El futuro gobierno

Guzmán, el hombre elegido para lidiar con los acreedores

El investigador de la Universidad de Columbia, colaborador del premio Nobel Joseph Stiglitz, asumirá como ministro de Economía.

Sábado 07 de Diciembre de 2019

Martín Guzmán, un joven experto en los mercados de deuda y que tiene un importante reconocimiento internacional, será el ministro de Economía de Alberto Fernández. En la carrera de versiones inicia luego de los comicios de octubre, “superó” con su sprint final a colaboradores de estrechísimo lazo con el presidente electo, como Matías Kulfas y Guillermo Nielsen. Su nombramiento es una definición de las urgencias de la nueva administración y del perfil con las que pretende abordarlas.

Renegociar el enorme pasivo externo que deja la administración de Mauricio Macri, a partir de una posición “dura” con el Fondo Monetario y los acreedores, parece ser el primer punto de la agenda.

Aunque la perenne farándula de la “city” lo ve como un tapado, Guzmán es un economista conocido en el país y en el exterior. De hecho, es un colaborador muy cercano del premio Nobel de Economía Joseph Stiglitz, quien ayer lo felicitó. Tampoco es un recién llegado al universo del justicialismo, en cuyo instituto de formación política dicta cursos en forma habitual. En su doble trayectoria académica y militante fue ganando confianza y cercanía con dirigente encumbrados, desde Cristina hasta Sergio Massa y el propio Fernández.

Guzmán se graduó en la Universidad de La Plata y su formación de posgrado la realizó en Estados Unidos. Allí conoció a Stiglitz quien lo convocó a sumarse a su equipo en la escuela de negocios de la Universidad de Columbia. Allí dirige la Iniciativa para el Programa de Diálogo de Políticas sobre Reestructuración de Deuda . También es investigador asociado en la Escuela de Negocios y miembro del Grupo de Investigación del Instituto para el Nuevo Pensamiento Económico sobre Eficiencia y Estabilidad Macroeconómica, que preside Stiglitz.

Guzmán fue uno de los expertos internacionales que redactó los nueve principios básicos para las reestructuraciones de deuda soberana, diseñados para bloquear el accionar de los fondos buitres en el momento más duro de la pelea con el Estado Argentino. Esos principios fueron impulsados por el gobierno de Cristina y aprobados en 2015 por la Asamblea General de la ONU. Años más tarde, se usaron en la reestructuración de la deuda de Ucrania.

Tempranamente, Guzmán advirtió que la política de endeudamiento de Macri era “insostenible” y terminaría mal.

El investigador dictó a fines de noviembre una conferencia organizada por la Unctad. Allí propuso, refiriéndose al caso argentino, reducir a cero los pagos de intereses y capital de la deuda entre 2020 y 2021 con el objetivo de recuperar margen de maniobra para volver a crecer y garantizar la capacidad de repago.

Esta idea fue asumida por Fernández, que ayer dijo que ya trabaja con el FMI. De hecho, Guzmán fue el que recomendó no gestionar los desembolsos pendientes del organismo.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario