Ovación

"Al principio, en el rugby hacíamos de todo"

Gisela Acuña ocupa un lugar en el Consejo Directivo de la Unión Santafesina de Rugby, pero fue oficial de Desarrollo, y coach de varios seleccionados.

Domingo 02 de Mayo de 2021

Gisela Acuña, quien integró el primer equipo femenino de rugby de Cha Roga Club, ha sido un motor para la actividad del deporte de la pelota ovalada. Por su personalidad, su forma de ser, y el gran compromiso que tiene, ha ido creciendo y pasado a ocupar lugares claves dentro del rugby. Primero lo hizo como jugadora, tanto en Cha Roga, como en el seleccionado de la Unión Santafesina de Rugby, como en el combinado nacional de la Unión Argentina de Rugby, al punto que logró ser capitana, lo que sin dudas la convierte en toda una referente.

Luego llegó el momento de seguir creciendo, y pasar de lo deportivo a estar presente en otras funciones. A la par de jugar se convirtió en árbitro, fue entrenadora y desarrolló el rugby femenino juvenil en Cha Roga. Posteriormente, las responsabilidades también fueron mayores, llegó el turno de colaborar como entrenadora de los seleccionados masculinos. Arrancó por el de Seven de la USR, y luego, llegó la oportunidad para integrar el staff de varios procesos del seleccionado juvenil de la USR.

image.png
Factótum del rugby femenino en Cha Roga, Gisela Acuña fue hasta hace poco oficial de Desarrollo de la Unión Santafesina.

Factótum del rugby femenino en Cha Roga, Gisela Acuña fue hasta hace poco oficial de Desarrollo de la Unión Santafesina.

El rugby requiere disciplina, compromiso, esfuerzo y mucho trabajo, y esas fueron las virtudes que le vieron a Gisela Acuña, quien, tras el alejamiento de Ignacio Irigoyen, se convirtió en oficial de Desarrollo en el ámbito de la Unión Santafesina de Rugby, siendo la primera mujer en ocupar dicha función, cuestión que cumplió con creces, y a las pruebas hay que remitirse para ello. Recientemente, en la renovación de autoridades de la Unión Santafesina de Rugby, que tiene como presidente de Esteban Fainberg, fue electa tesorera de la entidad rectora del rugby local, lo que la convierte en la primera mujer en formar parte del Concejo Directivo.

-En el rugby hiciste casi de todo...

-La realidad es que cuando era jugadora, sobre todo al principio, además de jugar, sos entrenadora, mánager, dirigentes y árbitro, sinceramente haces de todo. No teníamos designación de árbitros porque los partidos eran amistosos. Hicimos de todo; desde aguatero hasta hacer la planilla, menos médica, de todo. En 2009, me convertí en árbitro, lo hice en divisiones juveniles, y después en 2013, termino mi carrera de jugadora de selección de Santa Fe, que tuve desde que comenzó. Fui árbitro en dos Sudamericanos, y fue asistente en una competencia en San Pablo del circuito de juego reducido.

- ¿Cómo siguió tu vinculación en el rugby?

-Veíamos que nuestra franja etaria en el plantel superior de Cha Roga era muy alta, y pensamos que como varias jugadoras ya teníamos varios años, no íbamos a tener el recambio, entonces me dedicó a desarrollar el plantel juvenil, que hoy está consolidado, y que incluso tiene otro grupo de entrenadoras. Necesitamos desarrollar jugadoras y entrenadoras.

- ¿Qué lugares fuiste ocupando como entrenadora?

-En el 2000 me invitan a entrenar la escuelita de rugby de Cha Roga, lo cual fue todo un desafío. Estuve en infantiles hasta el 2010, después estaba en selección y el trabajo me exigía más tiempo, entonces fue un bypass. Retomé con M14 de Cha Roga, en 2014, estuve un año, empieza el Centro de Rugby, y Guillermo Aguilera, me llama para sumarme, me abrió las puertas, y dije, bueno vamos. Después los entrenadores del seleccionado juvenil me suman, y ahí arranqué con el proceso en M18. Después llega Luciano Bordón, me invita a seguir, y por supuesto que le dije que sí.

image.png
Fue jugadora de Cha Roga, el seleccionado de la USR y nacional femenino, y entrenadora de varios seleccionados locales.

Fue jugadora de Cha Roga, el seleccionado de la USR y nacional femenino, y entrenadora de varios seleccionados locales.

- ¿Cada vez fuiste tomando mayores responsabilidades?

-Quiero señalarte que Pica Fernández me invita a ser parte del staff de entrenadores del seven masculino, y me dio el respaldo para poder decir, puedo estar acá. Luego, cuando Nacho Irigoyen toma la posta de oficial de Desarrollo, me cita para trabajar en el área de rugby femenino. A los dos años me comunica que el no seguía en dicha función, me fracturo en el 2018, y me dice, te parece bien tomar la posta como oficial de Desarrollo, y le dije que sí. Estuve ahí dos años, y pasé a un puesto más dirigencial, pero ya en el Concejo Directivo de la USR. Lo cual es algo que me pone muy orgullosa, porque es un reconocimiento a todo lo que se realizó en el rugby femenino y su crecimiento.

- ¿Qué significa el rugby para vos?

-A mí el rugby me dio mucha disciplina en todos los aspectos de mi vida. El no darme por vencida nunca, y no aceptar un no como respuesta. Todos te dicen que tenes que plantar árboles que no verás crecer. Es la parte de la historia que me tocó vivir, y la acepto, y trato de hacerlo lo mejor posible. Me gustaría tener 16 años hoy con toda la estructura armada, pero digo no, soy la persona que soy por todas las cosas que pasamos y vivimos. Me emociono y uno mira y se da cuenta que hay que ser siempre proactiva, que fue lo que me llevó a estar en donde estoy.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario