Coronavirus en el mundo

Estarían bajando los casos y muertes por Covid-19 en el mundo

Según la OMS, los contagios globales de coronavirus cayeron un 11% en la semana antes del 21 de febrero. Es la sexta semana consecutiva que bajan los casos

Domingo 28 de Febrero de 2021

Los contagios globales de coronavirus cayeron un 11% en la semana antes del 21 de febrero. Es la sexta semana consecutiva que bajan los casos de covid-19. Esto según datos de la Organización Mundial de la Salud. Además, según la OMS hay una caída del 20% en las muertes esta semana.

Muchos países en América latina y el mundo están viendo esta tendencia. Las vacunas de Covid-19 aún no llegan a una masa crítica suficiente para frenar los contagios, los casos de nuevas variantes siguen aumentando, no estamos ni cerca del nivel de confinamiento o restricciones de marzo del año pasado. Entonces, ¿por qué están bajando los casos de Covid-19 en el mundo?

Hay varias posibles explicaciones y entre ellas la esperanza de la vacuna.

Aunque para algunos, sobre todo en los países en desarrollo, la vacuna parezca lejana, igual es una promesa. Antonio Quispe, epidemiólogo peruano, afirma que "ante la perspectiva de poder vacunarse en unos meses, la gente adopta conductas más cuidadosas".

Sin embargo, hay expertos que afirman que puede haber un efecto de relajación por las buenas noticias de que cada vez hay más vacunas aprobadas y disponibles.

La temporada después de las festividades de fin de año fue crítica en términos de casos, hospitalizaciones y muertes. Y eso significa que las cosas solo se ven un poco mejor en comparación con cuando estaban muy, muy mal.

Es una advertencia frecuente de parte de las autoridades de salud: la vacuna no significa que haya desaparecido el virus, es apenas el principio de una larga batalla hacia el final.

LEER MÁS: Especialistas advierten que se detuvo el descenso de nuevos casos de coronavirus en la Argentina

En países de América Latina, donde reciben las dosis de las vacunas a cuentagotas, se hacen cálculos de que la población en general estaría vacunada para 2024. Falta un buen trecho por andar.

Seguir con los cuidados

Hay un cambio de comportamiento de la gente y la gente pues tal vez se está cuidando más después de ver en todos los países que hubo un aumento de casos y muchas muertes también.

Las personas han sentido el golpe y esto se generan en todos los países latinoamericanos. Ya no es que fallece un alguien a kilómetros de distancia, no, fallece tu vecino. La gente ha empezado a controlar su riesgo. En otras palabras, la gente ha empezado a seguir las recomendaciones. Usar mascarillas, mantener el distanciamiento físico, lavarse las manos, son las medidas claves para protegernos.

Igualmente, en más de un año conviviendo con el virus, los sistemas de salud se han perfeccionado y han aprendido sobre tratamientos en casa, medicinas para mejorar los síntomas, y técnicas para disminuir el tiempo de hospitalización de los pacientes más graves. Hemos aprendido, aunque a un precio altísimo.

Cabe señalar que la caída en los casos también obedece a los patrones cíclicos de las enfermedades infecciosas. Los casos vienen en aumento seis a ocho semanas y luego bajan las siguientes cuatro o cinco semanas. Es el comportamiento normal de una enfermedad infecciosa, los brotes epidémicos.

Y así como se aprendió de autocuidado, los gobiernos aprendieron que, aunque perjudicando la economía, los confinamientos y cuarentenas sirven para controlar las olas. Reino Unido, Colombia, Argentina, Perú, Francia, Alemania, España y más restablecieron restricciones de movilidad al inicio de este año, tras los escandalosos números de casos y contagios en diciembre.

La inmunidad natural

Hay otra hipótesis que barajan los expertos: la inmunidad natural puede ser mayor de la que corresponde a los casos reportados.

En Estados Unidos se calcula que de los cerca de 30 millones de personas infectadas confirmadas, el número real puede ser cuatro veces más grande, es decir, más de 100 millones de personas que realmente han tenido la infección, pero que tal vez no fueron detectadas. Entonces eso ya nos habla de un porcentaje importante de la población de los adultos 30 a 40 por ciento que puede haber pasado por la infección y hay menos personas susceptibles.

Se está lejos de la llamada inmunidad de rebaño, pero sumando esta inmunidad natural (de la que aún no se sabe con certeza cuánto puede durar) a las personas ya vacunadas, pues los números empiezan a verse más alentadores.

LEER MÁS: Coronavirus: Santa Fe registró 39 casos de los 377 que hubo en toda la provincia

¿Qué pasa con las variantes?

La variante de Reino Unido hasta ahora ha sido detectada en 101 países, la de Sudáfrica en 51, y otras menos prevalentes como la de Brasil o Japón han sido detectadas en 29 países. De muchas de estas variantes se dice que podrían ser más infecciosas, posiblemente resistentes a las vacunas, y posiblemente más mortales.

Hay que interrumpir la transmisión para bloquear el avance de las nuevas y viejas variantes. Así se evitan nuevos casos y mutaciones más peligrosas, aseguran los expertos.

Algunas de las vacunas que ya se aplican en el mundo han reportado que pueden ofrecer protección para diferentes variantes, y algunos especialistas creen que la inmunidad natural a una cepa de coronavirus podría también ayudar a proteger de enfermedades graves producto de otras variantes.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario