Policiales

Causa Bolsafé: en dos meses Mario Rossini podría quedar en libertad

El 13 de agosto vence el plazo de prisión preventiva. Si la causa no es elevada a juicio, el contador debería ser excarcelado. Sin embargo, querellantes consideran que la investigación no está completa.

Jueves 06 de Junio de 2013

“Estamos en una encrucijada. Si el 13 de agosto la causa penal que investiga el juez Falkenberg (en la Justicia provincial) no es elevada a juicio, el contador Mario Rossini debería ser excarcelado. Sin embargo, consideramos que esa investigación no está completa, falta profundizarla. Si se eleva a juicio como está ahora, se está protegiendo al Banco de Galicia, y los poderosos ganan”. La frase pertenece al abogado Enrique Muller, que lleva adelante la querella de damnificados por la megaestafa de Bolsafé Valores.

Además, el letrado indicó que si el expediente que se tramita en el Juzgado de Instrucción Penal Nº 2, de Nicolás Falkenberg es elevada a juicio, se anula la posibilidad de que esa parte del caso sea investigado por la Justicia federal, que tiene más herramientas para profundizar en las responsabilidades penales del contador.

Entre las últimas novedades del caso, se conoció la recomendación del fiscal federal Nº 2, Walter Rodríguez, de que tres denuncias del caso: la de la Comisión Nacional de Valores, el desdoblamiento por declaración de incompetencia que produjo el juez Falkenberg, y la denuncia que realizaron damnificados en la Procuraduría Adjunta de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac), sean investigadas en el fuero federal.

Profundizar la investigación

—¿Cuál es el avance de la causa que se tramita en la Justicia ordinaria?

—El juez Falkenberg pretende elevarla a juicio. Dictó el decreto mediante el cual le corre traslado al fiscal para que formule el requerimiento de elevación a juicio, de lo cual nos va a correr traslado también a las partes. Ante esa posibilidad, el interrogante es si se va a investigar la parte de la asociación ilícita, que ya está denunciada.

“También hay que ver si se va a profundizar la investigación sobre los títulos valores que se han sustraído a la quiebra de la firma Tool Research, que manejaba el juez Aldao respecto de la obra social de la Universidad Nacional del Litoral, que quedó dentro de Bolsafé Valores. Y finalmente, si se va a profundizar en las defraudaciones cometidas por Mario Rossini desde el 2002 en adelante. Todas estas cuestiones son fundamentales, y si no se resuelvan van a quedar como cabos sueltos”.

—¿Entonces cuál es el apuro por elevar la causa a juicio?

—Porque el 13 de agosto se vencería el plazo de los ocho meses de prisión preventiva. Y si no es elevado a juicio en este período, a Rossini lo tienen que liberar. El problema es que no vemos intensión de profundizar la investigación. En las últimas semanas, el juez Falkenberg citó a un montón de personas y no indagó a nadie. Mucha de esa gente, nosotros creemos que tienen responsabilidad directa en la estafa. Sin embargo, el juez los citó a audiencias informativas, en las cuales no se realizan imputaciones. Nosotros creemos que existen muchos elementos para fundar sospechas sobre estas personas, y para indagarlos. En este contexto, si la causa es elevada a juicio como está ahora, se eleva de manera incompleta y con una intencionalidad: proteger al Banco de Galicia. Sería otro caso en el cual los poderosos ganan.

“De todas maneras, si quiere seguir investigando lo puede hacer de acuerdo al contenido del artículo 208 del CPP, ya que no ha citado a los agentes de bolsa que estaban en las distintas sucursales, cómplices directos en la captación de clientes y dinero a sabiendas del destino final que le podía dar Rossini. Tampoco ha indagado a nadie vinculado al Mercado de Valores del Litoral SA, quienes cometieron las gravísimas omisiones de contralor dejando que siguiera operando, todo ello deliberadamente. Tampoco ha determinado quién ejecutaba sus órdenes de las transferencias de títulos y acciones sin el consentimiento de los titulares, los que después vendió a través del Banco de Galicia y no se sabe el destino final. Resultó una pérdida de cuatro meses esperar los resultados de la pericia que no aportó nada nuevo”.

En el fuero federal

Por su parte, el fiscal Walter Rodríguez emitió el lunes pasado un dictamen en el cual opina que las denuncias derivadas del expediente radicado en la Justicia provincial deben pasar al fuero federal.

“Más allá de aquellos conceptos expuestos en la declinatoria de competencia dictada por el Juzgado de Instrucción de la Segunda Nominación de esta ciudad, de fecha 10 de abril del corriente en los autos Rossini, Mario Enrique s/Administración Fraudulenta, los hechos descriptos por dicha procuraduría comprenden tanto la captación de ahorros del público en el mercado de valores como la prestación de servicios de intermediación para la adquisición de valores negociables, sin contar con la debida autorización”. Y agrega: “Los delitos económicos supone a bienes jurídicos supra-individuales y resultan frecuentemente, pluriofensivos, o al menos, con capacidad para realizar una afectación patrimonial de aquellas características”.

¿Te gustó la nota?