Colón

¿En qué perjudica y en qué beneficia el parate a Colón?

El Sabalero se entrena con la mente puesta en la segunda fase de la Sudamericana, luego de haber cerrado una temporada de Superliga para el olvido.

Miércoles 01 de Mayo de 2019

Colón fue uno de los primeros equipos que se quedó fuera de los torneos de la Superliga, tras la dolorosa eliminación en la Copa de la Superliga a manos de Tigre, a quien luego de empatar sin goles en el Brigadier López le ganaba 2-0 en Victoria, pero no lo pudo aguantar y con la derrota por 3-2 quedó fuera de competencia.

Esto se le suma a la pobre producción en la Superliga, donde el equipo terminó en el fondo de la tabla. Además, al Sabalero se le irá una gran campaña de 49 puntos, por lo cual arrancará muy complicado con la permanencia en la próxima temporada. De hecho lo separarían cinco puntos de la zona del descenso (sin contar a Arsenal y al otro equipo que llegará desde la "B" Nacional), donde los cuatro equipos que perderían la categoría serían Newell's, Gimnasia, Rosario Central y Patronato.

Más allá que la meta siempre será el torneo local, al conjunto rojinegro solo le queda por delante para terminar la temporada los dos encuentros de la segunda fase de la Copa Sudamericana, y el próximo lunes 13 de mayo, en el sorteo que se realice en Luque, sabrá con certezas quién será su rival.

Es un hecho, que salvo que el equipo sea vapuleado y cierre dos actuaciones catastróficas, Pablo Lavallén será el encargado de conducir al equipo en la pretemporada y que arrancará siendo el DT en la próxima Superliga.

El entrenador desde que llegó a Santa Fe se quejó constantemente en la falta de tiempo para inculcarle su idea al equipo, y de hecho la seguidilla de partidos iniciales le dieron al razón, debido a que en una semana tuvo que jugar ante Aldosivi en Mar del Plata, contra Deportivo Municipal en Perú y frente a San Lorenzo en el Brigadier López (en el pendiente de la 18ª fecha).

Pero tampoco se vio una mejoría sustancial una vez que el trajín terminó con el partido pendiente ante el Ciclón, y una prueba cabal de ello son las dos actuaciones frente a Tigre, el partido ante el descendido San Martín de San Juan en Santa Fe, y los cotejos por las Copas Argentina y Sudamericana ante Acassuso y Municipal, respectivamente.

Por lo tanto, este tiempo que tendrá para trabajar seguramente le servirá para terminar de imponer su idea futbolística, como así también para encontrar un equipo ideal, atendiendo a que también recuperará a muchos de los jugadores lesionados, y tendrá un conocimiento más acabado de todos los integrantes del plantel.

Por otro lado, el parate le jugará en contra debido a la falta de competencia con la que llegará a los encuentros de la Sudamericana, debido a que el cotejo de ida de la segunda fase se disputará el 21, 22 o 23 de mayo en condición de visitante (Colón tiene la ventaja deportiva de definir como local el 28,. 29 o 30 de mayo).

Los dirigentes para evitar tanto tiempo sin competencia intentaron adelantar el encuentro de los 16avos de final de la Copa Argentina frente a Sol de Mayo de Viedma, aunque esta idea no tendría asidero y seguramente el cotejo se disputará luego de la Copa América de Brasil.

Por lo tanto, más allá que Lavallén recuperará a la mayoría de los jugadores que llegaron al final de la temporada local con inconvenientes físicos, que tendrá mucho tiempo para pregonar su idea y encontrar su equipo ideal, llegará a los duelos de Sudamericana en desventaja con su rival de turno.

Es que el certamen argentino tiene un formato inédito, sobre todo la Copa de la Superliga donde solamente disputó una fase. Y en las otras ligas de Sudamérica se están disputando en sus fechas decisivas. En tanto si el rival es de nuestro país también llegará en desventaja, debido a que Argentinos e Independiente –los otros argentinos que siguen en carrera– todavía continúan en competencia en la Copa de la Superliga (juegan entre ellos en la segunda fase).

¿Te gustó la nota?