujer constataron que la beba nació viva y que se había tratado de un embarazo a término de 36 semanas. Además, observaron lesiones compatibles con golpes en su cabeza y extremidades, y cuando consultaron a la mujer, ella dijo que se trató de un parto que se produjo en su casa y que la beba se le cayó al piso.

Los profesionales denunciaron a las autoridades judiciales en razón de un sinnúmero de dudas alrededor del fallecimiento. La mujer quedó internada en observación en el Cullen.

La joven madre y su hija estaba acompañada por sus padres y todos son procedentes de la localidad de Desvío Arijón, departamento San Jerónimo. El fiscal del MPA Marcelo Nessier, ordenó la autopsia, como los peritajes de rigor en el lugar del alumbramiento. Deciden este lunes la libertad de la mujer o su detención e imputación por el delito de "homicidio agravado por el vínculo".

¿Te gustó la nota?