Judiciales

Definen si el acusado por el crimen de su hermana es "inimputable"

El asesinato ocurrió el miércoles en barrio Sargento Cabral. El detenido padecería esquizofrenia 

Domingo 25 de Noviembre de 2018

La Justicia provincial deberá definir esta semana si U. B. Martínez, sospechado de matar a puñaladas a su hermana el pasado miércoles en una vivienda del barrio Sargento Cabral, es "inimputable" en la causa que investiga el violento episodio.

El asesinato ocurrió el pasado miércoles, cerca de las 22, en una vivienda de Ruperto Godoy al 1300 y tuvo como víctima a Carmen Vicenta Martínez (63), oriunda de Paraná, y quien residía en la ciudad de Santa Fe desde hacía un año junto con su hermano.

Aquella noche, los gritos de la mujer hicieron que los vecinos llamen al 911. La policía arribó al lugar y encontró dentro de la vivienda a Carmen fallecida producto de múltiples puñaladas en su cuerpo. Al inspeccionar la vivienda los efectivos encontraron a un hombre con toda la indumentaria ensangrentada. Se trataba del hermano de la víctima el cual quedó arrestado por el personal policial y el viernes pasado fue trasladado a tribunales para ser imputado, acto procesal que no logró llevarse a cabo.

El miércoles. Policías encontraron a la mujer fallecida y al hermano con sangre en su ropa como así también la posible arma homicida.

Es que la defensa de Martínez, a cargo de Betina Dongo, del Servicio Público Provincial de la Defensa Penal, solicitó al juez Nicolás Falkenberg que su defendido sea evaluado por la Junta de Salud Mental de Santa Fe para que analice si el hombre puede comprender los hechos que tiene para atribuirle el fiscal Andrés Marchi de la Unidad Especial de Homicidios.

El pedido de la defensora fue en el marco del articulo 106 (Incapacidad) del Código Procesal Penal que establece que "la afección mental del imputado, que excluya su capacidad de entender los actos del procedimiento o de obrar conforme y voluntad provocará la suspensión de su prosecución penal hasta que desaparezca esa incapacidad".

La solicitud de la defensora surgió luego de que en la vivienda donde ocurrió el homicidio de Carmen, los investigadores de la Policía de Investigaciones (PDI) encontraron un estudio médico que indicaría que el hermano de la víctima padecería de "esquizofrenia". Por esa razón, Dongo puso énfasis en que primero se debe determinar si el hombre puede entender lo que sucedió y el proceso que debe afrontar.

Además, la letrada de la defensa pública argumentó que Martínez se encuentra medicado por su enfermedad. El mismo, vale aclarar, se encontraba bajo el cuidado de su hermana, luego de haber arribado a la ciudad de Santa Fe un año atrás. 

Fiscal. Andrés Marchi solicitó que continúe detenido Martínez mientras es analizado por la Junta de Salud Mental. Foto/ Archivo UNO

Durante la audiencia del último viernes, la cual tuvo lugar en la Sala 6 del primer piso de tribunales, el imputado no brindó ninguna explicación. Solo dijo que entendió lo que el juez le explicaba y a su vez pidió seguir alojado en la Comisaría Nº 25 del barrio El Pozo. Previo a comenzar la audiencia, dijo no saber cuál era su domicilio de Santa Fe pero sí el de Paraná.

El pedido de Dongo fue en cierta manera aceptado por el fiscal Marchi quien no se opuso a que la Junta de Salud Mental evalúe al hombre pero pidió que continúe detenido hasta que se defina su situación procesal. El pedido fue aceptado por el magistrado penal y ahora el organismo oficial tendrá que definir si Martínez se encuentra en condiciones mentales para atravesar el proceso penal que lo tiene involucrado.

La ley

El Código Procesal Penal de Santa Fe establece además que si se comprueba la incapacidad mental se debe "impedir el procedimiento intermedio, el juicio y toda labor crítica del comportamiento que se le atribuye que no autorice expresamente la ley".  

¿Te gustó la nota?