Policiales

Procesaron por coimero a un policía federal de la subdelegación Reconquista

Lo resolvió el juez federal de Reconquista, Aldo Alurralde. El policía federal de 45 años extorsionó a un joven y el sustrajo 5 mil pesos. 

Domingo 24 de Febrero de 2019

Durante la jornada del viernes, el juez federal de la ciudad de Reconquista, Aldo Alurralde, procesó a un agente de la Policía Federal Argentina identificado como G. A. C. de 45 años, como presunto autor con responsabilidad criminal en los delitos de "extorsión en concurso ideal con el abuso de autoridad e incumplimiento de los deberes de funcionario público". Y fue la consecuencia de una investigación que llevó adelante la fiscalía federal, sobre la extorsión a al que fue sometido un joven carpintero al que el uniformado le quitó 5 mil pesos ganados con su trabajo, además de otras tropelías que tuvo que soportar, tanto él como sus tres amigos menores.

El 17 de abril de 2017, un joven dijo que estuvo junto con un amigo y dos chicas de 15 años en el puerto de Reconquista en la zona recreativa que es usaba por los jóvenes para esparcimiento. A la una y media de la madrugada cuando decidieron regresar, los jóvenes se toparon con un control de dos policías federales uniformados en la intersección de las rutas provincial y 1 y la A 009, y uno de ellos le al que le leyó su nombre y apellido en la chapa identificatoria (G. A. C.), que los obligó a descender del automóvil. Luego, los policías exigieron la documental del vehículo como los documentos personales de los cuatro jóvenes. Hasta ahí estuvo todo en regla, conforme a lo expresado por el denunciante.

Pero después, los policías les preguntaron adonde tenían escondida la droga. Los cuatro jóvenes expresaron que no consumían drogas y que no llevaban estupefacientes de ningún tipo. Uno de los policías, el de la placa identificatoria, dijo que no importaba si llevaban o no droga. Porque si querían se la podían plantar y luego serían llevados a la Comisaría y quedarían imputados. Haciéndole saber que si era una causa por drogas, el vehículo es llevado al corralón y jamás lo recuperaría. Acto seguido, el mismo policía le sacó cinco pesos del cobro de la semana al joven conductor, y se los apropio, previo preguntarle de donde sacaste la plata, y cuya respuesta fue: me pagó mi papá por una semana de trabajo en su carpintería, y la respuesta del policía fue: "por fin voy a pasar unas buenas Pascuas".

Al otro día del suceso, el joven conductor y empleado de la carpintería de su padre, recibió un mensaje de whatsapp en su teléfono celular del mismo policía que hizo el procedimiento y se apoderó de los 5 mil pesos que el ganó por el trabajo de una semana y le preguntó adonde quedaba la carpintería de su padre, porque necesitaba hacer un placard de pino, y entonces ahí vio la foto del policía que lo había quitado el dinero, y en el final del mensaje, le acotaba con tono amenazador "Mañana no quiero tener kilombo".

Agente procesado

El joven víctima a manos del policía federal se presentó en la fiscalía federal, hizo la denuncia correspondiente y además exhibió los elementos probatorios que quedaron registrados en su teléfono celular. Conforme a la investigación, el registro de los libros de guardia obrantes en la subdelegación Reconquista de la Policía Federal Argentina, en los que el agente estuvo de guardia con otro policía y en un patrullero identificable, la fiscalía lo imputó como presunto autor de los delitos de "extorsión en concurso ideal con el abuso de autoridad e incumplimiento de los deberes de funcionario público".

¿Te gustó la nota?