Salud

Mitos y verdades de la nueva droga para el tratamiento de la obesidad

Todo lo que tenés que saber sobre "Saxenda", el medicamento aprobado por la Anmat. 

Viernes 15 de Febrero de 2019

Saxenda es un medicamento aprobado recientemente,en nuestro país, por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) para el tratamiento de la obesidad.

No se trata de una nueva droga ya que, Liraglutide, ha sido utilizada para tratar la diabetes tipo 2 desde el 2011, con excelentes resultados, entre ellos el descenso de peso sostenido.

Los nuevos estudios mostraron que Liraglutide, combinada con un programa para el tratamiento de la obesidad, que incluya la actividad física, reduce el peso y más importante aún, mantiene el descenso logrado en el tiempo.

Sus principales efectos se producen en el sistema nervioso central, disminuyendo el apetito y restaurando la sensación de saciedad y en el sistema digestivo, retardando la velocidad del vaciamiento del estómago.
Está indicada bajo supervisión médica en personas mayores de 18 años con un índice de masa corporal mayor o igual a 30 (obesidad) o mayor o igual a 27 (sobrepeso), en este último caso cuando además presenten alguna enfermedad relacionada con el exceso de peso, como prediabetes, diabetes tipo 2, presión arterial elevada, niveles anormales de grasas en sangre o problemas respiratorios durante el sueño, denominados apnea obstructiva del sueño.

No todas las personas responderán de igual manera al tratamiento con
Saxenda , hay pacientes que no responden, que no logran descenso de peso significativo y otros que responden de los cuales la mayoría logra reducir más del 5 % de su peso; otros el 10 %, y una menor proporción disminuirá más del 15 % del peso corporal.

Los efectos adversos más frecuentes son gastrointestinales, principalmente: náuseas, diarrea o constipación, los vómitos son infrecuentes, todos estos efectos desaparecen con el correr de los días.

Liraglutida se presenta en lapiceras de autoaplicación prellenada y se inyecta de manera subcutánea en abdomen, muslo o brazo. Su costo mensual aproximado es de $ 7.000.

Al suspender el tratamiento con Saxenda, si el paciente no ha incorporado cambios en sus hábitos de alimentación, mediante un programa interdisciplinario que incluya abordaje nutricional y psicológico, presentará aumento del apetito y disminución de la sensación de saciedad, y como resultado de esto reganancia del peso perdido.

Por el Dr. Antonio Saleme. MP 4306 - Especialista en clínica médica.
Magister en endocrinología. (Universidad Austral)
Magister en diabetología. (USAL)
Jefe servicio de Endocrinología y Metabolismo Sanatorio Santa Fe.

¿Te gustó la nota?