Judiciales

Liberaron al policía que mató, tras un tiroteo, a un ladrón en barrio Candioti

Se trata del agente Emiliano Navarro, el cual se encontraba en prisión preventiva desde 2017

Viernes 23 de Noviembre de 2018

La Justicia provincial ordenó este viernes que el agente policial Emiliano Navarro, que en 2017 quedó en prisión preventiva tras ultimar de un balazo a un ladrón que se tiroteó un año antes con la fuerza en pleno barrio Candioti, sea excarcelado y espere el juicio en libertad.

El fallo fue resuelto por el juez de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), Pablo Busaniche, el cual hizo lugar al pedido de la defensa del imputado, a cargo de Sebastián Amadeo (defensor público), en el marco de una audiencia, de revisión de causa, llevada a cabo en los tribunales de Santa Fe.

El caso remonta a la noche del 12 de marzo del 2016, cuando el fallecido Walter Alarcón (17) asaltó una rotisería ubicada en Belgrano y Bulevar Gálvez. Tras el atraco huyó del lugar y en una esquina del Bulevar abrió fuego contra un grupo de agentes policiales que arribaron al lugar. Alarcón, que portaba un revólver calibre 32, continuó a los tiros por Belgrano y luego tomó por Castellanos hasta Las Heras para doblar, en dirección al norte, hasta Maipú. A mitad de cuadra, hacia el este, los disparos continuaron y Alarcón terminó abatido tras recibir un tiro en su rostro.

Prueba. El arma que utilizó el ladrón para asaltar la rotisería. Archivo/ UNO Santa Fe

Un año después, el testimonio de un trapito que declaró en la Fiscalía por medio de abogados del Centro de Asistencia Judicial (CAJ) acusó a Navarro de ejecutar a Alarcón cuando este ya se había rendido. La causa fue impulsada por el fiscal de Violencia Institucional, Ezequiel Hernández y la de Homicidios, Cristina Ferraro, los cuales solicitaron la prisión preventiva para el agente policial la cual fue ordenada por el juez Octavio Silva el 22 de septiembre del 2016.

Por la prueba balística

Durante la audiencia de este viernes, el abogado defensor de Navarro expuso ante el juez una informe pericial (que no es el oficial) que determinó que la bala que disparó Navarro con su arma reglamentaria rebotó en una columna o pared y luego impactó en la cara de Alarcón por lo que provocó su muerte en el Hospital Cullen horas después.

Con ese informe, la defensa sostuvo que se desvirtuó la hipótesis de lo declarado por el testigo que impulsó la Fiscalía y querella y que sindicó a Navarro como el ejecutor de Alarcón cuando este estaba desarmado.

Por fuera de ese informe, la defensa argumentó que no existían riesgos procesales estando Navarro en libertad ya que por el momento las partes aguardan el peritaje balístico oficial, el cual debe llevarse a cabo en Gendarmería Nacional.

En tanto, también fundamentó Amadeo que el testigo que declaró contra Navarro ya forma parte de la prueba que se presentará en el futuro juicio ya que se llevó a cabo un "anticipo jurisdiccional de prueba" por miedo a que el "trapito" sufra represalias. 

En prisión

No es la primera vez que la defensa de Navarro pide que espere el juicio en estado de libertad. En octubre del 2017, la defensa del agente, que en ese entonces estaba a cargo de Martín Risso Patrón y Martín Avalos, solicitó su liberación, pero el juez Silva volvió a ratificar la medida cautelar de prisión preventiva que había dictado el 22 de septiembre, un mes antes, cuando fue detenido por Asuntos Internos por orden de los fiscales Ferraro y Hernández.

¿Te gustó la nota?