Colón

Las lágrimas de los jugadores sabaleros

Una vez finalizada la serie desde los 12 pasos y como era lógico de imaginar los futbolistas no pudieron contener la emoción

Viernes 27 de Septiembre de 2019

Una vez que Leonardo Burián le atajó el penal a Cazares se desató una fiesta en el Mineirao y los jugadores no pudieron contener las lágrimas y la emoción que los desbordó por conseguir la histórica clasificación.

Uno de los más conmovidos fue el lateral derecho de apenas 20 años Alex Vigo quien se sentó en el césped y no pudo contener el llanto. Y otro de los más emocionados fue el Cachorro Burián quien hace muy poco perdió a su hermano en un accidente de tránsito.

El arquero se abrazó con el Pulga Rodríguez quien en los últimos días sufrió el fallecimiento de su padre. Ese abrazo entre los dos jugadores más importantes del equipo y que tanto sufrieron en estos días, resulta la síntesis de un logro histórico por el que se padeció con mucho sacrificio pero que tuvo su premio.

Embed

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario