Colón

La sorpresiva revelación de Adrián Bastía

El Polaco cumplirá 100 partidos con la camiseta de Colón este domingo en el partido contra Talleres y, pensando en lo que viene, contó algo que ilusionará y motivará a los hinchas

Sábado 09 de Diciembre de 2017

"La verdad que no llevaba la cuenta y no tenía ese dato que no es menor de cumplir 100 partidos con la camiseta que uno siempre amó". Este domingo, Adrián Bastía llegará a los 100 partidos en Colón en el duelo contra Talleres, con el que se cerrará un 2017 más que positivo. Dicho sea de paso, el Polaco cumplirá 39 años el próximo 20 de diciembre y por eso será casi como un regalo para un jugador que es hincha y que todos los días viaja desde Serodino (localidad que está a 125 kilómetros de Santa Fe) para entrenar.

Muchas veces de lo dio por retirado, pero se lo ve impecable desde lo físico y él mismo lo reconoce. Es así como en diálogo con Radio La Red 96.7, habló del momento que le está tocando pasar y de lo que se viene: "Uno tiene bien en claro que, después de dejar el deporte, queda lo humano. Por eso siempre traté de dar siempre lo mejor, con respeto y mucho sacrificio, pensando en el club más que en lo que uno podía lograr. Siempre hice las cosas por la camiseta que me tocó vestir y en este caso la de Colón, dejando de lado lo personal y enfocándome en lo grupal. Gracias a Dios las cosas en Colón me fueron bien. Incluso cuando me tocó irme recibí el cariño de la gente por lo que uno entregó e hizo. Eso es lo que me está quedando y eso es lo que el fútbol te deja".

LEER MÁS: Bernadi sacó pecho y avisó: "El equipo está por encima de las individualidades"

En todo momento, dio vuelta sobre la posibilidad latente de retir: "Te agarra una cosa cuando pensás en dejar. Esto es lo que sé hacer; desde los cinco años que corro detrás de una pelota y desde los 18 que soy profesional. El cosquilleo existe, no lo voy a negar, pero me siento pleno físicamente. Para tomar esa decisión tiene que haber varios aspectos a tener en cuenta. Sin dudas que este momento de Colón ilusiona para seguir y mucho más al estar en una nueva Copa Sudamericana. Son muchas cosas positivas que me hacen dudar de tomar la decisión. Sé que el retiro está cerca, por eso trato de vivir el día a día de la mejor manera. Hoy la idea es seguir un poquito más. Soy feliz en donde estoy. Disfruto de entrenar, no lo sufro y eso es lo que me empuja a seguir cada vez que llego a una finalización de contrato".

Hoy el Sabalero es uno de los protagonistas de la Superliga y, para muchos, luce más en la tabla que en la cancha. Respecto a esto, el volante central, reconoció: "Si es por el trabajo que hacemos, creo que nos quedamos cortos en los puntos que tenemos. Eduardo (Domíguez) nos sorprendió en su forma de trabajar y de planear los partidos. Por eso me animaría a decir que deberíamos tener más puntos. Es un trabajo intenso que se hace todos los días y cambió muchísimo a lo que era Colón y eso se ve reflejado en los resultados. A eso hay que agregarle también el orden económico que le dio José (Vignatti), que fue fundamental y por eso el club está creciendo día a día. Entrar a una copa internacional te brinda otra imagen y lo que nos planteamos es mantener y mejorar. Creo que se está logrando. Formamos parte de un proyecto muy ambicioso".

"Se formó un grupo increíble, que a la postre es clave para sacar adelante a un equipo. El grupo humando que hay dentro de Colón es de los mejores y eso hace que el resto de las cosas funcionen. Lo más importante lo tenemos, que son las personas, y después viene el trabajo fino que se hace. Estoy orgulloso de formar parte de esto", agregó.

Pero eso no fue todo, porque además, resaltó algo muy importante: "En todos los clubes uno lo que trata es de inculcarle a los chicos el sentido de pertenencia. Darle eso para que el chico después se la juegue siempre. Un ejemplo lo dio el Pipa (Lucas Alario) el otro día, que dijo que sigue a Colón desde que se fue. Por eso los mayores somos los que tenemos que dejar ese semblante".

Todo un profesional

En otro tramo de la charla, contó detalles de lo que sintió cuando le tocó jugar con Atlético de Rafaela el partido desempate por el descenso:"Deportivamente fue lo más difícil que me tocó afrontar, porque más allá de eso, tenía sentimientos por el otro club, que en este caso era Colón. Traté de tomarlo lo más profesionalmente posible y lamentablemente le tocó a Colón descender. El destino me puso eso en el camino y tuve que afrontarlo, porque estaba trabajando para Rafaela, pero sabiendo que había sentimientos muy fuertes por el rival. Son cosas de la vida y no puede decidir sobre eso, va más allá de uno. Fue uno de los momentos más difíciles de mí carrera".

Otro de los temas que sembró mucha polémica fue la salida de Gerónimo Poblete. En este sentido, argumentó: "Hay que escuchar ambas campanas. En su momento el club estuvo bastante desorganizado y donde no se firmó el contrato. Son cosas muy delicadas y muy personales y sin dudas que a nadie le gusta que un jugador se vaya así, más con la características de Gerónimo, que estuvo tantos años en el club. Ojalá no se llegue más a eso, porque es lo mejor para todos. Fue todo muy revuelto y por eso terminó así. Calculo que eso no lo volverá a permitir José. Tanto Colón como Gerónimo salieron heridos. Charlé muchas veces con él, pero son cosas personales y por más que uno aconseje, queda en cada uno".

En el final, no esquivó la posibilidad de trabajar en un futuro en las inferiores: "Me encantaría, porque es lo que mejor sé hacer. Tengo mucha experiencia y me gustaría devolverle al fútbol algo y si es en Colón mejor".

¿Te gustó la nota?