Santa Fe

A 12 años de la desaparición de Natalia Acosta, la siguen buscando

Por las restricciones de pandemia, familiares y activistas postergaron las actividades que estaban previstas en un nuevo aniversario de la desaparición de la joven. "Mantenemos vigente el pedido de aparición de Natalia", expresaron.

Viernes 28 de Mayo de 2021

Natalia Acosta desapareció del centro santafesino el 29 de mayo de 2009 cuando tenía 23 años. Fue vista por última vez en la esquina de 25 de Mayo y Suipacha. Sus familiares la buscan desde entonces a su hija, hermana, prima sin encontrar respuestas. "Se la llevó una red de trata", dijo durante una década su madre María Cristina Balán, que murió en 2019 sin encontrarla. Cada año, en la fecha de su desaparición, realizaban una marcha hasta el local nocturno Místico para reclamar la aparición de Natalia. Este año, por la emergencia sanitaria de pandemia y ante las restricciones aplicadas por los gobiernos, decidieron postergar las actividades que estaban previstas.

"Lo que mantenemos vigente y siempre firme es el pedido de aparición de Natalia, a quien y a pesar del reciente archivo de la causa, seguiremos buscando", expresó la familia.

Asimismo, describieron en un comunicado: "Han pasado 12 años de la desaparición de nuestra hija, de nuestra hermana, hemos pasado por una indiferencia muy grande por parte de algunos organismos del Estado en un comienzo y por una desidia e inoperancia de parte del juez provincial Darío Sánchez, y de la fiscal federal Cintia Gómez que fueron las primeras personas de la Justicia que tuvieron a cargo el caso y que no investigaron datos y elementos que consideramos importantes para dar con el paradero de Natalia".

"Agradecemos al actual fiscal federal Dr. Walter Rodríguez que nos ha recibido las veces necesarias que trató de investigar todo lo que se pudo desde 2017, pero imaginábamos que al pasar el tiempo y ante la nula investigación en un comienzo, se podía llegar al archivo de la causa hasta dar con nuevos datos. Agradecemos también al resto de la familia, a los vecinos, a las amistades, a las militantes y organizaciones, que nos han acompañado estos años y a periodistas que han ayudado a la difusión de la desaparición", sostuvieron.

El caso

Natalia Acosta fue vista por última vez en la madrugada del 29 de mayo del 2009 en la esquina de 25 de Mayo y Suipacha donde ejercía la prostitución. Según estableció la investigación que llevó adelante el fiscal Rodríguez, Cerri habría sido cliente de la chica y ese día habría estado cerca de la joven de 23 años.

En este sentido, se detectó que las antenas de teléfono del fallecido en Las Flores y el de Acosta, estuvieron en la misma zona geográfica. A su vez, una testigo que declaró en la causa y que acompañaba a Acosta en esa esquina sostuvo que Cerri se había contactado con la joven previo a la desaparición.

Otro testimonio aportado en la causa federal determinó que Cerri le ofreció a Acosta trabajar en el bar Místico los días domingos. En dicho ofrecimiento Cerri había asegurado que era uno de los propietarios del club nocturno pero según estableció la pesquisa, el entonces imputado era un simple "relacionista público" del bar.

Muerto en la cárcel

Cerri estaba en prisión preventiva desde 2017 y fue procesado por el juez federal Nº 2, Francisco Miño, por el delito de "captación" contemplado en trata de personas tras considerar que el acusado llevó a cabo "actos persuasivos mediante el abuso de su situación de vulnerabilidad, engaño y coerción física con fines de explotación sexual".

Desde ese momento permaneció en prisión preventiva hasta el 15 de abril de 2019, cuando en el anexo Nº 1 de la cárcel de Las Flores, el hombre de 58 años falleció, según estableció el médico de guardia, a causa de un paro cardiorrespiratorio.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario