Con filo del Puente Colgante

Un cuchillo forjado con pura historia santafesina

Su creador lo llamó "Santa Fe Knife" y fue confeccionado con piezas originales del Puente Colgante inaugurado en 1928. Fotos y videos

Sábado 28 de Diciembre de 2019

Diego Borsotti es santafesino y todo su arte a la hora de forjar cuchillos queda plasmado en piezas únicas que son apreciadas, valoradas y excelentemente conceptuadas por cuchilleros y usuarios de todo el mundo. Y su obra "Santa Fe Knife" (Cuchillo santafesino), es una muestra acabada de ello. Con dos elementos originarios del Puente Colgante levantado en 1928 sobre la laguna Setúbal, le dio vida a una obra de arte que lleva en su interior parte de la historia vida de Santa Fe. Más de 90 años después de su inauguración, dos pedazos se unieron para darle vida a un cuchillo a través de las manos de un artista santafesino.

Diego Borsotti 5.jpg

Hace más de 19 años, caminando por la playa los días previos a la reconstrucción del puente que colapso en 1983, Diego, que es guardavidas, se encontró con dos piezas originales de la estructura vial insignia de los santafesinos: un perno de acero y un fragmento de quebracho colorado.

• LEER MÁS: A 36 años de la caída del Puente Colgante: ¿por qué sucedió?

Luego de muchos años de atesorar dichas partes y al mismo tiempo que crecía su conocimiento y pasión por la cuchillería, Borsotti entendió que era tiempo de fabricar un cuchillo que represente a Santa Fe y parte de su historia.

Embed

Luego de más de 45 días de intenso trabajo en su taller ubicado en barrio Sur, y tras atravesar un minucioso proceso de investigación de los materiales, posibles combinaciones de los mismos y elaboración, Diego forjó el cuchillo con piezas originales del emblema santafesino, un perno de acero y parte del "piso" del puente, un fragmento de quebracho colorado.

"Con los elementos en mi taller pude fabricar un prototipo de cuchillo donde los laterales de la hoja están compuestos por el acero original del puente, mezclado su núcleo con otro tipo de acero apto para la cuchillería", contó el santafesino sobre el proceso de elaboración y continuó: "Está compuesto por acero Go Mai de laterales de un perno del puente, inox 430 y alma de Alto Carbono SAE 1095. El cabo es de un trozo de madera, quebracho colorado con un tramo rústico como en la hoja producto de la forja".

Embed

Respecto al origen de la idea, Borsotti recordó: "Todo nació investigando a grandes exponentes internacionales que fabricaron cuchillos con restos de monumentos históricos de distintas partes del mundo".

"Es un verdadero orgullo llegar a confeccionar este cuchillo porque soy nacido en Santa Fe y me crié con el Puente Colgante caído; disfruté mucho su reconstrucción y hoy significa un emblema para la ciudad y el país", sostuvo el creador de la histórica y única pieza que ya tiene dueño, y que viajó al sur del país.

Diego Borsotti 4.jpg

Con 34 años y más de 10 trabajando en su taller en la cuchillería, Diego ya fabricó más de 500 cuchillos cuyos precios oscilan entre los 15 y 30 mil pesos. Inclusive, hasta se dio el gusto de recibir el llamado de uno de los cocineros más reconocidos del país como Francis Mallmann, para que le elabore una pieza de filo a medida.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario