Gladiador en bancarrota

Domingo 02 de Octubre de 2011

Fue uno de los personajes más narcisista de la pantalla y se ufanó de su figura, pero ahora no tiene cómo mantenerla.

Durante dos décadas Hulk Hogan fue uno de los personajes más divertidos y odiados de la televisión norteamericana. Su papel de “machote” lo llevó a facturar millones y hasta tuvo su propio programa. Pero los excesos de todo tipo lo llevaron a que su fortuna se diluyera y se quedara ahora sin esos billetes con los que se adornó.

El rubio musculoso reconoce que está prácticamente arruinado y tuvo que vender casi todos sus bienes: mansiones, autos de lujo, joyas y más.

Hogan, leyenda viva de los “Gladiadores Americanos”, hasta ahora llevó un ritmo de vida de lujo. Pero el derroche lo dejó en casa alquilada, recordando su fastuosa mansión en Florida.

La mayor causa de su caída económica fue su divorcio en 2007 de su mujer Linda, que le dejó medio arruinado.

¿Te gustó la nota?