Santa Fe

El histórico edificio de Suipacha y 9 de Julio será terminado tras 20 años de litigio

El dueño del edificio dio detalles de la obra, el tiempo de finalización y lo que significa para él y la "sociedad de Santa Fe" el avance en el inmueble, abandonado durante años en la ciudad

Jueves 04 de Febrero de 2021

El edificio abandonado ubicado en la esquina noreste de Suipacha y 9 de Julio de la ciudad de Santa Fe retomará la construcción, según afirmó el propietario del inmueble. Luego de más de 26 años, las obras comenzarán aproximadamente en dos meses.

Embed

Mario, propietario mayoritario del edificio, declaró: "Lo que queremos es terminar la obra. De acuerdo a lo que tenemos proyectado con el equipo de la constructora la terminación puede oscilar entre un año y un año y medio".

"La verdad causa mucha tristeza ver el edificio. En dos meses la sociedad va a ver cambiada la fachada y va a estar terminado en menos un año. Quiero que se termine lo antes posible", destacó.

La razón por la que se pararon las obras fue un juicio entre la empresa constructora y la EPE. Por un error en los planos de la empresa energética, los constructores rompieron un caño de luz y dejaron sin electricidad a toda la ciudad.

"Se podría haber solucionado en 15 días y duró 11 años. La EPE terminó pagando 11 millones", afirmó.

edificio 9 de julio y suipacha mario dueño.jpeg
Mario, el dueño del edificio famoso por su fachada abandonada y llena de grafitis, afirmó que las obras comenzarán en un mes y medio o dos meses.

Mario, el dueño del edificio famoso por su fachada abandonada y llena de grafitis, afirmó que las obras comenzarán en un mes y medio o dos meses.

La historia

La obra se paró a fines de 1994, cuando los albañiles rompieron un caño de electricidad. “La gente que es mayor se debe acordar que dejaron a toda Santa Fe sin luz por varios días, o varias horas. Eso le trajo una pérdida muy grande a los comercios”, recordó Mario.

“Lo recuerdo como si fuera hoy, yo vine a las tres periciales a los 10 días que la EPE le embargó los bienes a la empresa constructora. Esto fue muy simple: la EPE en un plano le marcó la distancia donde pasaba el caño. La constructora se tomó el trabajo de, en vez de socavar a 20 centímetros, socavar a 40 cm de donde le había marcado la EPE. Cuando perforó a los 20 centímetros estaba el caño”, contó el dueño de siete de los 11 pisos del inmueble.

edificio 9 de julio y supiacha abandonado 2.jpg
El edificio ubicado en Suipacha y 9 de Julio.

El edificio ubicado en Suipacha y 9 de Julio.

edificio 9 de julio y supiacha abandonado 1.jpg
El edificio ubicado en Suipacha y 9 de Julio.

El edificio ubicado en Suipacha y 9 de Julio.

edificio 9 de julio y supiacha abandonado 3.jpg
El edificio ubicado en Suipacha y 9 de Julio.

El edificio ubicado en Suipacha y 9 de Julio.

“Los directores de la EPE podrían haber tenido mejor criterio, y podrían haber dicho «disculpeme, le levantamos el embargo y le arreglamos el caño». La EPE por ser cabezadura o por algunos intereses en el medio no lo hicieron, a pesar de que vieron el error”, explicó.

“Yo estuve en dos inspecciones oculares. Se podría haber solucionado en 15 días y demoró 11 años judicialmente lo de la EPE contra la empresa y la EPE terminó pagando 11 millones de dólares”, concluyó sin rodeos.

La Justicia y la burocracia le costaron a Mario 26 años de ganancias, y más. “Los dueños de la empresa constructora, además de quedarse con la plata nuestra que abonamos en 1994 y 1995 comprando los departamentos que se iban a hacer para entregar los primeros días de 1996 se quedó con la plata de la EPE y se fue”, precisó.

En ese momento, en pleno menemismo, estaba el uno a uno pero la a plata la perdió igual. “Imaginate si yo hubiese tenido terminados los siete pisos que compré y los hubiese alquilado, ni siquiera vendido, el valor sería incalculable”, reflexionó.

Un dato curioso, según Mario, es que el mismo caño de la discordia sigue pasando por el mismo lugar y sigue siendo muy relevante.

Embed

El abandono

“Todo esto era un basural desde el 94 hasta la fecha, antes no se podía caminar”, resumió Mario al entrar al edificio, donde se pueden ver escombros y objetos apilados. “Tapamos muchas veces si se metía gente de la calle, gente a dormir, hubo peleas con arma blanca... Hace unos años hemos tomado serenos y limpieza por los perjuicios que le ocasionaban a los vecinos. Ratas, mugre y la gente que se metía adentro”, informó.

Además, señaló que los huecos en las paredes son debido al robo de todas las instalaciones eléctricas y de gas, que ya habían sido colocadas en 1994. No dejaron nada.

Según informó el propietario, en un momento llegaron a sacar a 20 personas del edificio y hasta hace dos semanas, incluso con seguridad y obreros trabajando, había gente que insistía en volver a ingresar porque vivían ahí.

edificio 9 de julio y Suipacha HOY 2.jpg
Se retomó después de dos décadas, la construcción del edificio ubicado en 9 de Julio y Suipacha.

Se retomó después de dos décadas, la construcción del edificio ubicado en 9 de Julio y Suipacha.

edificio 9 de julio y Suipacha HOY 1.jpg
Se retomó después de dos décadas, la construcción del edificio ubicado en 9 de Julio y Suipacha.

Se retomó después de dos décadas, la construcción del edificio ubicado en 9 de Julio y Suipacha.

Volver a empezar

"Esto es volver a vivir", dijo Mario a UNO Santa Fe. "Yo no pude hacerme cargo de terminarlo por el dinero que aboné en el año 94 y muchas circunstancias que han pasado en la vida. Si no yo lo hubiese terminado. La verdad que causa mucha tristeza ver el edificio así."

Explicó que se instaló cartelería para tapar la obra y no molestar a los transeúntes mientras se edifica. "El trabajo va a tomar un poco más de ritmo con dos empresas constructoras muy serias de Santa Fe, y entre mes y medio y dos meses empezarían las obras para terminar este edificio de tantos años", aclaró.

Con respecto a la terminación dijo que puede oscilar de acuerdo a la velocidad que encare la empresa constructora pero que como no es un edificio de mucha altura "tendría que estar en menos de un año terminada la edificación".

También precisó cómo se distribuye la estructura del inmueble: en el primer y segundo piso habrán oficinas (dan a calle 9 de Julio); en el tercero y cuarto piso habrán monoambientes; el quinto y el sexto piso son dúplex y del séptimo al noveno piso hay departamentos de dos dormitorios. El piso final, el 11, es un penthhouse de piso completo.

"Si llegamos a un acuerdo con la empresa lo que nos va a solicitar para terminarlo es pagarle con parte del edificio, y el resto los seguiremos alquilando. Es una esquina que se alquila muy rápido porque está muy bien posicionada", opinó.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario