La región

Apareció un misterioso pez en una arrocera de la zona

Sucedió en la tarde del domingo. Se trata de una especie única en Sudamérica

Lunes 18 de Febrero de 2019

Fue grande la sorpresa de los trabajadores de una arrocera en Colonia Teresa cuando en la boca de una toma de agua ven un extraño animal que al abrir su boca presentaba dientes muy similares a los de los humanos. Tras la sorpresa llamaron a los dueños de la empresa y, luego de varias consultas, se pudo saber qué era la llamativa criatura.

Se trata de un “lepidosiren paradoxa” que tiene grandes placas dentales ya que se alimenta de cangrejos y caracoles. Los especialistas aseguran que “es una joya de la naturaleza” porque solo existen tres especies de pez pulmonado en el mundo. En 2016, se registró un caso similar en la costa del río Paraná a la altura de Puerto Alvear, en el departamento Diamante, provincia de Entre Ríos.

“Este hermoso ser se metió en la bomba que toma agua del Río para regar el arroz. No sabemos qué es pero es el segundo que sacamos, a tener cuidado”, publicó en su cuenta de Facebook, la mujer que lo descubrió.

El pez de barro americano​ o pez salamandra escamoso (Lepidosiren paradoxa) es la única especie de peces pulmonados que habita Sudamérica. Se encuentra en los pantanos y aguas de movimiento lento del Río Amazonas, Paraguay y en la Cuenca hidrográfica del Río Paraná.​ Es el único miembro de la familia Lepidosirenidae. Se sabe relativamente poco acerca de este pez pulmonado sudamericano.

En su estadio inmaduro, L. paradoxa, puede verse dorado bajo un relieve negro. En el adulto, este color cambia para tornarse café o gris.​ Sus premaxilares y maxilares estas fusionados como en todos los dipnoos, también presentan una suspensión de mandíbula (donde el palatocuadrado se fusiona con el cráneo) y músculos aductores de la mándibula muy poderosos como el resto de peces pulmonados africanos. Posee un cuerpo alargado, muy parecido al de una anguila, alcanzan un tamaño de 125 cm. Las Aletas pectorales son delgadas y filiformes, en cambio las aletas pélvicas son más largas y se establecen hacia atrás. Las aletas están conectadas al hombro por un único hueso, lo que es una gran diferencia comparado con otros peces, los cuales tienen al menos cuatro huesos en su base. La presencia de este único hueso es una marcada similitud con otros vertebrados terrestres. Las branquias están muy reducidas y en las etapas adultas prácticamente son no funcionales.

Cuando la estación lluviosa comienza salen de su estivación para aparearse. Los padres construyen un nido para las crías, que tienen cuatro branquias externas y se asemejan a los renacuajos. Para aumentar la cantidad del oxígeno en el nido, los machos desarrollan estructuras extremadamente vascularizadas en las aletas pectorales, para liberar oxígeno adicional en el nido. Las crías empiezan a respirar aire a partir de las siete semanas. Las crías tienen aletas filiformes mucho más parecidas a las de los tritones.

LT10/Radio UNO San Javier.

¿Te gustó la nota?