Elecciones 2019

Del Frade no quiere que "la política le pida permiso a los dueños del dinero"

El diputado del Frente Social y Popular busca renovar su banca en la Legislatura y dijo que cree en una izquierda abierta, que llegue a las mayorías

Jueves 11 de Abril de 2019

El diputado provincial por el Frente Social y Popular, Carlos Del Frade, visitó los estudios de UNO en la Radio y se refirió a varios de los temas en los que está basando la campaña su espacio político.

"Estamos muy felices porque le demostramos a la gente que somos de izquierda, amplia, con mirada y con crecimiento, buscando otros sectores. Pero que laburamos mucho, no faltamos nunca. Eso se lo podemos decir a la gente para que deje de decir esa ignorancia fomentada de que «todos los políticos son iguales»", dijo el diputado del Frente Social y Popular cuyo frente ya presentó 85 proyectos de ley.

"A mí me gusta –amplió– una izquierda que busque a las mayorías, que no se quede solo con la idea de tener razón, mirándose al espejo y diciendo que se va a ir de esta vida dejando la bandera limpia. Esa es una hermosa frase de Trotsky, que dicha por Trotsky tiene un valor extraordinario. Pero creo que nosotros necesitamos que la gente nos dé la posibilidad alguna vez de gobernar porque claramente el desastre en la Argentina nunca fue de la izquierda. Y creo que en la Legislatura nuestras ideas pueden ser resistidas en algún momento, pero más temprano que tarde se terminan imponiendo".

Sobre la distribución de la carga impositiva en la provincia, el legislador dijo: "No puede ser que la gente pague una locura de luz, de agua, de inmobiliario mientras empresas como Vicentín, Cargill que facturan 100.000 pesos por minuto no paguen impuesto. Eso está mal".

"Esto es así desde 1991 cuando se firmó lo que fue el primer pacto federal, lo mismo que firmó Lifschitz hace poquito y que se llamó pacto fiscal. En aquel entonces, Menem dijo que por una necesidad de la Nación por sobre las provincias, veníamos de la hiperinflación del último período de Alfonsín, de quedarse con todo lo que tenía que ver con la exportación", rememoró.

"La base es la histórica porque cuando se implementaron dos artículos en la Constitución Nacional, el acuerdo se hizo acá, en el viejo Cabildo de Santa Fe, el 12 de septiembre de 1866. En ese momento la Argentina estaba en guerra con el Paraguay y como estaba en guerra las provincias no podían gravar a las exportadoras. Terminó la guerra del Paraguay, hace rato que terminó y hoy las necesidades son más de las provincias que de la Nación", sostuvo.

Luego Del Frade apuntó a la necesidad de tener decisión política y argumentó: "En 2006, lo hizo Misiones; en 2008, lo hizo Chaco y tuvieron solo dos problemas judiciales. Porque cuando discutimos esto, tanto el presidente de la Cámara, Antonio Bonfatti, como una de sus principales espadas, Rubén Galassi, nos dicen que no se puede cobrar. Y sí se puede, el tema es tener decisión política. La primera pregunta es: ¿Querés cobrarle?".

"La Empresa Provincial de la Energía le aumentó un 60% la tarifa a la gente, en lugar de que el gobierno de la provincia le diga a la Nación ustedes nos deben 80.000 millones de pesos, cóbrense de ahí. Pero no le puedo poner la mochila de Cammesa, que es una empresa amiga del macrismo, a los santafesinos", cuestionó.

En ese sentido cuestionó al oficialismo: "Estamos ante un socialismo que tuvo una resignación de ideales y hubo una capitulación ideológica de parte del socialismo ante el macrismo. En este frente junto a Ciudad Futura queremos tener la posibilidad para que estas cosas se sigan escuchando en la Legislatura, ingresen por primera vez en el Concejo de Santa Fe y gobernemos Rosario como vamos a intentar ahora con Juan Monteverde".

"La política va a ser más creíble cuando tenga el mismo discurso con o sin micrófono encendido. Es poco real ofrecer candidato a gobernador cuando no podés llenar un ministerio", dijo sobre la decisión de no llevar un candidato a la gobernación.

Luego fue consultado acerca de la decisión de no llevar un candidato a gobernador y al respecto señaló: "Nosotros venimos como cuarta fuerza cuestionando a los partidos tradicionales. Por eso no apoyamos a nadie. Personalmente yo creo que María Eugenia Bielsa es lo más serio dentro de los candidatos de las fuerzas tradicionales. Pero eso es algo personal".

"Hoy estamos haciendo felices campaña porque, lejos de lo que se dice que la izquierda no se junta, nosotros nos juntamos con Ciudad Futura. Y lo hicimos en contra de la idea de que la política simplemente le tenga que pedir permiso a los dueños del dinero. Basta de eso que genera un hartazgo en la gente. Son todos iguales los que responden a las grandes billeteras", expresó.

"Queremos gobernar –aseguró– y dentro de cuatro años creemos que sí vamos a tener la posibilidad de tener una candidatura a gobernador para llevar estas ideas que tendrán que hacerse carne en las grandes mayorías de la provincia".

Del Frade dijo que debe tener cerca de 300 proyectos y pedidos de informe relacionados a la seguridad y agregó: "El periodismo está hermanado con la política especialmente por un viejo concepto que dio Rodolfo Walsh que era brillante: «Escuchar bien para contar mejor lo que le pasa a nuestro pueblo». Y en la política eso es fundamental porque uno escucha a la gente en cualquier barrio y eso puede ser la base de un proyecto o de un pedido de informe".

"Hoy tenemos nichos de corrupción enormes en las fuerzas de seguridad. Hoy son más socios del delito que lo que lo combaten. Necesitamos en las cinco provincias grandes como Buenos Aires, Córdoba, Mendoza, Tucumán y Santa Fe destrabar esos nichos de corrupción. Hoy el narcotráfico es narcopolicial en las cinco provincias. De ahora en más un gobierno solo no se puede hacer cargo de la seguridad. Tiene que haber una comisión bicameral de seguimiento y construcción de información", propuso.

Del Frade es autor del libro "El lado oscuro de la Justicia santafesina", un racconto de los últimos 50 años del Poder Judicial en la provincia. Allí, asegura que hay 30 casos de funcionarios del Ejecutivo que rindieron concursos y pasaron automáticamente al Poder Judicial. "Binner en su gobierno había dicho taxativamente que eso no podía pasar. Que no podía pasar gente del Ejecutivo al Judicial, que después va a tener que controlar al Ejecutivo. Eso se fue deshaciendo a medida que pasó el tiempo y los gobiernos socialistas", sostuvo al cuestionar la "familiaridad" de algunos nombramientos para el nuevo organismo de investigaciones.

¿Te gustó la nota?