Educación

La situación en la escuela Lourdes vuelve a poner en agenda el debate por la ley de ESI

Diputados sancionó en dos oportunidades el proyecto, pero el Senado nunca lo trató. Ahora ingresó por tercera vez a la Cámara baja

Lunes 02 de Mayo de 2022

Este lunes no hubo clases en la escuela Lourdes de la ciudad de Santa Fe. Un alumno fue acusado por otras alumnas de la institución de un supuesto acoso escolar y, a la vez, la familia del menor habría decidido que no concurra más a la institución por sufrir situaciones de violencia y bulling. Ante esas situaciones desde el colegio decidieron que la comunidad educativa del Lourdes no pueda tener contacto físico entre sí. En la provincia de Santa Fe hace más de cuatro años que está trabado un proyecto de ley sobre Educación Sexual Integral (ESI). En dos oportunidades fue sancionado por la Cámara de Diputados, sin embargo, en el Senado nunca se los trató y las iniciativas quedaron en la nada.

La primera vez que perdió estado parlamentario fue en la conformación anterior de la Legislatura y la última fue ya con la composición actual. "En Diputados logramos los consensos necesarios, pero no logramos que el Senado ni siquiera los trate en alguna comisión como para expresar una opinión, expresar puntos de disidencias, algunas modificaciones. No pasó nada en el Senado cada vez que les llegó la media sanción de Diputados", se quejó la diputada Gisel Mahmud, vicepresidenta de la Comisión de Género de la Cámara baja.

No podrá haber contacto físico entre los integrantes de la escuela Lourdes

En diálogo con UNO Santa Fe, la diputada dijo que los senadores sólo mantuvieron encuentros con entidades religiosas donde "pudieron expresar su mirada sobre la ESI". Pero no sucedió lo mismo con "la comunidad educativa, los centros de estudiantes, los alumnos y las alumnas que están planteando esto", cuestionó la legisladora que criticó que tampoco hubo una convocatoria a la Cámara de Diputados para pensar en algún proyecto de consenso.

escuela lourdes denuncia acoso 2.jpg

"Por eso, ante la última pérdida de estado parlamentario, con Leandro Busatto, que fue uno de los autores de la media sanción conmigo, volvimos a presentar con la firma de casi todos los bloques de Diputados la media sanción que tuvo consenso. Eso significa que es nuestro piso, que con eso queremos ir a discutir al Senado cómo sacamos una ley que pueda ser un avance para la provincia de Santa Fe respecto de una ley nacional que ya tiene 15 años y que está desactualizada y que es la que nos está rigiendo", agregó.

Este 1 de mayo quedó formalmente inaugurado el período ordinario de sesiones y, por ende, la iniciativa se va a volver a discutir en las comisiones de la Cámara, probablemente vuelva a ser aprobada y vuelva a ser girada al Senado. "Esperamos que esta vez emitan una opinión al respecto en las comisiones de trabajo. Si no seguiremos teniendo situaciones como la del Lourdes, que tiene determinadas características, pero que es una más de un montón de situaciones de acoso, de abuso sexual, de falta de herramientas en las escuelas para poder abordar este tema y de la falta de un compromiso del Ministerio de Educación para abordar estas situaciones. El año pasado, por ejemplo, quedó evidenciado muy gráficamente en la escuela San José de la ciudad de Rafaela que, ante la denuncia de abusos sexuales, el Ministerio tardó muchísimo en intervenir", aseguró.

Abrir espacios de debate y reflexión

"Lo que sucedió en Lourdes son casos que se pueden generar en el ámbito de las escuelas. No es la primera vez, ni es el primer caso donde hubo una situación de posible violencia, acoso o situaciones de malos tratos entre alumnos de escuelas privadas o públicas de la provincia. Tampoco sería la primera vez, en el caso que haya denuncias contra docentes o preceptores, que haya casos de violencia de género o acoso en la provincia de Santa Fe. Por eso decimos que no son casos aislados y que eso implica que el Ministerio de Educación tiene que asumir un papel en todo esto; por lo menos debería acompañar a los directivos y a la escuela viendo cómo brindar herramientas a la institución para poder abordar la situación", argumentó.

En ese sentido, la legisladora señaló: "Me da la sensación que la escuela tiene escasas herramientas para saber cómo afrontarlo y que eso ineludiblemente lleva a una responsabilidad del Ministerio y de la Regional IV de poder pensar cómo generar los encuentros y las reuniones con los directivos para ver cómo se aborda esto, ya sea que haya situaciones de bulling para la persona a la que se denuncia que estaba acosando a alumnas o sea que haya habido situaciones de acoso de un alumno menor de edad para con otras alumnas menores de edad en la secundaria".

"Estamos hablando de todos supuestos donde hay un componente de violencia, quizá de acoso sexual y todas esas situaciones hay que poder abordarlas desde la institución", dijo y añadió: "Si la institución no tiene las herramientas y no está sabiendo cómo abordarlo, es responsabilidad del Ministerio de Educación poder intervenir y acompañar ese proceso y dar las herramientas a docentes y directivos para saber qué hacer".

"Esto no se resuelve con una decisión de los directivos donde dicen que no se pueden tocar en la escuela. Esa es una respuesta inmediata ante las denuncias, ante la situación de la que toman conocimiento. Pero no puede ser la única resolución que la escuela tome", afirmó.

Para Mahmud, eso muestra "la imposibilidad de abordar el tema de fondo, que es cómo nos tratamos entre los estudiantes, qué pasa con el respeto al otro, qué pasa con la violencia física, qué pasa con los acosos sexuales, cuáles son los comportamientos que no se pueden permitir de un varón con una compañera mujer, el valor del consentimiento para todo".

"Estamos hablando de todas las cosas que siempre dijimos que son las cosas para las que la ESI brinda las herramientas necesarias para abordarlas en el aula con profesionales capacitados, con personas que se preparan y estudian para eso. Hay que hablar y poner en palabras", remarcó.

"Si ante una situación de violencia para con un joven –continuó– empiezan a saltar mujeres que dicen que vienen viviendo situaciones de acoso, evidentemente hay espacios de diálogo, de debate y de reflexión que en la escuela no se están generando. A priori esa es la primera impresión que uno se lleva. Acá el Ministerio no puede mirar para otro lado porque no hay una denuncia penal. Si hay una situación dentro de la comunidad educativa de la escuela donde hay alumnas que denuncian acoso, hay alumnos que denuncian violencia y bulling de parte de otros alumnos, hay que tomar cartas en el asunto y poder generar los ámbitos de reflexión y de diálogo para que esto suceda".

"La ley de educación sexual e integral viene a paliar esto, a que no tengamos que llegar al punto de decir que ponemos un acuerdo de convivencia donde nadie se toca con nadie. Hay que reflexionar sobre por qué no tengo que acosar a una alumna, por qué no tengo que golpear a un alumno en el baño. Hay que educar en valores y en el respeto al cuerpo del otro", concluyó.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario