Judiciales

Tres delincuentes a prisión tras asaltar a un remisero y robarle hasta las zapatillas

El caso ocurrió el pasado jueves en inmediaciones de Misiones y Carranza

Lunes 29 de Abril de 2019

Tres jóvenes oriundos de barrio Yapeyú quedaron bajo la medida cautelar de prisión preventiva el domingo por orden del juez de la Investigación Penal Preparatoria, Nicolás Falkenberg. El trío está acusado de haber asaltado a un remisero de la zona norte y haberle robado su celular, dinero y hasta sus zapatillas.

Se Carlos Alberto A., Franco A. y Leonardo A., todos imputados por el delito de robo calificado por un atraco ocurrido el pasado jueves, en horas de la madrugada, en inmediaciones de Misiones y Carranza en barrio Yapeyú.

El caso fue investigado por el fiscal de flagrancia, Arturo Haidar, quien tras una serie de diligencias estableció cómo fue la mecánica criminal empleada por los maleantes.

Traslado y asalto

El jueves, entre las 2 y las 2.40, un hombre y una adolescente llegaron a una remisería de Teniente Loza y Blas Parera, en el noroeste de la ciudad. Allí, pidieron un coche para ser trasladados hacia la zona del polideportivo. El conductor del Renault 18 los trasladó y nuevamente regresaron a la remisería.

Posteriormente, el hombre le pidió nuevamente al chofer otro viaje con destino a su domicilio y al llegar a la esquina de Carranza y Misiones, la acompañante  le pidió que  detenga el auto frente a un portón que decía "chapa y pintura". A su vez, le pidió que aguardara.

Pero todo fue un engaño. Minutos después subieron dos sujetos que acompañaban a la joven menor de edad de los cuales uno portaba un arma de fuego tipo tumbera. Fue ahí cuando el remisero fue sujetado del cuello por uno de los ladrones mientras que otro lo amenazaba con el arma.

Del remís los ladrones se llevaron una suma aproximada de $2.700, un celular Alcatel y no conforme con ello, le robaron una zapatillas negras marca Adidas. Finalmente, tomaron la llave del vehículo, la arrojaron por el lugar y huyeron.

Pero el escape duró poco porque un vecino logró advertir la situación y llamó al 911 por lo que los malhechores terminaron detenidos por efectivos del Comando Radioeléctrico y puestos a disposición de la Justicia provincial.

¿Te gustó la nota?