Colón

El dato saliente que apuntó el Pulga Rodríguez

Colón entrenó por la mañana pero todo el plantel intenta cobrar el dinero acordado con la dirigencia el año anterior. Hay informaciones contrapuestas.

Viernes 17 de Enero de 2020

Bajo el comando de Diego Osella, el plantel de Colón entrenó este viernes por la mañana en el Predio, envuelto en una atmósfera que no es la ideal, teniendo en cuenta que en 8 días iniciará el duro camino de mantenerse en la Superliga.

Todos los hechos sucedidos desde aquella recordada final de La Olla se extendieron en el tiempo y solamente las vacaciones le pusieron un freno a la sucesión de hechos negativos.

Los rojinegros parecían encarar otra etapa desde la llegada del nuevo entrenador, incluso con el arribo de dos refuerzos y a la espera de acordar los vínculos como mínimo con dos o tres exponentes más. Se optó por trabajar en Santa Fe, hubo un partido amistoso y esa tranquilidad se rompió el jueves.

LEER MÁS: Vignatti intenta destrabar el conflicto con los jugadores

Lo que era un secreto a voces tomó estado público y a partir de eso la bomba le explotó en la mano a Vignatti, claro que con el presidente muy lejos de la capital provincial. La promesa incumplida de abonar el dinero por disputar la final de la Copa Sudamericana pasó a estar en el centro de atención.

Era lo que faltaba para destapar una olla a presión que también abarca a muchas disciplinas de la institución y un movimiento casi nulo en el mismo club. El escenario de abandono y desidia avanza cada día más y nadie tiene la fórmula para frenar los conflictos.

O mejor dicho el camino más corto es empezar a saldar las deudas de todo tipo y acordar para poner un cierre a los reclamos a granel que llueven a cada minuto en la entidad del barrio Centenario.

LEER MÁS: Colón no se quedó en el molde y arremete con llevar el caso Galván a la FIFA

En concreto este plantel rojinegro pelea por un acuerdo de palabra que no pudo plasmar en los hechos. Por eso la llegada, pasadas las 11 de este viernes, del propio Vignatti al Hotel de campo para reunirse con todos los jugadores. La idea es viajar a jugar el amistoso con Newell's este mismo sábado y no este viernes para dormir en la Cuna de la Bandera, como estaba planificado en su momento.

Uno de los primeros que abandonó el entrenamiento para juntarse con el titular rojinegro fue Luis Miguel Rodríguez, capitán en ejercicio ante la insistencia de Guillermo Ortiz (sigue entrenando con el resto de sus compañeros) de buscar otros horizontes. La Pulga no quiso hablar de manera pública, pero si reconoció, que además del monto que adeudan los directivos por enfrentar a Independiente del Valle, también hay un mes y medio de retraso en los derechos de imagen y trayectoria, otro eslabón más en esta cadena de incumplimientos.

La información oficial respecto a este tema es otra: los comprobantes bancarios presentados en Superliga de diciembre y aguinaldo por Colón fueron presentados en tiempo y forma. Asimismo, el ente que maneja la máxima categoría puso como fecha del 25 al 31 de enero, para abonar el mes en curso y ese tiempo se estira hasta el 15 de febrero. Esto trastoca con lo dicho off de récord por Rodríguez.

Las horas que vienen de aquí en más son trascendentales para llegar a un acuerdo, aunque el tiempo dirá si esta puja deja heridos que puedan desmoronar la estructura de un plantel que cuenta con nuevo conductor pero que es consciente que cada fin de semana pone en jugar la permanencia en la elite del fútbol argentino.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario