Santa Fe

Por qué acusan al procurador de la Corte, Jorge Barraguirre

Un grupo de al menos 29 funcionarios, fiscales y defensores del sistema conclusional de causas criticó duramente al procurador de la Corte Suprema de Santa Fe. Los puntos en que se basan los denunciantes.

Lunes 29 de Mayo de 2017

Si bien la denuncia hacía al menos dos meses que circulaba en los pasillos de tribunales y del propio Ministerio Público, en los últimos días se hizo conocer el disgusto en el que se encuentran fiscales y defensores de Santa Fe, Vera y Reconquista, entre otras localidades de la provincia.

A través de un escrito filtrado a los medios de comunicación que lleva la firma de 29 funcionarios, se destacaron ciertas críticas hacia el procurador de la Corte, Jorge Barraguirre, al cual tildaron de aplicar malos tratos y tener ciertas contradicciones en torno al sistema conclusional de causas.

En dicho escrito, tildan a Barraguirre de "avasallar la esfera institucional" tras tomar una serie de directivas. Según los funcionarios, el procurador "utilizó la herramienta de presión laboral para definir quién se queda y quién se va del Ministerio Público Fiscal, obligando así a que muchos funcionarios debieron alejarse por dichos motivos y en razón de los malos tratos recibidos; pidiendo traslados o solicitar el traspaso al Ministerio de la Acusación -nuevo sistema- o jubilarse".

Entre varias de las quejas que fiscales y defensores le atribuyen, aparece una basada en la cuestión económica. En este sentido, el documento presentado ante la Corte Suprema sostiene: "Se le exigió a la defensa pública viajes a Jornadas sobre Violencia de Género a Bariloche -Río Negro- y a Buenos Aires, impidiendo el derecho a percibir viáticos. Cuando se reclamó el cobro de viáticos en forma colectiva, el procurador -Barraguirre- argumentó que "con los sueldos que ganaban no tenían por qué percibir viático alguno".

Por otro lado y con los ojos puestos en torno a las causas penales que todavía quedan sin resolverse en el sistema residual, los firmantes denunciaron cierta contradicción en torno a las directivas impartidas por el propio procurador.

Una de estas contradicciones surgió en 2014/15 cuando "ordenó al Ministerio Público Fiscal de toda la provincia a instar en forma genérica e indiscriminada todas las causas penales y, a su vez en sentido contrario, ordenó directivas a los defensores generales de Cámara y Primera Instancia para que apelen esas instancias, situación que originó un cuello de botella".

En este sentido, los denunciantes indicaron que un año después, en 2016, "obligó verbalmente a instar indiscriminadamente todas las causas penales de los distintos fueros". En consecuencia, y según el escrito, "amenazó a los fiscales con aplicarles severas sanciones en caso de que utilicen el Instituto de Principio de Oportunidad para cerrar las causas sin trascendencia".

• LEER MÁS: Para 2017 se archivará el 74% de las causas del viejo sistema penal

No obstante ello, acusan a Barraguirre de que "pretendió hacer que la Defensa asesore a las víctimas e intervenga como parte querellante en las distintas causas y al explicarle a través de la Defensoría de Cámara que dicha intervención le correspondía a un CAF o CAJ, dijo: "Era para probar como experiencia piloto".

Por tal motivo, solicitaron a los miembros de la Corte Suprema de Justicia que "se dispongan las medidas conducentes a salvaguardar la institucionalidad y el buen funcionamiento del MPF". Además pidieron que se tome conocimiento respecto al funcionamiento del sistema conclusional de causas y hacer cesar las actitudes arbitrarias violentas y maltrato contra los integrantes del Ministerio Público Provincial que se traducen en verdaderos incordios laborales, afectando la esfera íntima de cada uno de sus integrantes.

¿Te gustó la nota?