Pandemia

El sector gastronómico y el comercio alertan que un retroceso de fase resultaría "fatal"

Desde las dos entidades admitieron que un nuevo cese de los locales haría que muchos cierren definitivamente sus puertas. En la ciudad se estudian las alternativas que este viernes se conocerán para reducir la circulación de gente

Viernes 11 de Septiembre de 2020

Durante toda la semana especialistas de la salud y del ámbito de la política recomendaron que ante el aumento de casos de Covid-19 en la ciudad de Santa Fe y el Gran Santa Fe, se tomen medidas para ayudar a bajar los números con la disminución de la circulación de gente y evitar contagios, algo que ya se realizó en la zona de Rosario y Gran Rosario por 14 días, en donde se restringió una serie de actividades.

• LEER MÁS: Vuelven las medidas de restricción para el Gran Santa Fe: lo anunciarán el gobernador y el intendente

Finalmente, este viernes será el anuncio de manera oficial. Pero quienes ya vienen teniendo reuniones y tratando de consensuar acciones que no perjudiquen la actividad son los representantes del sector gastronómico y comercial. Si bien ambos mantienen contacto con las autoridades locales y presentaron sus propuestas, manifestaron que de tener que cerrar sus puertas, hay muchos locales que ya no podrán abrir nuevamente.

El presidente de la Cámara de Bares y Restaurantes de Santa Fe, Agustín Masinsky, manifestó a UNO Santa Fe: "De darse un retroceso para nuestra actividad sería fatal, algunos establecimientos con este posible cierre no podrían volver a reabrir nunca más". Por otro lado dijo que mantienen un contacto permanente con el municipio con quien elaboraron sus propuestas ante alternativas de un cierre total de los locales para que puedan tenerse en cuenta.

peatonal.jpg

"Nuestra actividad fue una de las más golpeadas producto de la cuarentena. Tenemos presente que la salud es lo primero, pero también se debe tener en cuenta que la economía necesita no estar parada. Estamos a la expectativa de lo que pueda suceder", dijo.

Por otro lado, el titular del Centro Comercial, Martín Salemi manifestó: "El comercio no resistiría ni psicológicamente ni económicamente el retroceso de fase”, en referencia a que el sector ya está sufriendo un fuerte impacto económico. Además se debe de tener en cuenta que según el último relevamiento hasta el mes de julio de este año más de 150 comerciantes debieron cerrar sus negocios. Mientras que en lo que refiere a las ventas, en el mes de agosto los comercios manifestaron que vendieron entre un 10 y 50% menos que el año pasado.

“Entendemos que vamos a convivir con el virus y que tenemos que restringir algunos tipos de actividades que hoy no son productivas y que podrían estar tranquilamente vedadas. Comprendemos además que hay que priorizar la salud, y si tenemos que cerrar lo haremos, pero para nosotros sería una pequeña solución para una situación extrema, ya que se podrían tomar algunas alternativas", cerró.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario