Viajar por el mundo

Emigrar a Nueva Zelanda: "Muchos argentinos empiezan a trabajar en el campo y terminan siendo mánager"

Una argentina viviendo hace siete años en Nueva Zelanda ayuda desde sus redes a quienes quieran emigrar al país del otro lado del mundo y conseguir trabajo

Viernes 15 de Abril de 2022

Son muchas las razones que pueden llevar a una persona a emigrar de Argentina: la aventura, el amor, el trabajo o progresar en un país con mayor estabilidad. Uno de los destinos más elegidos por turistas y migrantes es Nueva Zelanda, la isla de Oceanía con paisajes mágicos y una rica cultura.

En diálogo con el programa Ahí Vamos (de 9 a 12 en UNO 106.3) Romina Braccesco contó que es de Neuquén, se recibió de nutricionista y se fue a vivir con su pareja, Federico, a Nueva Zelanda. “Había viajado a Disney de chica y había visto otro mundo, y siempre me habían quedado esas ganas de conocer un poco más y de viajar”, recordó.

“Tenía amigas que habían estado por Nueva Zelanda y Australia entonces fue un probemos. Estábamos con esos miedos de qué pasa si no nos va bien y esas cosas y pensamos «si no nos va bien, nos volvemos»”. Esto fue hace siete años, y les fue tan bien que en 2020 Romina comenzó a compartir su experiencia como migrante en las redes.

Embed

Nueva Zelanda queda a más de 9.000 km de Argentina, con una diferencia horaria de entre 10 y 15 horas. “Charlar con nuestra gente se complica, a veces solo queda para el fin de semana porque en la semana vivimos completamente al revés”, advirtió.

“Si ves el mapa de Nueva Zelanda es todo campo, hay más áreas rurales que pobladas, o sea, hay muy poquitas ciudades y la industria está muy dedicada a la exportación, entonces buscan muchísima gente para trabajar. De hecho, muchos argentinos que han empezado acá en el campo desde cero terminan siendo mánager después y les va muy bien”, dijo Romina.

En general, los argentinos en Nueva Zelanda empiezan haciendo los trabajos que nadie quiere hacer allá: cosechar frutas, trabajar en los tambos, lavar platos o ayudar en la cocina. “A veces el tema del inglés por ahí nos complica un poco con las profesiones, pero cualquier trabajo se puede hacer”, detalló la joven, quien confesó que le costó mucho conseguir un puesto en su área, la nutrición. “Me olvidé de mi carrera y me reinventé porque le encontramos este gustito de viajar por el mundo, que es tan posible, y eso es lo que queremos mostrar”.

“Mi pareja es arquitecto y al principio también trabajó de cualquier cosa, hizo un poco de construcción, pero luego pudo conseguir un trabajo de lo suyo. No es arquitecto en sí, pero es el que le dibuja al jefe”, contó.

El dúo ya viajó por Asia, y aunque no está en los planes todavía, le gustaría también vivir en Europa. “Por el momento la idea no es volver porque realmente la vida acá es increíble, superdistinta, y si bien se extraña mucho la familia, en épocas pre-Covid veíamos mucho a nuestra familia porque teníamos la posibilidad de pagarles los pasajes para que vengan y pasen acá sus vacaciones”.

nueva zelanda emigrar trabajo 2.jpg
Romina y Federico, argentinos viviendo en Nueva Zelanda.

Romina y Federico, argentinos viviendo en Nueva Zelanda.

“Todo el año estábamos acompañados y a la vez nos íbamos, estuvimos viajando por el mundo y es un país bastante bonito para vivir, entonces por ahora nos queremos quedar, pero no con la idea de morir acá”, expresó.

Finalmente, Romina aseguró que en su cuenta @yundianosfuimos comparte toda la información que le hubiese gustado tener cuando comenzó su aventura, sobre todo los trámites y la búsqueda de trabajo. “Si querés irte hay muchas posibilidades, necesitas dinero obviamente para empezar, pero se puede”, arengó.

Y advirtió: “El que se quiere ir tiene que poner un poco de sí mismo y leer e investigar. Yo puedo darte todas las herramientas pero tiene que poner lo suyo”.

Escuchá la nota completa acá:

AHI VAMOS - 13.04.2022 ROMINA BRASSESCO.mp3

Romina Brassesco, argentina viviendo en Nueva Zelanda.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario