Colón

Vignatti redobla la apuesta y vuelve a la carga por los anhelos de Osella

El presidente sabalero, luego de solucionar el conflicto con el plantel, sale de nuevo al mercado de pases para sumar a los últimos refuerzos que quiere el DT.

Viernes 17 de Enero de 2020

A poco más de una semana para la reanudación de la Superliga, que para Colón tendrá lugar el próximo sábado 25 de enero, a partir de las 19.40, ante Central Córdoba, en Santiago del Estero, Diego Osella continúa esperando por más refuerzos.

Es que el DT cuando se puso de acuerdo con José Vignatti para asumir el compromiso de conducir nuevamente los destinos futbolísticos del Sabalero, hizo un análisis pormenorizado del plantel, donde concluyó que le faltaba un marcador central (ahora quiere dos por la inminente partida de Guillermo Ortiz), un lateral izquierdo, un volante central, mediocampistas ofensivos y delanteros.

Hasta aquí solamente llegaron el uruguayo Rafael García y el delantero Brian Fernández, los que representan un gran salto de calidad para un equipo que finalizó la primera parte de la Superliga con tres derrotas al hilo y al borde de la zona del descenso, donde podría caer si se dan un par de resultados en la fecha 17.

LEER MÁS: Osella: "Soy el encargado de guiar a Brian Fernández"

Por ese motivo, como prioridad, el DT desea que lleguen un lateral izquierdo y un volante ofensivo, que se pueda mover por ambos carriles y que haga las veces de extremo, para abastecer a los delanteros con desequilibrio y precisión.

En cuanto al puesto de lateral surgió el nombre de Germán Voboril, quien viene de jugar en Universidad de Concepción de Chile, que tiene un paso por San Lorenzo y Racing, y que en 2016 fue dirigido por Diego Osella en Newell's.

En tanto que el mediocampista ofensivo cuesta encontrarlo, ya que el gran apuntado era Hernán Fértoli, quien finalmente terminó recalando en Racing, quien hizo una interesante propuesta económica a San Lorenzo, más allá que todavía le resta contentar a los dirigentes de Newell's.

Pero los esfuerzos ahora se conducirán en cerrar a dos jugadores por los cuales se negoció en este mercado de pases, sin éxito por ahora debido a profunda diferencias con sus clubes de origen, en cuanto a la propuesta económica por un lado y el proyecto deportivo por el otro.

Por el primero de los jugadores que se buscará acelerar las gestiones es el defensor Bruno Bianchi, quien ya tiene acordado su contrato con Colón pero Atlético Tucumán pretende 800.000 dólares por la mitad del pase con el que cuenta, y no quiere otra alternativa en la operación.

image.png

La intención de Vignatti es retomar la conversación y hacer un nuevo ofrecimiento que se acerque a lo que pretende el Decano, equipo donde Bianchi era subcapitán y perdió su lugar como titular, más allá que Ricardo Zielinski lo tiene muy en cuenta debido a que a la Superliga se le agregará la disputa de la Copa Libertadores de América.

LEER MÁS: Pulga Rodríguez: "Necesitábamos hablar con Vignatti y solucionamos todo"

Con Tigre, en tanto, la situación es incluso más compleja, ya que quien presiona para salir es el mismo Sebastián Prediger, pero el presidente Ezequiel Melaraña se opone a dejarlo partir, debido a que es clave para Néstor Gorosito y porque su equipo participará de la Copa Libertadores de América, a pesar de estar disputando el torneo de la Primera Nacional.

image.png

La decisión de los dirigentes de Colón sería acompañar la presión que realiza el jugador con una propuesta tentadora para el Matador, que podría incluir la cesión de algunos jugadores sabaleros que no serán tenidos en cuenta o que no son las primeras alternativas para el Loco Osella.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario