Santa Fe

Descontrol nocturno y música a todo volumen, el calvario de los vecinos de Las Flores II

Denuncian la presencia de personas escuchando música en autos, gritando y tomando alcohol todas las noches en Regimiento 12 de Infantería, la calle principal del barrio

Jueves 04 de Marzo de 2021

Desde hace varios años, las noches y madrugadas para los vecinos de algunos sectores de barrio Las Flores II, se convirtieron en un suplicio y sufrimiento. Denuncian el descontrol nocturno, la venta de alcohol y la música a todo volumen sonando desde los vehículos. Aseguran que la situación se agravó en tiempos de pandemia y sostienen que de lunes a lunes viven "un calvario permanente".

Las Flores II es una "miniciudad" dentro de Santa Fe, un barrio con una idiosincrasia propia y con un movimiento muy especial, donde los vecinos coexisten con la impronta y la particularidad de los espacios compartidos dentro de las estructuras habitacionales de viviendas en monoblocks. "Durante años existieron códigos de convivencia, pero en los últimos años, esos códigos sociales se fueron perdiendo por múltiples razones", comentan los vecinos.

Embed

Regimiento 12 de Infantería es la calle referencial de barrio Las Flores II, con su ingreso principal en Peñaloza y cruzando hasta Blas Parera, convirtiéndose en Millán Medina. Justamente en esa arteria, en las primeras cuadras de entrada al barrio, es donde en los últimos años se desataron los mayores conflictos de convivencia con la proliferación de diversos comercios.

"Esta es una lucha que ya lleva más de seis años entre los vecinos. Todas las noches denunciamos la presencia de cientos de jóvenes tomando alcohol, escuchando música a todo volumen en los autos y utilizando de baño los pasillos y las paredes de las casas del barrio", contó el martirio que le toca vivir a diario, Antonio, un vecino con más de 39 años en el barrio.

"El descontrol es de lunes a lunes, todas las noches y madrugadas. Es imposible descansar decentemente. Existen kioscos que venden bebidas alcohólicas a cualquier hora y a todas las personas, sin importar la edad. Todas las noches se convierten en un verdadero sufrimiento", subrayó Antonio y agregó: "Además de todo, tenemos que soportar circunstancias repugnantes, como observar y escuchar actos sexuales entre los pasillos de los edificios o encontrar restos de orina y materia fecal todas las mañanas".

Embed

En las imágenes de los videos captados por cientos de vecinos y enviados a UNO Santa Fe, se observa la gran afluencia de personas entre autos y motos, escuchando música a todo volumen en horas de la noche y la madrugada. Según manifiestan los vecinos, las denuncias no surten efectos y la presencia policial se instala en el barrio para evitar los "encuentros sociales" de forma aislada. "La policía y los patrulleros se observan algunos días, pero todos los demás, el descontrol sigue como si nunca hubiera pasado nada", sostuvo Antonio.

Los vecinos de Las Flores II, hartos de la situación, hasta confrontan con los comerciantes y sus clientes, en algunos casos insultándolos desde las ventanas de los edificios, en otros bajando hasta la vereda para pedirles que bajen el volumen de la música, y en otras circunstancias más extremas, hasta tirándoles baldazos de agua hirviendo para alejarlos del lugar.

Embed

"Los kioscos funcionan las 24 horas vendiendo alcohol y propiciando el descontrol en las calles. De noche, inclusive, solo tienen prendidas las luces de las heladeras exhibidoras y comercializan igual todo tipo de productos", denunció Antonio y finalizó: "Ya tengo 55 años y más de 39 viviendo en Las Flores II. Estoy sufriendo con mi familia al igual que muchos vecinos que no se animan a denunciar lo que está pasando, pero ya estoy cansado, harto y agobiado de vivir en estas condiciones".

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario