Santa Fe

Elecciones: el balotaje y la reforma de la Constitución sobre el tapete

El aún incierto resultado de los comicios, reabre el debate sobre el sistema electoral y la necesidad de realizar cambios que garanticen la legitimidad y gobernabilidad de quien resulte electo. La necesidad de una segunda vuelta en el caso de un empate técnico y el futuro de la boleta única están en discusión.

Miércoles 17 de Junio de 2015

Son muchas las voces que se escuchan por estos días cuestionando la legitimidad que tendrá el próximo gobernador, habiendo sido elegido, sea quién sea que resulte ganador, por un margen muy estrecho de votos. De fondo, aparece nuevamente la necesidad de una reforma de la Constitución provincial que contemple cambios en el sistema político, y también en el electoral.•LEER MÁS: Comenzó el escrutinio definitivo en Santa Fe que determinará el nombre del nuevo gobernador

En diálogo con Diario UNO, Oscar Blando, director provincial de Reforma Política y Constitucional, sostuvo que “en Santa Fe no habrá una verdadera reforma política, sin reforma constitucional”, y que “esto incluye el sistema electoral”.

La Constitución establece que el Poder Legislativo se compone 28 diputados para la mayoría, y 22 proporcionales para la minoría, y en el Senado establece el sistema uninominal. Para el especialista, sobre esto se podría discutir mucho, por ejemplo, “si necesariamente el sistema de mayorías de diputados es el conveniente, o si el sistema uninominal de senadores tiene que ser mantenido así, o puede haber un Senado que tenga representación de mayorías y minorías como el del Senado de la Nación”. 

•LEER MÁS: El director nacional electoral advirtió que "el recuento de votos es ilegal si el acta está bien

De igual manera, afirmó Blando que se debe discutir si es necesario un balotaje, y recordó que en el proyecto de reforma constitucional presentado durante el gobierno de Binner, que perdió estado parlamentario, estaba prevista esta posibilidad. “Todo esto que planteaba una verdadera reforma política, fue impedido por el peronismo, y por el PRO. Por lo tanto, los que ahora reclaman balotaje y modificaciones al sistema electoral, no han permitido la reforma de la Constitución”, aclaró.

A su vez, destacó que el sistema de elecciones primarias también puede ser materia de debate y discusión, así como la boleta única. Pero, si bien son debates posibles, “la prioridad es la reforma de la Constitución para poder discutir estos temas”.

En este sentido, remarcó que la posibilidad de una reforma constitucional “siempre parece que no es oportuna y necesaria, pero cuando ocurren determinadas circunstancias se invoca la necesidad”.

Abrir o no las urnas

El director de Reforma Política también se refirió al pedido del PRO, y del peronismo de abrir todas las urnas y contar voto a voto nuevamente y señaló que “ha pasado el tiempo de las denuncias mediáticas, y llegó la hora de las denuncias en el Tribunal Electoral, porque las denuncias en los medios de la primaria, no tuvieron su correlato en lo que pasó con el escrutinio definitivo”.

Además, agregó que en el escrutinio definitivo, lo que se verifican son las actas, y que el código electoral no dice que se deben verificar los votos. “Si hay acuerdo entre los fiscales y no hay ninguna observación, esas actas tienen validez y no se necesitan abrir las urnas. Ahora, por el contrario, si hay votos recurridos, impugnados, y si hay mesas impugnadas por el propio Tribunal, ahí si es posible que se decida abrir las urnas y contar los votos. Pero solo en estas circunstancias, porque la ley presume que las actas constituyen un elemento fundamental”, aclaró.

De todas maneras, Blando reconoció que es el Tribunal Electoral el órgano que debe decidir esto, pero que el pedido de una apertura total de votos y de urnas, merece una fundamentación muy válida para que el Tribunal la conceda o no, porque no está previsto legalmente. Sino solo se abrirán las urnas y se contarán los votos en donde hay discusiones. 

Por último, el funcionario sostuvo que “las sospechas electorales infundadas” tienen una estrategia política de ciento por ciento de eficacia. Porque “si se mantiene el resultado en el escrutinio definitivo, como sucedió en las Paso, ya no se podrá hablar de fraude, pero quedará la duda”. Y si se modifican los resultados del escrutinio provisorio, “la respuesta será de que se quiso hacer fraude. Por lo tanto, esta irresponsable sospecha lo que hace es deslegitimar al sistema democrático y político. Me remito al escrutinio definitivo, que es el único legal y es el que despejará todas las dudas”, finalizó.

Una reforma urgente

Consultado por Diario UNO, el constitucionalista Domingo Rondina señaló que “el sistema electoral santafesino tiene una urgente necesidad de ser reformado y está dando sus últimos estertores en esta elección”. 

Para el jurista, hay cuestiones que requieren una reforma constitucional y que son mucho más importantes que las que habitualmente le preocupan a los políticos. En este sentido, insistió en la necesidad de darle estabilidad y legitimidad de origen a las autoridades y que para eso hay que pensar seriamente en establecer una segunda vuelta electoral. “Los balotajes son útiles para asegurar la legitimidad de origen, y el amplio acompañamiento electoral a quien llega a un cargo ejecutivo”, destacó. 

De igual forma planteó una reorganización del órgano electoral a nivel constitucional. “Creo que tenemos que ir hacia un órgano administrativo, como puede ser una Secretaría Electoral del Poder Ejecutivo, pero profesionalizada”. Para Rondina, este órgano debería ser el encargado de conducir los procesos electorales y tomar todas las decisiones operativas, y a su vez habría que crear un Tribunal Colegiado, de instancia pública que esté formado por tres jueces especializados en derecho electoral, que sean la única instancia de apelación de las decisiones del órgano administrativo electoral. “De este modo tendríamos un control judicial y análisis de la legalidad, y el órgano electoral no estaría en el control de la elección propiamente dicha”, argumentó.

Otros puntos a discutir

Rondina piensa que es necesario además revisar a nivel legal el régimen de partidos políticos en la provincia porque está desfasado, y “hoy es más difícil crear un partido en Santa Fe que a nivel nacional”. Además, hizo hincapié en la necesidad de revisar los financiamientos de las campañas, la rendición de cuentas, la publicidad electoral, las estructuras de los partidos, y cómo se asegura la democracia interna de los mismos.

Por último, también dedicó un párrafo a la revisión del sistema de votación y dijo: “Creo que la boleta única en estas elecciones ha dado su canto del cisne, porque es la gran responsable en las dificultades para el voto y en el escrutinio. Además, tiene un defecto de fondo, es un mecanismo que apunta a los proyectos personalistas y esto lleva al desmembramiento de los partidos”. 

Para el constitucionalista, la boleta única ha dejado a los santafesinos “al borde de elegir un gobernador con 2.000 votos de diferencia”, y por este motivo insistió en “buscar mecanismos constitucionales para mejorar la legitimidad, y la estabilidad de los que resultan electos después de los procesos electorales”.

¿Te gustó la nota?