Judiciales

El testigo arrepentido de la causa del D4 acordó una pena y salió en libertad

Se trata de Facundo Testi, quien tendrá que pagar dos millones de pesos por el fraude al Estado provincial

Viernes 21 de Diciembre de 2018

A dos años de haberse destapado el millonario fraude al Estado por medio de falsos arreglos a móviles policiales, a través del Departamento de Logística –el D4–  la causa sumó tres nuevos juicios abreviados, entre ellos el de Facundo Testi, el imputado clave en la causa.

El mismo fue acusado de organizar la estafa y optó, en medio del proceso judicial, por colaborar con la Justicia provincial bajo la figura de testigo arrepentido y así narrar cómo funcionó la organización que involucró a civiles y policías de alta jerarquía.

La pena acordada fue de tres años de prisión efectiva tras haberse declarado culpable de los delitos de "integrante de una asociación ilícita en carácter de organizador" y de "coautor de defraudaciones en perjuicio de la administración pública", todo en concurso real.

El caso remonta al 2016, cuando el ministro de Seguridad Maximiliano Pullaro recibió en su despacho, "de manera anónima", una serie de documentos que revelaban cómo una organización que involucraba a civiles y funcionarios policiales, defraudaban al Estado por medio de arreglos inexistentes y compras de repuestos de móviles pertenecientes a la Policía provincial.

Aquella causa fue impulsada primero por el fiscal Roberto Apullán, quien en septiembre del 2017 ordenó la detención de ocho personas, entre ellas Testi y el exjefe de policía, Rafael Grau, para luego imputarlos en tribunales. Tras el apartamiento de Apullán de la causa, el caso fue continuado por sus pares, Leandro Lazzarini y Ezequiel Hernández, del área de Delitos Complejos del Ministerio Público de la Acusación (MPA).

Estos detectaron que el fraude fue  cometido entre enero de 2015 y febrero del 2016 y fue por un monto de $1.911.591, 33 a través de partidas de gastos de funcionamiento y desarrollo de la jefatura  de la policía provincial, de arreglos a móviles de la Unidad de Protección de Testigos y Querellantes y de la Policía Comunitaria.

Este año, la causa derivó en una serie de juicios abreviados, de los cuales ya cuentan con condena el exjefe del Departamento de Logística, José María Leiva, el habilitado en la jefatura, Hernán Villanueva –contador– y el tallerista, Andrés Soto. Sobre este último su pena se agravó ya que pesaba sobre él una causa por un abuso sexual intrafamiliar.

Este viernes, en la Sala 5 de tribunales y ante el juez Pablo Busaniche, el abogado de Testi y de Noelia y Artemio Biscari, el penalista Néstor Oroño, acordó con los fiscales la condena la cual deberá ser homologada por el magistrado de primera instancia en los próximos días.

Juez. Pablo Busaniche, el magistrado que deberá analizar si homologa el juicio exprés. Archivo/ UNO

Devolver lo robado

El acuerdo establecido este viernes pautó para Testi la pena de  tres años de prisión efectiva, aunque el mismo terminó siendo excarcelado ya que cumplió un total de 15 meses de prisión preventiva de manera domiciliaria. Esa situación le posibilitó pedir la excarcelación, la cual fue concedida por el juez Busaniche.

Por fuera de la ejecución penal, el juicio abreviado concluyó en que Testi deba abonar una multa de 90 mil pesos por el hecho. En tanto, deberá reparar el daño causado con el pago de $1.430.836,67. A su vez, tendrá que donar un millón de pesos a entidades de bien público, las cuales serán escogidas por autoridades del MPA.

La misma situación tuvieron que acordar José María Leiva (51), el exjefe del Departamento de Logística (D4), cuando firmó un abreviado el pasado 18 de junio y el contador,  Ariel Villanueva, el 14 de mayo. 

También firmaron

No solo Facundo Testi puso la firma este viernes en tribunales por el fraude al D4, sino que también lo hicieron Artemio y Noelia Biscari los cuales fueron imputados en la causa como partícipes de la "asociación ilícita".

En esa línea, los dos acusados cerraron una condena de tres años de prisión condicional pero a diferencia de Testi solo tendrán que abonar una multa de 90 mil pesos tras haber asumido los delitos de "integrar una asociación ilícita en carácter de miembro" y "coautores de defraudaciones en perjuicio de la administración pública".

El rol de los civiles en los hechos investigados fue el de "suscribir facturas emitidas por otras personas, a las cuales se les falsificaba las firmas procurando generar una apariencia de legalidad en los documentos".

El organizador

A lo largo de la investigación se detectó que Testi fue quien "reclutó a los demás integrantes de la organización  y también administró y supervisó la administración de los documentos –presupuestos, facturas y certificados– para llevar adelante los actos defraudatorios".

Para los investigadores, el comerciante del rubro gráfico –que realizaba ploteados de autos– tuvo un rol central en la organización delictiva ya que fue quien creó el fraude y que según estableció la pesquisa, era comandado por el exjefe de policía, Grau.

Con el devenir de la investigación, el pasado 10 de octubre Testi fue incorporado a la causa como "testigo arrepentido" y así aportó mayor información sobre cómo era la logística del fraude. Ese cambio procesal le permitió al imputado lograr cerrar el abreviado que tuvo lugar este viernes en tribunales.

Restan en la causa

De homologarse el presente acuerdo, la causa tendría a seis personas condenadas por el fraude al D4 que sacudió al ámbito policial y político en el año 2016 y 2017. 

En tanto, todavía se encuentran imputados y a la espera de una resolución otros tres imputados civiles identificados como Rodrigo Ezequiel Ruiz, Maximiliano Ambrosio, Gabriela Pavarín y el exjefe de la Policía de Santa Fe, Rafael Grau.

¿Te gustó la nota?