heladerías

En la ciudad de Santa Fe ponen un tope al precio por kilo del helado

Desde la Cámara de Heladerías de Santa Fe informan que el sector tuvo una caída de ventas del 18% por la pandemia pero aseguran que no habrá un aumento anormal

Miércoles 03 de Febrero de 2021

Luego de los aumentos de combustible, alimentos y servicios como el agua y la luz, lo lógico es suponer que todos los comercios y gastronómicos trasladen sus costos a los precios. Sin embargo, desde la Cámara de Heladerías de Santa Fe anunciaron que no habrá suba de precio en el helado.

Así lo dijo su titular, Luis Hediger, quien informó que el kilo de helado en Santa Fe está en un tope de $950 desde noviembre, y que no se prevé un aumento por fuera de lo normal. “Históricamente se hacen tres aumentos en el año, al inicio de la temporada, en la mitad y luego al final de la temporada”.

Aseguró que la luz es uno de los gastos indirectos fundamentales de las heladerías, pero que el aumento de la tarifa “estaba más que sabido que iba a pasar, no es que nos mata la luz, el gran enigma es poder vender”.

En números, es innegable que la pandemia afectó a los negocios locales. Según la comparación entre enero de 2020 y enero de 2021, la cantidad de helado vendida bajó un 23%; no obstante la disminución de las ventas durante todo el año pasado con respecto al anterior es de “un máximo 15% o 18%”, informó Hediger.

Según el representante de la Cámara la caída “no es abismal” ya que venían con un aumento “de a puchitos”, pero sostenido, del 2 o 3 por ciento al año. “La alarma que suena ahora es que desaparecieron los ATP. De acá a mayo y abril las heladerías pierden la temporada de venta y ahí se va a notar el bajón. Hoy la disminución no es alarmante”, sostuvo.

El congelamiento necesario

Luis Hediger, quien también integra la Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica de Santa Fe, aseguró que durante la pandemia “desde nación, provincia y municipio se recibió ayuda puntual” para paliar la crisis:

  • El Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP) implementando por la nación.
  • El congelamiento de luz y agua, suspensión y facilidad de pago, y aseguramiento del no-corte, establecidos por la provincia de Santa Fe.
  • La comprensión por parte de la Municipalidad santafesina del sistema de reparto a domicilio, extendiendo los horarios en función de poder trabajar.
heladeria heladera mujer covid barbijo tapabocas helado.jpg
Salir a tomar un helado durante la pandemia de coronavirus disminuyó en un 30%, según el titular de la Cámara de Heladeros de Santa Fe.

Salir a tomar un helado durante la pandemia de coronavirus disminuyó en un 30%, según el titular de la Cámara de Heladeros de Santa Fe.

“Desde que empezó la pandemia en el fondo quedamos beneficiados porque el costo directo de elaboración quedó congelado”, expresó Hediger. “Para nosotros el delivery es una cosa más que histórica, no es que tenemos que salir a hacer publicidad de que tenemos delivery o salir a buscar en qué mandar al cadete”.

Hediger subrayó que las heladerías “desde el año 58 tenemos reparto a domicilio, que fue lo que nos salvó en 2020” y que en la ciudad “el 99% que entrega con sus propios cadetes son las heladerías, quizás algunas pizzerías”.

Tomar un helado en pandemia

El referente de los heladeros también brindó detalles sobre la forma de compra de helados en un mundo de distancia social, e-commerce y grandes cadenas.

Explicó que antes de la pandemia salir a tomar un helado le ganaba en un 70% al pedir a domicilio. En pandemia los números prácticamente se revirtieron: ahora el 60% de la gente pide helado a domicilio y un 40% lo compra por mostrador.

Sin embargo, “las heladerías siguen manteniendo un 70% de teléfono y un 30% de app”, precisó Hediger. “La comodidad de la app nadie la discute pero termina siendo muchísimo más caro que el uso normal del pedido”.

Por otro lado, de esa cantidad de personas que van a comprar su helado a la heladería, solo la mitad se queda a consumir ahí, y la mayoría elige la vereda para asegurar la circulación de aire y distancia entre clientes. “El placer de comer un cucurucho no se pierde”, opinó Hediger.

Además aclaró que hace 15 días firmaron un acuerdo en todo el país entre gastronómicos y PedidosYa que consiste en una comisión del 10 por ciento cuando el local se hace cargo de la entrega, y de un 18 por ciento cuando contratan la cadetería de la aplicación. “Fue un acuerdo que hizo la federación (FEHGRA) en base al acuerdo de los heladeros de Santa Fe”, precisó.

Por último, con respecto a las grandes cadenas de heladerías, destacó el producto de alta calidad y densidad que se produce en la zona. Finalizó explicando: "Las heladerías artesanales santafesinas no competimos con precio, competimos con servicio y con calidad”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario