Judiciales

Crimen de Barrio San José: el acusado habló y contó cómo fue el tiroteo

Este mediodía fue imputado y el próximo viernes se define si queda en prisión preventiva

Miércoles 17 de Octubre de 2018

Andrés Marchi, el fiscal que investiga el crimen de Carlos Nicolás Milessi (31), ocurrido ayer en barrio San José, en el marco de un supuesto intento de robo, imputó este miércoles al presunto autor del hecho. Se trata de Agustín Espartaco S. (21), acusado de ser el autor de los disparos que causaron la muerte del supuesto asaltante.

La imputación tuvo lugar en la Sala I del subsuelo de tribunales y se produjo ante el juez de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), José Luis García Troiano. En la misma, el fiscal le atribuyó al joven detenido el delito de "homicidio calificado por el uso de arma de fuego" aunque también le achacó, de manera alternativa, "homicidio calificado por el exceso en la legítima defensa". El funcionario indicó que el fallecido recibió tres impactos de bala: dos en el omóplato y uno en la zona lumbar.

Por otro lado, Marchi también anticipó que solicitará la medida cautelar de prisión preventiva el próximo viernes. Dicho pedido se debatirá en una audiencia que tendrá lugar en tribunales y que deberá ser fijada por la Oficina de Gestión Judicial (OGJ).

La atribución de los hechos fue rotundamente rechazada por el abogado defensor del acusado, Raúl Sartori, quien tras culminar la audiencia pidió al juez que se desestime la imputación "ya que todo se trató de un acto en legítima defensa".

Rompió el silencio

Durante la audiencia, el imputado, el cual permanece privado de su libertad desde el martes, declaró ante el juez y contó su versión de los hechos ocurridos en la vivienda de Espora al 3800.

Según indicó el muchacho –que oficia como mecánico– el lunes por la noche estuvo en un bar de la Costanera junto con una amiga bebiendo algo. Luego, cerca de las tres de la madrugada llevó a la mujer a su domicilio y regresó a su casa. Pasadas las cinco de la madrugada, escuchó ruidos en su puerta y por ello tomó un arma de fuego que había adquirido quince días antes en el mercado ilegal.

Salió de su habitación y encontró a un hombre armado que le dijo "tirate al piso". Allí comenzaron a forcejear por lo que la tensa situación culminó en que ambos disparen en reiteradas oportunidades. Respecto a Milessi, dijo que este descerrajó al menos seis disparos dentro de la vivienda, por lo que tuvo que meterse dentro de la pieza y abrió fuego.

Tras los disparos, vio que el supuesto asaltante se retiró del lugar junto con el otro muchacho que lo había acompañado, el cual según indicó el imputado, se había quedado en la puerta "haciendo de campana". Segundos después se dirigió hasta la puerta y allí encontró el arma de fuego, del presunto ladrón y una visera blanca y verde con las palabras "Tamo Activo".

Respondió todo

Tras contar su versión, el imputado aceptó que el fiscal Marchi le consulte sobre determinados momentos del hecho. En este sentido, el funcionario, le preguntó cuantas personas había visto que ingresaron. "Milessi vino a enfrentarme y el otro chico hacía de campana", sostuvo el acusado. "Conocía a los agresores", preguntó el fiscal por lo que el imputado dijo: "No, la verdad que no".

—¿Usted vio al agresor al salir de la vivienda?

—No, estaba oscuro. 

—¿Vio un vehículo?

—Sí, una Peugeot.

—Usted dijo que adquirió un arma para su seguridad, ¿puede decir a quién se la compró?

—Prefiero decir que no. 

—¿Vio armada a la otra persona?

—No, solo la silueta. Estaba oscuro. 

En otro orden de preguntas Marchi le preguntó cómo sabía si el arma hallada fuera de la vivienda era la que portaba Milessi. "Fue una cosa que dije, no sabía que era de él", sostuvo el acusado. "Lo único que me dijo el chico fue que me tire al piso", agregó. 

La declaración del imputado se extendió un rato más y apuntó sobre por qué se habría dado el supuesto robo. Es que según contó el muchacho, el ingreso de estas personas a su casa podría haber sido con el fin de sustraerle una motocicleta que había adquirido tiempo atrás. La misma, dijo el acusado, la compró a un hombre en avenida Peñaloza. "¿Estaba registrada la moto?", preguntó el fiscal y el acusado respondió: "Tengo que hacer la transferencia". "¿Cuanto pagó por la misma?", volvió a preguntar Marchi. "Cincuenta y cinco mil pesos por la moto", concluyó el joven.

La pista de la motocicleta como supuesto móvil para el ingreso de Milessi a la vivienda de Espora al 3800 surgió luego de que los peritos lleven a cabo una inspección a la camioneta en la que habría arribado al lugar el fallecido. Es que según se develó en la audiencia, dentro de la camioneta Peugeot 504, fue encontrada una tarjeta verde de una motocicleta de similares características a la que había adquirido el hoy acusado.

¿Te gustó la nota?