judiciales

Causa Bolsafé: cómo tres exempleados del Banco Galicia lavaron 250 millones de pesos

El fiscal pidió elevar a juicio. Los exbancarios permitieron el lavado de más de 250 millones de pesos en ahorros de más de 400 personas por Bolsafé

Martes 07 de Junio de 2022

El titular de la Fiscalía Federal Nº 2 de Santa Fe, Walter Rodríguez, pidió este lunes el juicio oral y público a tres exbancarios que desempeñaban funciones en la sucursal Santa Fe del Banco de Galicia y Buenos Aires S. A. (filial Nº 79). Se trata del exgerente Silvio Ariel Gómez y dos exoficiales de la empresa Fernando Gabriel Yah Yah y Diego Waldemar Van de Velde. Fueron acusados de ser coautores del delito de lavado de activos por haber puesto en circulación en el mercado, a través de transferencias y ventas de acciones y títulos valores, bienes provenientes del desapoderamiento de al menos 408 ahorristas por parte de la firma Bolsafé Valores, por un valor calculado en 2016 de más de 250 millones de pesos.

El fiscal consideró que los acusados actuaron con dolo para favorecer las maniobras de blanqueo de los fondos de origen ilícito, para lo cual no aplicaron la normativa en materia de prevención de lavado de activos.

Los hechos atribuidos por el fiscal Rodríguez a los operadores del Banco Galicia en la nueva acusación sucedieron entre 2006 y 2012.

En efecto, al exoficial de empresa Van de Velde lo acusó de haber cometido esa conducta entre marzo de 2006 y diciembre de 2012; a Gómez, entre enero de 2010 y diciembre de 2012; y a Yah Yah entre julio de 2011 y diciembre de 2012.

El fiscal Rodríguez describió que la operatoria se llevó a cabo con los siguientes cuatro pasos:

  • Inicialmente Bolsafé Valores captaba clientes, recibía sus ahorros y posteriormente transfería indebidamente los valores negociables de las víctimas hacia la cuenta comitente de BV Emprendimientos en el Banco Galicia.
  • Luego de ello, los títulos valores eran derivados a Galicia Valores S. A. o a la cuenta BV Emprendimientos en Valfinsa S. A., o reenviados a alguna de las cuentas comitentes de Bolsafé Valores.
  • El siguiente paso era vender ese volumen de títulos a través de las cuentas liquidadoras de aquellas sociedades de bolsa que operaban en el Mercado de Valores de Buenos Aires.
  • Concretada la conversión de los títulos valores en dinero, el producido de esas liquidaciones era depositado de forma habitual y continua en la cuenta corriente de BV Emprendimientos en el Banco Galicia.

Según publica el sitio web fiscales.gob.ar, la fiscalía puso de relieve que "las conductas aquí atribuidas a los imputados surgen de considerar que ellos estaban al corriente de que los títulos valores tenían su origen en la maniobra delictiva".

El fiscal remarcó que "las operaciones que constituyen materia de cuestionamiento fueron practicadas en el ámbito de la citada entidad bancaria, cuando BV Emprendimientos no se encontraba autorizada para realizar oferta pública de títulos valores por parte de la Comisión Nacional de Valores".

Rodríguez indicó en la acusación a los tres operadores bancarios que "el simple cotejo por parte de quienes tenían un deber de contralor respecto al tipo de actividad que desarrollaba su cliente BV Emprendimientos S. A., les hubiese permitido representarse que el flujo de títulos valores circularizado no se condecía con las actividades lícitas comprendidas en su objeto social y sin embargo no procedieron conforme se le reclama objetivamente a raíz del rol de garante asumido".

En esa línea, advirtió que "los imputados son profesionales del área financiera y por lo tanto cuentan con la experticia necesaria para asignar la correspondiente valoración" a estas operaciones y en ese sentido puso de relieve "la sumatoria de indicadores que debieron activar las alarmas concebidas por los procedimientos normativos previstos en materia de lavado de activos".

El representante del MPF consideró probado que los tres acusados "conocían al dedillo que las dos empresas aludidas (Bolsafé y BV Emprendimientos) eran gerenciadas por Mario José Enrique Rossini, a quien enaltecieron con un trato preferencial", dado que hay constancias del otorgamiento de un "préstamo vip" y de sus operaciones como cliente "Prefer".

El fiscal repasó extensamente en su presentación la normativa en materia de prevención de lavado que debieron aplicar los acusados en el caso y añadió que "los imputados estaban al corriente del tipo de relación jurídica que ligaba a la firma BV Emprendimientos y la gran mayoría de los damnificados ya que se trataba de un contrato de alquiler de títulos valores que, por un lado, constituía un negocio jurídico prohibido por el Mercado de Valores del Litoral y por otro, en estricto sentido era evidente que la figura jurídica «alquiler» no legitimaba ningún acto de disposición ante la ausencia del consentimiento de los interesados".

bolsafe_valores.jpg
Bolsafé. Los estafados fueron alrededor de 400 ahorristas

Bolsafé. Los estafados fueron alrededor de 400 ahorristas

Elevación a juicio y penas

El requerimiento de elevación a juicio, formulado ante el Juzgado Federal N° 2 de Santa Fe, es parte de la investigación que actualmente tiene un primer tramo en debate oral y público con nueve personas acusadas, entre ellas el principal imputado, el contador Mario José Enrique Rossini. Quien fue titular de las firmas Bolsafé Valores y BV Emprendimientos es acusado por captación de ahorros públicos e intermediación no autorizada en el mercado bursátil, agravada por el uso de medios de difusión masiva. En otro tramo de la causa también están procesados agentes de bolsa y operadores del Mercado de Valores del Litoral por la omisión de controlar las operaciones que permitieron la defraudación a los ahorristas.

En función de la legislación vigente al momento en que ocurrieron las conductas delictivas que les atribuye la fiscalía, Yah Yah fue acusado por el delito de lavado de activos previsto en el artículo 303, inciso 1, del Código Penal, que reprime con pena de tres a 10 años de prisión y multa de dos a 10 veces del monto de la operación, siempre que supere los 300.000 pesos. Van de Velde y Gómez fueron acusados en función de la antigua redacción que penaba aquella conducta, prevista en el artículo 278 inciso 1 a) del Código Penal según la Ley 25.246, que reprimía con prisión de dos a 10 años y multa de dos a 10 veces del monto de la operación, siempre que supere los 50.000 pesos.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario