Secciones
Ataque

Unión no pudo frenar el envión de Rivadavia en Mendoza

Los naranjas superaron al Tate por 75 a 68, en la continuidad de la Liga Argentina. Pablo Martínez fue el goleador con 14 unidades.

Jueves 27 de Febrero de 2020

Gran inicio de Unión, que en apenas 3′ se escapó 11-0, con buena defensa, circulación de balón y el aporte de sus internos. Después de un tiempo muerto local, con Tambucci como abanderado, Rivadavia redujo la brecha 12-6, pero nuevamente los rojiblancos con Godoy y Borsatti volvieron a escaparse 20-9 a los 8′. Vinieron las rotaciones de Ponce (10 pisaron el rectángulo) y Unión se llevó 22-16 el segmento inicial.

Con un posteo de White y una bomba de Silva, Rivadavia se puso a uno de movida (22-21) en el segundo cuarto. García contestó rápidamente para llevar un poco de tranquilidad con cinco puntos en fila (27-21). Desde allí, el accionar de Mosley (20) fue determinante.

De pronto, Rivadavia lo dio vuelta, el Tate no le pudo encontrar la vuelta a su defensa (29 puntos en contra en el parcial), con García (10) como referente ofensivo, pero no le alcanzó para torcer el rumbo y el conjunto mendocino se fue 45-41 arriba a los camarines.

Con un triple de Osores, Unión abrió el tercer cuarto, decidido a revertir la desventaja. Claro que los minutos iniciales fueron con baja eficacia y errores repartidos. Todo era muy parejo, hasta que Costa y Tambucci nuevamente le dieron un poco de aire al anfitrión (52-46 a los 7’30”). Ponce pidió tiempo muerto y a la salida, la tendencia se mantuvo en un trámite muy decaído. Los mendocinos se fueron en ganancia 56-51 al último cuarto.

Rivadavia tuvo a White pesando en la pintura (11+8) para tener una renta interesante (62-53) a los 3′ del cuarto definitorio. A Unión le costaba correr y en el ataque fijo era neutralizado por su adversario. Un triple de Godoy acortó el margen y Ponce realizó cirugía mayor (Martínez, Osores y Jaime a la cancha). Con 5′ por desarrollar (62-57), el DT Fernando Minelli detuvo las acciones para reordenar a sus pupilos.

Fumaneri con una bomba y dos canastas seguidas de Mosley y Castellani nuevamente extendieron la distancia (69-59) con apenas 3′ para el cierre. Fue el golpe de gracia que recibió Unión, al que volvieron a bajarle el goleo y le impidieron una reacción.

Mientras Rivadavia sumó la quinta victoria en fila, el Tate vuelve con las manos vacías para iniciar marzo en casa (3 con Tiro Federal y 8 ante Olímpico de Ceres)

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario